El Hincha

Cuffaro centenario

“Para mí es un orgullo”

Ariel Cuffaro Russo cumplirá este sábado la tremenda cifra de 100 partidos al frente de Central Córdoba, que bajo su conducción mantiene intacto el sueño del ansiado regreso a la B Metropolitana.


Guillermo Buelga

De aniversario. Ariel Cuffaro Russo cumplirá este sábado la tremenda cifra de 100 partidos al frente de Central Córdoba, que bajo su conducción mantiene intacto el sueño del ansiado regreso a la B Metropolitana.

El Charrúa afrontará este sábado un duelo clave en el Gabino Sosa ante Luján, otro de los punteros que tiene la Primera C (el restante es Defensores Unidos de Zárate), y en la previa de semejante compromiso, el DT que llegó a Tablada en enero 2015 se prestó a la producción especial de El Hincha.

—¿Qué te genera este centenar de partidos al frente del Charrúa?

—Es un orgullo, más porque es un equipo de la ciudad, un club como Córdoba al que uno quiere y le tiene mucho aprecio. Estoy muy feliz y ojalá la podamos festejar con un triunfo.

—¿Cambio mucho desde aquel 2015 a este presente?

—Sí. Aquel año fue buenísimo, lástima que no la pudimos coronar con el ascenso, pero llegar hasta lo último no fue fácil. Estuvimos a un gol y es un equipo que siempre tengo en mente y recuerdo con mucho cariño. Teníamos jugadores jóvenes, muchos que no conocían la categoría y armamos todo de cero. Este año tenemos más experiencia, jugadores con más recorrido, aunque un equipo con una idea clara.

—La experiencia puede ser clave a la hora de la definición.

—Yo creo que sí. Tenemos un equipo con gente grande y hemos apostado a traer jugadores a los que ya conocía y había dirigido. Hay que estar bien para poder demostrar todo eso, sino se hace difícil demostrarlo en un fútbol actual donde se corre mucho. Todo eso lo fuimos hilvanando de a poco y vamos alcanzando los pequeños objetivos que nos pusimos en el inicio del torneo.

—Se viene la recta final, ¿te imaginas una definición parecida a la de aquel 2015?

—Sí, va a ser muy complicado porque cada uno tiene lo suyo, jugadores mañeros, con experiencia y mañana tendremos una buena medida de eso ante Luján. Hay que tener paciencia, tranquilidad y ser inteligentes en la recta final. Debemos pesar en las dos áreas, pero empezamos a ratificar nuestro juego cuando comenzamos a cuidar más nuestro arco buscando siempre el equilibrio, porque somos un equipo que llega mucho.

—¿Qué cambiaste vos de aquel a este?

—La noto más dura porque los equipos tienen muchas mañas, no es una categoría que se ve tanto como la B Metro entonces son más permisivos que en otras categorías como Primera no suceden. Yo sigo teniendo la misma idea de juego y ahora conozco más la divisional, cómo juegan los rivales y esas cosas. Yo siempre digo que todos sabemos cómo juega Barcelona pero no le podemos ganar, entonces lo más importante es lo que vos tenés y lo que puedas generar, apunto a eso, a lo que me ha dado resultado.

—De a poco te fuiste ganando al hincha de Córdoba y hoy tienen un gran cariño por vos.

—Yo siempre sentí el afecto de ellos. Hemos pasado muchas cosas y las dos veces que me tocó arrancar estábamos complicados con el descenso, teníamos uno o dos equipos debajo nada más y fuimos en constante progreso. La profesión de técnico es la que más antipatía genera porque cada uno sabe quién tiene que jugar y esas cosas, pero a la larga nos alaban el trabajo y los resultados.

—¿Sentís que muchas veces el entorno no te valoró como se debía?

—Siempre hemos cumplido los objetivos con creces y me sentí valorado. Sé que Córdoba no tiene la repercusión de un equipo de primera, pero los hinchas nos han apoyado en todo momento, me lo hacen sentir y deseo ver el estadio lleno como en las finales ante Laferrere o Talleres en 2015 donde había diez mil personas.

—Por último, un mensaje para el simpatizante charrúa.

—Que valoren a estos jugadores que se están esforzando muchísimo, hoy tenemos un gran equipo con jugadores muy profesionales que le están poniendo el hombro y los que están siempre con nosotros saben lo valorable que es este grupo. No es fácil armar buenos grupos y equipos, este lo es y ojalá lo podamos coronar con un logro importante que es el objetivo final.

Si te gustó esta nota, compartila