Gremiales

Óxido macrista

Para los trabajadores metalúrgicos se acaba de ir un año para el olvido

El nivel de empleo del sector volvió a caer en noviembre pasado, y quedó al nivel de 2007, reveló un informe de los propios industriales. El 43% de las firmas admitió haber reducido puestos de trabajo. La producción cayó por 19 mes consecutivo y el uso de la capacidad instalada bajó al 56,3%


El nivel de empleo en el sector metalúrgico volvió a caer y acumuló una baja de 2,2% en once meses del año pasado, con lo que al comenzar diciembre de 2019 había bajado a los niveles de 2007, un retroceso de más de una década.

Los datos surgen del último informe nacional de la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Adimra), en el que el 43% de los empresarios indicó haber reducido su plantilla de personal; 46% de las empresas redujeron las horas extras, y un 16% indicó una reducción en la jornada laboral durante el mes de noviembre pasado.

Las cifras se explican en un contexto en el que la producción metalúrgica se detrajo en noviembre pasado un 7,1% interanual con el mismo mes de 2018. Y con una caída en el año de 7,6%.

Así, hacia el mes 11 la actividad alcanzó 19 meses consecutivos en caída. Y bajó a un nivel de utilización de la capacidad instalada en torno al 56,3%, casi la mitad de sus posibilidades. “Por cada máquina que funciona hay otra que está parada”, había graficado el porcentaje el titular de la Unión Obrera Metalúrgica de Rosario, Antonio Donello.

Los rubros que presentaron mayores caídas en su producción fueron fundición (13,4%), bienes de capital (12,7%) y autopartes (11,9%).

En ese panorama, el 11%, es decir más de una de cada 10 empresas del sector, confirmó haber pedido el Procedimiento Preventivo de Crisis –que establece una mesa de negociaciones por fuera de los convenios colectivos como alternativa a la quiebra y cierre– o el Programa de Recuperación Productiva (Repro), a través del cual el Estado se hace cargo de parte de los salarios en el marco de un plan de salida de la coyuntura crítica.

Por región, la producción metalúrgica de noviembre pasado en comparación con el mismo mes de 2018 cayó en Córdoba un 9,3%, en Entre Ríos un 6,7% en Buenos Aires –ciudad y conurbano– un 5,9%, aunque tomando sólo el Gran Buenos Aires el derrape alcanza al 6,8% en cifra negativa. El derrumbe medido por Adimra no alcanza esta vez a Santa Fe, que cerró el mes en positivo: 2,7%.

“La posibilidad que el sector retome la senda de crecimiento en 2020 estará determinado por el mayor dinamismo del mercado interno, el acceso al financiamiento a tasas compatibles con la producción, una inserción internacional que priorice la agregación de valor, y la conformación de acuerdos básicos entre empresarios, trabajadores y el gobierno”, expresó el informe de Adimra, en un diagnóstico en el que tanto la UOM como el gobierno coinciden.

Comentarios