Edición Impresa, País

Papelera: cierran balneario

La medida preventiva fue adoptada por las autoridades de Gualeguaychú luego de que 90 bañistas sufrieran reacciones alérgicas después entrar al río Uruguay, a 13 kilómetros en línea recta frente a Botnia.

Las autoridades del Plan de Vigilancia Ambiental de la Municipalidad de Gualeguaychú decidieron cerrar anteayer un balneario ubicado sobre el río Uruguay, frente a la pastera Botnia, luego de que 90 personas –turistas y guardavidas– presentaron reacciones alérgicas tras bañarse en el río.

La medida, que se extenderá por 48 horas, afecta al balneario Ñandubaysal, ubicado a 13 kilómetros en línea recta de la planta instalada en la costa oriental del río, en la ciudad uruguaya de Fray Bentos.

El subsecretario de Salud y Ambiente de Gualeguaychú, Martín Piaggio, informó ayer que “aproximadamente 90 personas que estaban haciendo uso del río en el balneario Ñandubaysal presentaron una reacción alérgica”.

“Todas relacionan el episodio con haber estado en contacto con el agua”, agregó el funcionario. Las personas afectadas, entre las que se encontraron los guardavidas, presentaron sarpullidos y erupciones cutáneas. Piaggio indicó que en forma preventiva fue prohibido el uso recreativo del agua “hasta tanto se conozcan los informes de las muestras que se tomaron y se evalúe lo que pudo haber ocurrido”.

Ñandubaysal es el complejo turístico más grande de Gualeguaychú, tiene capacidad para albergar 1.500 carpas y acceso a mil metros de playas de suaves pendientes.

“Los casos en masa se sucedieron en cuatro horas, desde las 16 hasta las 20 –del sábado pasado–”, contó al diario El Día de Gualeguaychú el enfermero de Ñandubaysal, Juan José Traverso.

Por su parte, el subsecretario Piaggio dijo que todos los afectados fueron atendidos de inmediato en el servicio médico que funciona en el balneario, y que el área de Vigilancia Ambiental municipal labró un acta y enviará las muestras tomadas en el agua a los laboratorios de la Universidad de La Plata y Buenos Aires.

Las instituciones educativas trabajan para la Cancillería argentina con motivo de la denuncia presentada por la Argentina contra Uruguay frente a la posibilidad de que la pastera Botnia contamine el curso de agua.

Piaggio dijo que se estudiará el origen de la situación, pero reconoció que no pasó anteriormente al funcionamiento de la fábrica. “Todos sabemos que Botnia contribuye con grandes cantidades de fósforos y nitrógenos a diario, y eso favorece la formación de algas”, detalló el funcionario. Al respecto, comentó que las algas desprenden “una bacteria” que podría “tener relación” con la afección cutánea presentada por los bañistas.

En tal sentido, aclaro que en el resto de los balnearios de la ciudad no se presentaron inconvenientes, pero todos se encuentran sobre el río Gualeguaychú.

A su turno, Roberto Marchesini, coordinador de la Asamblea Ciudadana de Gualeguaychú, comentó al canal TN: “Se están viendo cosas raras en el agua, algo hay. El fenómeno se da a solamente a unos 7 kilómetros de Botnia nada más”.

Comentarios