Ciudad, País

INFORME DE LA CAME Y CASCO HISTÓRICO

¿Papá Noel austero? Las ventas navideñas repuntaron a último momento

Las ventas navideñas se movieron este año con "mucha tranquilidad" y subieron solo 0,8% frente a la misma fecha del 2016, informó hoy la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came). En Rosario el gasto promedio fue de 700 pesos.


Pasó Papá Noel. Pero los números, para los comerciantes, no fueron los ideales. Según datos de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa y de la Asociación Casco Histórico de Rosario, las ventas navideñas se movieron este año con “mucha tranquilidad” y subieron un 0,8% frente a la misma fecha del año 2016. El ticket promedio en el país por regalo fue de 660 pesos, mientras que en la ciudad fue de $700.

Así surge de la medición a precios constantes realizada por la entidad entre el 22 y 24 de diciembre en 1.800 comercios pequeños y medianos del país.

Fue una Navidad poco habitual para el comercio, ya que las compras comenzaron mucho más tarde que otras veces.

“Lo que finalmente terminó definiendo la tendencia positiva de la fecha fueron las ventas a última hora del sábado y media tarde del domingo”, indicó el reporte.

Fue la consecuencia de una previa particular debido a que el lunes se sucedieron disturbios en Capital Federal mientras el martes hubo paro.

Esto derivó en que la gente se movilizara en los últimos días a comprar ya que en la semana regresó muy tarde, sumado a algunos cortes de luz que se sucedieron en los últimos días.

Además, muchos esperaron hasta el final especulando captar las mejores ofertas.

Los negocios que no tuvieron promociones generosas, descuentos adicionales o cuotas sin interés, tuvieron poca dinámica. El resto, mientras pudo resignar rentabilidad, vendió muy bien.

Durante sábado y domingo, en una recorrida por los centros comerciales a cielo abierto o calles de barrios y avenidas de grandes y medianas ciudades, se podían ver locales repletos de gente.

Por un lado, se observaron colas hasta la puerta para pagar, y al lado, otro local del mismo rubro vacío o menos concurrido. Aun así, la fecha no fue mala, aunque es cierto que los empresarios esperaban más. Sobre todo con muchos trabajadores que ya cobraron el aguinaldo y la mejora en el empleo y el poder adquisitivo del sueldo de los últimos meses. Pero hubo mucha competencia de las grandes cadenas con precios imbatibles para los negocios más chicos.

Lo mismo sucedió con los miles de vendedores ilegales instalados en ‘saladas y saladitas’ que acapararon buena parte del mercado y los manteros que, por ejemplo, en la Ciudad de Buenos Aires, coparon las veredas en el barrio de Liniers y regresaron a la Avenida Avellaneda, en el barrio de Flores, para aprovechar el periodo navideño.

En algunas ciudades fronterizas a Paraguay, Chile y Bolivia, ayudaron a recuperar consumo los controles más estrictos sobre lo que ingresaba de esos países, especialmente en electrodomésticos.

Las tiendas locales ayudaron a desanimar la importación hormiga poniendo a disponibilidad del público financiamiento de 6, 12 y 18 cuotas sin interés.

Hubo un plan diseñado especialmente por Came-ATACYC que permitió ofrecer 12 cuotas sin interés todos los días para todos los rubros.

El público aprovechó la financiación todo lo que pudo. El ticket promedio se ubicó en $660 esta navidad, un 24,5% por encima de 2016.

Rosario: ventas en alza

Un informe de la Asociación Casco Histórico detalla que el nivel de ventas mejoró levemente en relación al año anterior, pero que quedó a un punto por debajo del alcanzado en 2015. Mientras qiue el ticket promedio fue de 700 pesos.

“El consumidor ávido de compras a buen precio y calidad se volcó al casco histórico tentados por ofertas, descuentos, sorteos y regalos por compras, en un entorno seguro y estacionamiento sin cargo en una amplia zona”, reconoció Fabio Acosta, referente del Casco Histórico.

“La liberación del estacionamiento en vísperas de las Fiestas, la presencia constante de la Guardia Urbana en las peatonales para sostener el orden y la convivencia, incluso el día domingo 24 y el pleno funcionamiento del operativo ‘Felices fiestas’, fueron claves para que el casco histórico funcionara como lo hizo esta semana previa a la Navidad”, agregó Acosta.