Espectáculos

En pandemia

Pakapaka y organismos nacionales por niñes, adolescentes y familia, finalistas en los Premios Obrar

Además de la señal infantil del Estado, UNICEF Argentina, Inauta Arte y Comunicación y la Secretaría Nacional de niñez, adolescencia y familia esperan recibir su galardón en la entrega virtual del 4 de diciembre. Es por la serie “Me quedo en casa”, en la categoría Contenidos con impacto positivo


Pakapaka, la señal infantil de Contenidos Públicos de la Secretaría de Medios y Comunicación Pública, junto con la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, UNICEF Argentina e Inauta, Arte y Comunicación fueron seleccionados como finalistas de la 11ª Edición de los Premios Obrar por la serie Me quedo en casa, dirigida por Marcela Ruidiaz y Esteban Gaggino, en la categoría Contenidos con impacto positivo y esperan obtener el galardón el 4 de diciembre, desde las 10, en el marco de una ceremonia virtual.

Estos premios son el reconocimiento que entrega el Consejo Publicitario Argentino a las mejores comunicaciones con impacto positivo, aquellas que buscan transmitir un mensaje alentador y generar un efecto favorable en la población. Habitualmente, abordan realidades y causas sociales, económicas y ambientales, y buscan movilizar al interlocutor para generar empatía con dicha causa. En ocasiones, incentiva el ejercicio de la ciudadanía y del compromiso social.

La serie Me quedo en casa (que luego cambió de nombre: Yo te cuento) surgió en el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio para controlar la pandemia del covid-19. Se trató de una serie de siete microprogramas de animación, con una duración de entre uno y dos minutos, que buscó acompañar a chicas y chicos durante la pandemia, y alzar sus voces.

Para la realización de la serie, se convocó a niñas y niños de diversas provincias del país para que enviaran audios en los que hablaran del “contexto coronavirus”: las nuevas rutinas a partir de la cuarentena, sus miedos, cómo pensaban e imaginaban el futuro cercano, sus juegos, propuestas creativas, que dejaran volar su imaginación para compartir qué soñaban o qué quisieran que cambiara en el futuro lejano.

A partir de los audios enviados, se realizó una selección buscando variedad en las temáticas y puntos de vista, con equidad de género y representatividad de la diversidad en las realidades económicas, sociales y geográficas de los/las participantes, incluyendo niños y niñas con discapacidad intelectual. Con este material, se desarrollaron micros animados con la técnica de collage.

La serie propuso amplificar las voces de las infancias como un ejercicio de interacción y participación en el diálogo público y fue un aporte para ayudar a chicas y chicos a transitar el momento inédito en la vida de todos y todas. Ellos y ellas tuvieron, y tienen, muchas cosas para decir, y es importante garantizar su derecho a ser escuchados.

Yo te cuento propuso además un lenguaje participativo, apostando a la integración y a un verdadero intercambio capaz de aportar a la construcción de sus representatividades.

Comentarios

10