Ciudad

Acto de protesta

Padres de alumnos del Poli se sumaron a la lucha docente

Participaron de un acto de protesta frente a la institución. Profesores de la Universidad Nacional de Rosario y de la UTN iniciaron un paro por tiempo indeterminado para exigir una convocatoria a paritarias.


El Politécnico en la calle, en defensa de la educación pública. Bajo ese lema, profesores de la Universidad Nacional de Rosario y de la UTN iniciaron un paro por tiempo indeterminado para exigir una convocatoria a paritarias. “Esta jornada se hizo en el marco de la defensa de la universidad y de la educación pública. Estamos atravesando por un problema muy grave que es el salarial. Los docentes tuvimos dos reuniones, ni siquiera son paritarias, en la que nos ofrecieron un 15 por ciento en cuatro cuotas. Y la última a cobrar en enero del año que viene”, expresó Pachi Gayoso, docente del Politécnico y miembro del Consejo Directivo de Coad.

La movida fue hecha por seis federaciones que nuclean a los gremios docentes: Conadu, Conadu Histórica, Fedun, Fagdut, Uda y Ctera.

La última convocatoria a discutir salarios fue en mayo pasado, cuando se ofreció un incremento salarial de un 15 por ciento distribuido en cuatro cuotas, sin cláusula gatillo, lo que fue unánimemente rechazado por los gremios.

El acuerdo paritario del año pasado venció el 28 de febrero, y los docentes sólo tuvieron un aumento del 5 por ciento que el gobierno otorgó a cuenta de futuros aumentos.

“Iniciamos un paro por tiempo indeterminado. No es un paro dominguero. Por eso estamos los docentes junto con los estudiantes y también los padres. La lucha no es de un sector, el cual otro se tiene que solidarizar. La llevamos entre todos”, advirtió el docente.

Gayoso remarcó que todos los días hay recortes en Educación, cada vez más profundos. Y que “lo poco que hay, no se ejecuta”.

“Tenemos que pasar todo el año con un 6 por ciento de aumento, que se rechazaron desde todas las federaciones docentes. La inflación ya pasó el 17 por ciento y se espera que supere el 30 antes de fin de año”, concluyó el docente.

La voz de los alumnos

Tomás Alesso es presidente del Centro de Estudiantes del Politécnico. Sostuvo que el gobierno está atacando sistemáticamente tanto a los docentes como a los estudiantes.

“Junto a los docentes del Politécnico, el centro de estudiantes de Ingeniería y del Poli nos unimos en lucha porque la educación pública está en riesgo”, explicó.

Alesso detalló que el recorte del presupuesto no sólo afecta a los sueldo; también las condiciones edilicias.
“No hay dinero para que se puedan hacer obras. Faltan aulas, bancos y sillas. Después de la sentada que hicimos en mayo pasado se arreglaron algunos salones pero aun así la parte edilicia sigue siendo un desastre. Los techos se siguen cayendo”, dijo.

La voz de los padres

René Cordero es una de las integrantes del grupo de padres del Politécnico que apoyan el reclamo docente.
“El avasallamiento que está pasando la educación pública nos preocupa. La educación no es un privilegio, es un derecho. Y muchos se están perdiendo la posibilidad de estudiar”, dijo.

Cordero explicó que apoyan la lucha docente porque es “inadmisible” que hayan recibido un 5 por ciento de aumento, con una inflación que está proyectada a más del 30.

“Acompañamos a los docentes y a nuestros hijos”, señaló.

Respaldo firmado

Madres y padres de estudiantes secundarios de la UNR emitieron un documento en el que se manifiestan “en defensa de la educación pública y gratuita y en apoyo a la lucha docente en sus reivindicaciones salariales”.

“La Universidad Pública está sufriendo una ofensiva por parte del gobierno nacional en el marco de un brutal retroceso de derechos y conquistas sociales. Tanto los polos de producción tecnológica y científica como las universidades y sus colegios dependientes están siendo objeto del vaciamiento de sus recursos y de acotamiento o desaparición de las partidas presupuestarias para un funcionamiento acorde a sus necesidades. Esto se manifiesta a través de la ausencia de financiamiento para los requerimientos de la currícula  ordinaria, para los programas de incentivo, para entrenamiento y participación en olimpíadas, es decir una retracción del presupuesto educativo, y en la negación sistemática para aceptar paritarias libres y sin techo, que los trabajadores docentes vienen reclamando en procura de un salario digno”, dice el documento, en el que denuncian que “la Universidad Pública se encuentra en riesgo” y sostienen que “se la debe defender desde todos los frentes posibles sosteniendo el carácter público y gratuito de la educación”.

Por esas razones, madres y padres de los alumnos de las secundarias de la UNR –el Instituto Politécnico Superior, el Superior de Comercio y la Escuela Agrotécnica de Casilda– hicieron saber su rechazo a todo recorte presupuestario en universidades nacionales y su apoyo a los reclamos salariales y a las acciones implementadas por el gremio docente, y exigieron al Ministerio de Educación nacional “la convocatoria a representantes sindicales a discutir un salario en concordancia con los niveles inflacionarios”.

“Está en nuestras intenciones hacer conocer al resto de la ciudadanía la difícil problemática que atraviesa la Universidad y la educación pública en general”, concluyeron.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios