Política

Saglione advierte

Pacto Fiscal: se demora aval de la Legislatura santafesina


Gonzalo Saglione, ministro de Economía de Santa Fe.

La provincia de Santa Fe perderá casi 300 millones de pesos en enero por recursos del Fondo Sojero y del Impuesto al Cheque que se dejarán de percibir de parte de la Nación. Se debe a que la Legislatura provincial aún no votó la ley de adhesión al Pacto Fiscal firmado en noviembre entre el gobernador Miguel Lifschitz y el presidente Mauricio Macri. Además, desde Cambiemos dijeron que la falta de aval legislativo también condiciona el cobro de la deuda millonaria por descuentos indebidos sobre la coparticipación federal.

“Si no adherimos al Pacto Fiscal, dejaríamos de percibir el Fondo Sojero con la contradicción de ser la provincia que más aporta”, señaló este jueves el ministro de Economía de Santa Fe, Gonzalo Saglione. “En lo que va de enero la provincia ya no viene recibiendo esos fondos y eso impacta a municipios y comunas porque un 30 por ciento se coparticipa”. En el año sumarían unos 4000 millones de pesos.

La provincia de Santa Fe aporta alrededor del 60 por ciento de los recursos que percibe la Nación en concepto de retenciones a la exportación de soja. “Unos 30 mil millones de pesos en los primeros nueve meses 2017 –explicó Saglione– y en ese lapso la provincia recibió 1340 millones de pesos del fondo. En 2018, representaría 2400 millones de pesos, un promedio de 200 millones de pesos por mes”.

Además, por no contar con el aval de la Legislatura al Pacto Fiscal, la provincia no está percibiendo la compensación por el Impuesto al Cheque. “Estamos perdiendo en enero entre 80 y 90 millones de pesos de coparticipación”, sumó Saglione en declaraciones a Radio 2.

Deuda por coparticipación

Otro de los temas vinculados al Pacto Fiscal es la deuda por coparticipación. Esta semana, el diputado macrista Federico Angelini recordó que si la provincia no adhiere “no recibirá compensaciones económicas de la Nación a través de la Caja de Jubilaciones y de distintos fondos coparticipables”, a lo cual sumó también la devolución de la deuda histórica, que la provincia calculó en 50 mil millones de pesos.

De acuerdo al Pacto Fiscal, Nación y provincia tienen tiempo hasta el 31 de marzo para ponerse de acuerdo en el monto de la deuda –que a valores históricos es de 23 mil millones– y en la forma de pago.

En ese sentido, el gobernador Miguel Lifschitz aclaró que la deuda de la Nación “no tiene nada que ver” con el acuerdo fiscal firmado en la Casa Rosada. “Son dos cosas distintas. La deuda de coparticipación de la Nación con la provincia de Santa Fe está determinada por un fallo de Corte Suprema de Justicia (de 2015), que es inapelable. El gobierno nacional, como todos los ciudadanos argentinos, tiene la obligación de cumplir con esa resolución judicial”.

En declaraciones a LT8, Lifschitz indicó que “esa cláusula es un compromiso mutuo, vinculada al consenso de las partes. Si no fuera así, la sentencia está firme y la obligación de saldar la deuda sigue en pie”.

No obstante, el gobernador admitió que “es necesario” que la Legislatura apruebe el Pacto Fiscal “por motivos que tienen que ver con recursos que deben llegar a la provincia y que no llegarán en la medida en que no se formalice esa aprobación”, en relación al Fondo Sojero y la coparticipación del Impuesto al Cheque.

“Son recursos que compensan por los cambios tributarios nacionales y que permiten sostener las finanzas de las provincias. Son aproximadamente 4.000 millones de pesos en el año, vinculados a la aprobación de la Legislatura de ese documento”.

“Pero esto no es un obstáculo para el tema de la deuda por coparticipación. El gobierno nacional debe pagar esa deuda. El acuerdo fiscal establecía un compromiso de resolverlo antes del 31 de marzo. El acuerdo debe ser aprobado por las cámaras. Entiendo que se va aprobar porque sería muy perjudicial para la provincia”, completó Lifschitz.

Si te gustó esta nota, compartila