Edición Impresa, El Hincha, Rosario Central

Cuenta regresiva

Pachi Carrizo: “Estoy con mucha ansiedad”

Federico Carrizo habló de sus sensaciones en el regreso, a pocas horas de volver a jugar en el Gigante de Arroyito.


Hace casi tres años, el 17 de mayo de 2014, Federico Carrizo jugaba su último partido con la camiseta de Rosario central antes de ser transferido a Boca Juniors. Ese día, el equipo que dirigía Miguel Russo derrotó a Argentinos Juniors por 3 a 2 en el Gigante. Y Pachi le dio la asistencia para el primer tanto a Jesús Méndez.

El domingo a los 19.10, el volante cordobés volverá a pisar el césped del estadio de Arroyito, y seguramente lo recorrerán distintas sensaciones. Por eso, no extraña que Carrizo se muestre ansioso en las horas previas al duelo con los mendocinos.

“Se llega bien en lo físico y en lo futbolístico porque se han hecho muchos amistosos; acá no hay excusas porque tanto nosotros como todos nuestros colegas estamos con ganas de empezar y de que arranque el campeonato”, dijo Pachi, que no ve la hora de que la pelota vuelva a rodar.

—Da la sensación que te vino bien que se postergue otra semana el arranque porque tuviste más tiempo para trabajar con el grupo.

—Seguro que sí. Físicamente venía muy bien porque había hecho toda la pretemporada, pero me faltaba un poco de ritmo en lo futbolístico, lo dije cuando llegué. La verdad que estas dos semanas que estuve se han hecho prácticas de fútbol muy intensas. Así que, por suerte, conseguí un poco de ese ritmo que necesitaba.

—¿Sentís que evolucionaste en la parte física y en lo futbolístico?

—Sí, totalmente. En la parte futbolística, que era lo que me faltaba, mejoré mucho y me siento mucho mejor. Ya hicimos algunas prácticas de fútbol y me sentí mejor, manejé mejor el tema del cansancio.

—¿Cómo imaginás tu vuelta al Gigante?

—Muy lindo, la verdad que tengo muchas ganas de jugar, de volver a entrar al Gigante que hace mucho que no me toca jugar. Desde que me fui, jugué un solo partido acá.  Estoy con mucha ansiedad que empiece el campeonato, que empiece a rodar la pelota, y de jugar también. Tengo muchas ganas, y la familia también. Esperemos que empiece, y pueda seguir sumando entrenamientos para estar a disposición.

—La generación de juego va a pasar por vos y Teo que se retrasa bastante para tomar contacto con la pelota. ¿Cómo te sentís con él?

—Bien, tuve algunas prácticas de fútbol con él y nos estamos conociendo. Hay muchos chicos a los que yo no conocía, son grandes jugadores. De a poco nos vamos conociendo. Pienso que llegamos de la mejor manera.

—¿Qué te pide el DT en lo táctico por la banda izquierda?

—He tenido algunas charlas con él, muy pocas. Me manifestó el deseo de que juegue por afuera, que sea un jugador vertical. Le gusta que ataque, que tire diagonales. Y a la hora de no tener la pelota, ser ordenado, dar una mano a los chicos del medio en la parte defensiva.

—Cuando llegaste lo hiciste con la incertidumbre de no saber si ibas a jugar por derecha, izquierda o el medio. La baja de Fernández hace que juegues por izquierda, posición que conocés muy bien…

—No he hablado mucho de ese tema. Siempre he manifestado públicamente de que en la mitad de cancha puedo jugar por varios sectores. Aunque, en lo personal, dónde más me siento cómodo y siento que puedo generar mejor juego es por el medio por la izquierda. Pero no tendría problemas en jugar por la derecha. Ahora que Fernández lamentablemente está lesionado, quedaba un poco vacío en la izquierda y me puso en las prácticas.

—Montero pidió mucho por tu presencia. ¿Extrañabas sentirte importante en un equipo?

—Creo que todo jugador siente eso, anhela sentir eso. Cuando tomé la decisión de venir acá, lo hice porque me iba a hacer bien, sentirme importante, ser parte del grupo, juegue o no juegue. Me sirve mucho, y voy a tratar de responder, entregarle todo al técnico que tanto ha confiado. Y también a la dirigencia por el esfuerzo que hicieron, espero poder devolvérselo dentro de la cancha.

—El Central de año pasado apostaba por la posesión. ¿Este equipo de Montero intenta ser más vertical?

—Sí, creo que sí. Tiene una forma de juego que me gusta y creo que nos gusta a todos, la estamos entendiendo. Es directo, es punzante de tres cuartos de cancha hacia adelante. Si bien todo equipo que toma la decisión de ser protagonista siempre corre riesgos en la parte defensiva que es en lo que está haciendo hincapié, estamos cómodos. Seguramente hay cosas por mejorar, pero también hay muchas que se vienen haciendo muy bien.

Hubo práctica matinal

El plantel auriazul trabajó en el predio de Arroyo Seco. Y la buena noticia para Montero es que tuvo a todos los jugadores a disposición. De todos modos, el DT uruguayo ya avisó ante Godoy Cruz no utilizará a Gustavo Colman ni a José Luis Fernández, que dejaron atrás en estos días los problemas musculares que padecían. Otro que quedará al margen es Hernán Menosse, que debe cumplir con una fecha de suspensión.

Con este panorama, de no mediar imponderables, el equipo que saldría a jugar ante los tombinos el domingo a las 19.10 formaría con: Rodríguez; Salazar, Leguizamón, Pinola y Villagra; Ferrari, Musto, Martínez y Carrizo; Teo Gutiérrez y Ruben.

En otro orden, quedó confirmado que el parido de reserva entre Canallas y mendocinos se disputará mañana desde las 9 en el predio de Arroyo.

El peor afuera de su estadio

Godoy Cruz de Mendoza es el equipo que menos puntos sumó en las 14 fechas que se llevan disputadas del actual torneo de primera división. En los 6 cotejos que jugaron en rodeo ajeno, los tombinos apenas si cosecharon 1 punto, lo que representa el 5,56 por ciento de eficiencia, la más baja de los 30 equipos que compiten en el campeonato.

A estos pobres números hay que agregarle 2 más. Por un lado, que en esos 6 compromisos recibieron 12 goles (una media de 2 por encuentro). Y por el otro, que apenas convirtieron 2 tantos, con la particularidad que ambos se dieron en el mismo partido.

En la reanudación del torneo, el domingo a las 19.10, Rosario Central tendrá enfrente al equipo de peores números jugando fuera de su cancha. Es que, en rodeo ajeno, Godoy Cruz rescató apenas 1 punto sobre 18 posibles, producto de 1 empate y 5 derrotas, todas ellas sin marcar goles.

Además, los mendocinos son uno de los 4 equipos del torneo que todavía no lograron imponerse como visitantes. Los otros 3 en cuestión son: Quilmes (3 empates y 3 derrotas), Vélez (2 igualdades y 6 caídas), y Arsenal (2 empates y 5 traspiés).

El único partido en el que los tombinos no perdieron, se dio ante Sarmiento en Junín. Eso fue por la fecha 11 de este torneo, y el cotejo finalizó 2 a 2. Los mendocinos consiguieron empatar sobre el final, con un gol de Santiago García, de penal.

En cuanto al repaso de las 5 caídas, la primera se dio en la segunda fecha, ante Independiente (0-2); la segunda en la cuarta jornada, frente a Olimpo de Bahía Blanca (0-3); la tercera ante Lanús, en la sexta fecha (0-3); la cuarta, en la jornada nueve, visitando a Quilmes (0-1); y la quinta y última en la fecha 13, contra Temperley (0-1).

En total, contemplando partidos de primera división, Godoy Cruz suma 7 partidos sin conocer al triunfo fuera de Mendoza. El último éxito tombino en condición de visitante se remonta al torneo anterior. Eso sucedió en la decimocuarta fecha, el 6 de mayo de 2016, cuando el equipo que por entonces dirigía Sebastián Méndez derrotó 3-1 a Quilmes.

Como contrapartida, el equipo mendocino es uno de los mejores del campeonato jugando en casa. Como locales, los tombinos cuentan con el quinto porcentaje de eficacia (66.67%) junto a Racing, River y Quilmes, producto de 5 triunfos, 2 empates y 1 derrota (17 puntos sobre 24 posibles).

Comentarios