El Hincha

Copa Libertadores

Pablo Pérez quería jugar, pero el oftalmólogo dijo no

El rosarino volvió hoy a revisarse en una clínica a raíz de su lesión en el ojo izquierdo y, según confesó, no debe operarse y estaba en condiciones de jugar esta tarde la revancha de la final frente a River, aunque el médico especialista que lo atendió negó que eso fuera posible


Pablo Pérez, mediocampista y capitán de Boca, volvió hoy a revisarse en una clínica porteña a raíz de su lesión en el ojo izquierdo y, según confesó, no debe operarse y estaba en condiciones de jugar esta tarde la revancha de la final de la Copa Libertadores frente a River, aunque el oftalmólogo que lo atendió negó que eso fuera posible.

“No me tienen que operar. Sí, estoy en condiciones de jugar”, alcanzó a responder brevemente a los periodistas que hacían guardia en la puerta del centro médico.

Pérez abandonó la concentración en un hotel de Puerto Madero y se trasladó hasta el sanatorio Otamendi, en el barrio de Belgrano, donde fue revisado por los especialistas en oftalmología.

El sábado, Pérez fue atendido por el médico Alejandro Weremczuk, quien aseguró que el capitán de Boca sufrió una lesión en el ojo izquierdo “que le imposibilita la visión” y que estaba “en inferioridad de condiciones” para jugar.

“Padece una conjuntivitis química, erosión conjuntival inferior y está bastante molesto”, explicó el facultativo sobre la lesión.

Y este domingo, si bien el panorama mejoró para el futbolista, el médico negó que estuviera en condiciones de poder jugar.

“Tiene una disminución de 4 décimas en la agudeza visual del ojo izquierdo, además de una lesión conjuntival y leve edema corneal. Las lesiones conjuntival y corneal mejoraron, pero la agudeza no. Está mejor que ayee, pero no está para jugar”, indicó Weremczuk en declaraciones al canal Todo Noticias (TN) antes de conocerse la postergación del encuentro.

El especialista explicó que si juega “hay riesgo de infección por el césped, la tierra, la transpiración” y sostuvo que “el ojo debería estar tapado o no estar expuesto a microorganismos”.

“Tanto para él, que es jugador de élite, como para cualquier persona que quiera jugar un partido, no es posible jugar”, precisó el médico, quien reveló que Pérez le dijo que iba a jugar.

Además, sostuvo que el mediocampista de Boca le “pidió un certificado médico de lo que se realizó y lo que se diagnosticó en el consultorio”, al tiempo que justificó que su colega de la Conmebol no haya podido constatar la lesión ocular.

“Al médico lo entiendo, no es fácil constatar la lesión en el ojo si no se tienen los materiales necesarios, como la fluoresceína y la luz de cobalto, para constatar la lesión ocular”, agregó.

Por último, Weremczuk detalló que la indicación para Pérez fue “un control en 24 horas” y un tratamiento con antibiótico en gotas.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios