Ciudad, Coronavirus

Entrevista en radio Universidad

Pablo Javkin: “La reconstrucción será casi como si hubiéramos tenido un conflicto bélico”

El intendente analizó la situación de Rosario en el marco de la pandemia. Dijo que la recaudación del Drei ya cayó un 45 por ciento

Foto: gentileza Rosario Plus

El intendente Pablo Javkin brindó una larga entrevista al programa Valor Agregado, que se emite por Radio (Universidad FM 103.3) los sábados de 9 a 11. Allí el mandatario analizó el desborde en la puerta de los bancos para el cobro de los jubilados. Además, detalló todas las iniciativas que viene llevando adelante el municipio ante la pandemia del coronavirus. Y destacó el esfuerzo de toda la comunidad y el tejido social rosarino.

-¿Qué sentiste cuando viste la indignación que se iba juntando en la city rosarina el viernes, cuando se desbordaban las colas de jubilados frente a los bancos, una imagen que por cierto se repetía en todo el país a esa hora? 

-Lo veníamos monitoreando desde muy temprano. En los barrios estada todo más tranquilo. Pero en el centro, en los bancos que pagan a jubilados, se fue juntando mucha gente. Teníamos más de 250 personas desplegadas para ordenar, pero no alcanzaban. El banco, en una de las esquinas donde más gente había, tampoco lograba hacerlo. Y por eso decidí hacerme presente.

-¿Se puede hablar de responsabilidades? 

-Si se hubiera planteado de entrada lo que luego pasó, que los bancos abrían el fin de semana, con números de terminación de los DNI, seguramente la foto hubiera sido otra. Tenemos, como país, un montón de cosas sin resolver, que ayer se juntaron. Hay muchísima necesidad de nuestra gente. Hay un sistema de cajeros que tiene tope, también. Hubo muchos que me decían que querían sacar toda su jubilación, pero el cajero automático les daría solo una parte. Además, después de una situación así, con tantos días con los bancos cerrados, abrir de golpe, no hay que abrir nada. Esta es una lección que espero nos deje a todos, sobre cómo hacer cuando termine la cuarentena.

-¿Qué reflexión te merece, a propósito, la cuarentena y la situación por el coronavirus en la región? 

-Es algo inédito. No sólo acá y en el país, sino a nivel mundial. Como lo estamos viviendo, con el vértigo que lo estamos enfrentando, nos va a llevar un tiempo procesarlo. Porque ni siquiera las guerras mundiales tomaron al mismo tiempo a tanto territorio. A nosotros, los argentinos, nos toca en un momento económico y social muy complejo, con muchos años de recesión. Y acá viene una primera etapa, que es la de aplanar la curva del virus. Pero después viene una segunda etapa, que es la de la reconstrucción. Y me animo a plantear que será casi como si hubiéramos tenido un conflicto bélico. Los esfuerzos y las medidas novedosas que vamos a tener que adoptar, para reconstruir el tejido social, van a tener que ser fuertes, porque la realidad es y será muy dura. Lo estamos viendo en el municipio. Estamos recaudando el 45 por ciento menos, ya. Por el DREI, que refleja la actividad económica. Esto significa que la vida de la ciudad, hoy, está reducida ya a la mitad.

-Sebastián Chale nos decía en la semana, aquí en la radio, que es así como lo decís vos, como si fuera el momento posterior a una guerra, en términos productivos… 

-Quizás algo similar, en términos de caída de recursos, aunque menos extendido en el tiempo, puede haber sido el 2001. Pero yo decía en estos días, analizando los escenarios posibles, que si tuviéramos una situación como la de Italia o España, con la pandemia disparada, la situación económica sería peor aún. Por eso, creo que las medidas que se han tomado estuvieron bien. Que la gente está respetando en su enorme mayoría, con mucha conducta y coraje, aún en la dificultad. Y que lo que ahora tenemos que pensar es cómo seguimos después del día 12. En nuestro caso, hemos armado el Centro de Aislamiento, vamos a recibir más respiradores, estamos aumentando la capacidad de camas críticas, aprovechando todo lo que podemos el tiempo, para lo que indican todos sería a fines de mes el pico del virus.

-Ayer hubo en Olivos varias reuniones para analizar la continuidad de la cuarentena y cómo hacer para activar, tanto ahora como excepciones, como al finalizar las medidas de aislamiento, a algunos sectores claves y la economía en general. ¿Cómo ves la situación en la ciudad? 

-Nosotros hemos puesto mil millones de pesos en créditos del Banco Municipal, que serán como un by pass, para ayudar a las Pymes y también empresas medianas, con un plazo de gracias de tres meses, a pagar sueldos. El objetivo es muy humilde en esta emergencia, es lograr en principio que no se nos caiga nadie. En lo que sigue, debemos ver cómo recomponer la actividad económica. En lo sanitario, también, esto de hacer esquemas de turnos laborales, para no aglomerar a la gente, es bueno. Lo veo con lo que pasó en los bancos y lo comparo con lo que se hizo con los supermercados. Si se hubieran mantenido los bancos abiertos, tal vez menos horas, como pasó con los supermercados, lo de ayer se hubiera evitado. Son ideas que debemos ir viendo. Quizás, mantener una actividad, aunque con menos horas y menos cantidad de gente junta, pero sostener la actividad económica. También quiero destacar, en este marco, cómo las empresas de la zona han decidido colaborar todo lo que pueden. El mundo hoy se pelea por insumos médicos.

-Cuando pasan las crisis, se impone el análisis. Y respecto a la política, uno analiza cómo se abordan los problemas. En la ciudad, ¿cómo ves el escenario? 

-El Concejo en la ciudad actuó de forma inmediata. Y lo quiero también destacar. Hay mucha pluralidad de voces. Y previo a la cuarentena, cuando fuimos decretando cierre de lugares, el Concejo se expidió rápido y apoyó. Organizó un sistema para funcionar de modo virtual ante la crisis. A veces se minimiza, pero es loable destacar el grado de madurez, que no implica no tener diferencias, o cancelar el debate político. Yendo al plano nacional, por ejemplo, con el tema de los bancos. Ayer mismo se discutía el funcionamiento de los bancos, cuando hemos dispuesto recursos millonarios para sostener un sistema financiero que se llevó fortunas. Pero ahí estuvimos cuando hacía falta, colaborando para que se pueda cobrar y que la gente no sufra. Por eso digo, cuando vos tenés crisis, te das cuenta que son necesarios el Estado y la política.

-Te escucho y pienso en New York, que está confiscando la fabricación de respiradores. Una posición inimaginable en otro contexto. Aquí en el país, cuando se quiso debatir el rol de la salud privada ante la pandemia, algunos pusieron el grito en el cielo. Pero si vemos que en Estados Unidos, en la meca de la libertad de mercado, se toman decisiones de este tono, es porque evidentemente, la crisis lo amerita. 

-Yo creo que vimos y vamos a ver en este tiempo cosas extaordinarias, a nivel mundial. Y voy a dar un ejemplo que lo digo con la libertad de estar recién arrancando, como intendente, por lo cual estoy hablando de gestiones anteriores. Nosotros en la ciudad tenemos un sistema de salud público, a nivel municipal y provincial. Tenemos el 45 por ciento de la planta municipal, vinculada a la Salud Pública. Es un caso único en la Argentina. Y tenemos también un desarrollo muy importante del sector privado en la salud.

Comentarios