El Hincha, Rosario Central

Panorama auriazul

Pablo Álvarez y Fatura Broun, los apuntados para sumarse al equipo del Kily

El defensor de 36 años, que brilló en el equipo de Coudet, tiene el visto bueno del DT para sumarse al Canalla. En tanto que la llegada del arquero de Gimnasia es más difícil que se concrete


Las reuniones de este jueves no sólo llevaron a la confirmación del regreso de Ruben, sino también a nombres que vienen resonando en el Canalla desde hace un tiempo. Tal es el caso de Pablo Álvarez y Jorge Broun, aunque la posible llegada del defensor está más cerca.

El ex Arsenal se había mostrado muy interesado en el anterior libro de pases en sumarse al proyecto que encabeza el Kily González. Incluso en octubre del año pasado durante en una nota radial afirmó que volver a Centra “es un sueño que uno anhela y quiere pero no depende de uno. Tuve charlas con el Kily y si fuera por mí ya estaría hace rato entrenando en Arroyo Seco. La ciudad y el club me genera cosas en el corazón porque manda y uno quiere volver”.

En aquel entonces, según pudo averiguar este diario, hubo una charla entre el actual DT y el futbolista, en la cual el Kily le pidió que se pusiera a punto en la parte física y que iban a evaluarlo en el próximo mercado de pases. El mercado ya llegó y es por eso que tiene el okey para que vuelva.

El defensor de 36 años, que brilló en el equipo de Eduardo Coudet, no es solo bien visto por lo que puede dar en la cancha por el entrenador sino por la importancia que va a tener al ser uno de los referentes del Central que se viene.

Otra de las prioridades que marcó desde hace un tiempo el entrenador auriazul es sumar a alguien en el arco y el nombre que quiere es el de Fatura Broun. El arquero de Gimnasia sigue en carpeta, pero aún, después de varias idas y vueltas en la negociación, su regreso no está sellado. Es que todavía hay una diferencia económica importante entre lo que pretende el arquero y lo que está dispuesto a pagar la CD canalla.

En el caso de que la diferencia no se subsane, el apuntado es el  paraguayo Juan Espíndola. El ex arquero de Nacional tiene todo acordado con Godoy Cruz, pero el hecho de que aún no haya puesto la firma con el Tomba hace que siga teniendo chances.

Esta novela se terminará en los próximos días, ya que el Kily corre riesgo de quedarse sin plan A y sin plan B.

Los que están para irse

Entre todas las reuniones que se dieron tras la derrota ante los correntinos por 3-0 que significó la eliminación de la Copa Argentina en primera ronda, se pusieron arriba de la mesa nombres de actuales jugadores a los que eventualmente se les rescindiría el vínculo. Dos de ellos son futbolistas que llegaron como refuerzos, pedidos por el Kily y que lejos estuvieron de colmar las expectativas.

Uno de ellos es el defensor Jonathan Bottinelli y el otro el delantero Alan Bonansea. En las próximas horas habrá reuniones para buscarles una salida. Otro que podría irse es Diego Novaretti: de acuerdo a lo que trascendió, el defensor no vería con malos ojos volver a Belgrano.

Por último, el plantel comenzó unas cortas vacaciones y el próximo jueves comenzará la pretemporada de cara al inicio de las nuevas competiciones. Y todo indica que para ese regreso deberá buscar un profe nuevo.

Es que la ausencia de Ernesto Colman en el entrenamiento del martes y en el partido del miércoles no cayó bien y todo indica que presentará su renuncia. Tal es así que fuentes cercanas al cuerpo técnico confirmaron que el Kily está trabajando en la búsqueda de un nuevo preparador físico.

Comentarios