Edición Impresa, Policiales

jugosos atracos

Otro golpe en el microcentro

Un autoservicio de capitales orientales fue asaltado este domingo al mediodía por un trío armado. Ocurrió a pocas cuadras de un comercio robado el viernes del que se llevaron medio millón de pesos. Hay imágenes captadas pero no detenidos.


Pasado el mediodía de este domingo, tres ladrones armados asaltaron un supermercado de capitales orientales en el microcentro rosarino y, tras amenazar y encerrar a sus dueños, huyeron con una importante cantidad de dinero que no fue precisada por la Policía. El robo ocurrió en Mitre al 1100, dos días después de otro golpe perpetrado en un comercio ubicado a cinco cuadras del lugar, y a dos de la comisaría, donde los desconocidos se llevaron un botín de medio millón de pesos.

Fuentes policiales dijeron que el robo al autoservicio chino ocurrió alrededor de las 14 de ayer, horario en que cierran el lugar los días domingo. Según informaron, tres hombres munidos de armas de fuego y blancas, redujeron al matrimonio que vive en el lugar junto a su hijo pequeño, para huir con el botín, que una fuente calculó en 400 mil pesos, aunque esa cifra no fue confirmada oficialmente, como tampoco la mecánica del asalto.

De acuerdo a esos datos, las víctimas estuvieron encerradas alrededor de media hora hasta que pudieron dar aviso al 911. “Ojalá estén bien. Son muy buena gente, en el barrio los queremos muchos”, dijo un vecino que dialogó con El Ciudadano tras enterarse de lo ocurrido.

Además de que no fue precisado el monto sustraído, tampoco se informó si los ladrones actuaron a cara descubierta, ya que ese tipo de comercios suele tener cámaras de seguridad, como varios edificios de la cuadra donde hay dos playas de estacionamiento.

El robo ocurrió en jurisdicción de la seccional 2ª, ubicada en Paraguay al 1123, que también investiga otro asalto a mano armado perpetrado el viernes a la tarde en Paraguay al 1300, cuando un cuarteto asaltó un local de materiales para la construcción y se llevó 500 mil pesos en efectivo. El golpe quedó registrado en cámaras de seguridad y según los pesquisas, los ladrones se movían en dos motos: tres se dejaron el casco puesto mientras que uno se cubrió el rostro con una cuellera.

También ese robo tuvo lugar momentos antes de la hora de cierre de la sucursal Accesaniga por lo que el dinero recaudado estaba contado y preparado para ser entregado a un camión de caudales.

Ese mismo viernes a la mañana, diez cuadras más al sur, otro golpe con jugoso botín tuvo lugar en la casa de un empresario cerealero, ex director de la Bolsa de Comercio de Rosario, ubicada en Ituazaingó al 1000. Según voceros policiales, alrededor de las 9, dos ladrones con medias de mujer sobre sus rostros ingresaron por un patio trasero a la propiedad y redujeron a su esposa y una empleada, quienes fueron encerradas. El monto sustraído no fue precisado y distintas fuentes lo calcularon entre seis mil y 500 mil dólares. El robo, que investiga el fiscal de Flagrancia Carlos Covani, fue denunciado por una hija del matrimonio que dio aviso a la Policía, pero los ladrones lograron huir antes de ser detenidos.

Pese a las cercanías de los lugares asaltados y algunos parecidos en la mecánica, ningún vocero dijo sospechar o estar investigando los asaltos en forma conjunta.

Comentarios