Asociativismo

Sorpresa y desazón

Otra ofensiva: diarios cooperativos en jaque por el papel

Denuncian un intento para liberalizar los precios del producto cambiando la ley que lo declara de interés público, vigente desde 2011. Quieren derogar los artículos que protegen a los medianos y pequeños medios gráficos, denunció Fadiccra, entidad que reúne a medios de 16 provincias


Manolo Robles (*)

La convocatoria a la comisión de Comercio de la Cámara de Diputados de la Nación se hizo entre “gallos y medianoche” para la mañana del pasado miércoles 14. Se filtró que se trataría la modificación –derogación de algunos artículos– de la ley 26.736 que en diciembre de 2011 declaró “de interés público” la fabricación, comercialización y distribución de pasta celulosa y de papel para diarios. Ante los previsibles resultados –se tratará en sesión la semana entrante con el dictamen exprés que obtuvo– la Federación Asociativa de Diarios y Comunicadores Cooperativos de la República Argentina (Fadiccra) expresó “sorpresa y desazón frente a un nuevo avance de los grupos monopólicos de la Argentina, que con apalancamiento en el Congreso de la Nación buscan modificar una ley con el único objetivo de maximimizar sus ganancias”.

La entidad circuló entre sus cooperativas asociadas el texto presentado por el diputado informante de Cambiemos en esa reunión como “fundamentos” para la derogación de los artículos que justamente protegen a los pequeños y medianos medios gráficos. Desde Fadiccra rescatan que “esa ley aseguraba que todos los medios gráficos, independientemente de su facturación, tuvieran las mismas condiciones de acceso” al vital papel para diarios. “Con los golpes de mercado producidos bajo las condiciones económicas del gobierno de Mauricio Macri –inflación descontrolada, devaluación del peso, recesión, restricciones en el financiamiento, entre otros– se suma esta voluntad expresada por diputados de Cambiemos para restringir la sustentabilidad de los pequeños medios -pymes y cooperativos- que aseguramos la multiplicidad de voces en cientos de comunidades de todo el país”.

Invocando en su fundamentación razones comerciales y de índole industrial de dudosa verificación, los legisladores que toman nota inmediata de los pedidos de Papel Prensa SA, es decir, Clarín y La Nación, descargan la responsabilidad de esta modificación en su favor por “las fuentes laborales de 475 trabajadores directos, sumadas a los trabajos indirectos, le economía forestal del Delta y la población de San Pedro”. Ninguna preocupación consta sobre los más de cinco mil puestos de trabajo que se han perdido en los medios de comunicación desde diciembre de 2015 a la fecha.

La Federación que reúne medios cooperativos de 16 provincias definió en su comunicado que “la fijación del precio único de pago al contado de venta de papel para diarios establecida en el artículo 20 es la última tabla a la que se pueden aferrar los diarios cooperativos cuyos ingresos provienen de las economías regionales, ampliamente vapuleadas por el sistema impuesto por el gobierno neoliberal de Mauricio Macri”.

“Los medios cooperativos necesitamos que se cumpla la Ley. Y que no se la enmiende en beneficios de los poderosos”, finalizan.

 

(*) Cooperativa La Masa. De trabajocooperativo.com.ar

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios