Edición Impresa, Policiales

Barrio Cinco Esquinas

Otra fuga en una comisaría rosarina en menos de 24 horas

Nueve reclusos ganaron la calle a través de un boquete en el techo de la seccional 13ª; sólo uno fue recapturado.


Por segunda vez en menos de 24 horas, un grupo de reclusos logró escapar de una comisaría de Rosario. Esta vez, fueron nueve los presos que ayer a la madrugada se fugaron de la comisaría 13ª, ubicada en San Nicolás al 2000, haciendo un agujero en uno de los techos. Uno de ellos fue recapturado a las pocas horas, mientras que un décimo integrante del grupo fue atrapado cuando intentaba pasar por el boquete que tenía el tamaño de apenas dos ladrillos.

Según voceros judiciales, el fiscal David Carizza de Flagrancia y Turno dio intervención a las divisiones Judiciales y de Asuntos Internos que elaborarán un informe sobre el personal policial de la dependencia en cuestión para elevar a la Unidad de Violencia y Corrupción Institucional. La madrugada anterior, 13 presos que estaban alojados en la seccional 16ª de barrio Tablada huyeron tras limar los barrotes de un patio y ganar los techos. La fuga de la 13ª es la séptima registrada en Rosario durante 2016.

De acuerdo a lo informado por fuentes del Ministerio de Seguridad provincial, la fuga se produjo ayer a la madrugada en la seccional 13ª del barrio Cinco Esquinas, donde estaban alojados 24 presos. Alrededor de la una, los uniformados encontraron a un grupo de reclusos amontonados en la puerta de ingreso al penal, impidiendo el ingreso del personal. Tras esta situación, los policías fueron hasta el techo de la dependencia y allí encontraron a un hombre intentando pasar por un agujero.

Siempre de acuerdo a la versión oficial, el recluso fue atrapado antes de escapar, pero por ese boquete de unos 15 centímetros -abierto en el entretecho del penal- ya habían logrado tomar la calle otros nueve presos. Horas después, alrededor de las 10.30, personal del Comando Radioeléctrico recapturó a uno de los fugados durante un patrullaje en la zona de Perú y Garay, en jurisdicción de comisaría 19ª. El preso fue identificado como Marcelo Enrique R., de 30 años.

La lista de los ocho prófugos que hasta anoche no fueron encontrados la completan Gabriel Acosta, Enrique Arce, Ezequiel Aybar, Matías Breiling, Ezequiel Noguera, Julio Núñez, Emanuel Recio y Carlos Silguero.

Según lo informado por voceros judiciales, la primera consulta por la evasión la recibió David Carizza, de la Unidad de Flagrancia y Turno. El fiscal dictó las primeras medidas y ordenó el operativo de recaptura, a cargo de la Policía de Investigaciones (PDI). Además, decidió dar intervención a las divisiones de Judiciales y Asuntos Internos para que elaboren un informe sobre todo el personal policial de la seccional 13ª que será elevado a la Unidad de Violencia y Corrupción Institucional, a cargo de Karina Bartocci.

El sábado a las 3.30, menos de 24 horas antes de la fuga de la 13ª, otros 13 presos que estaban alojados en la seccional 16ª lograron escapar tras limar los barrotes de un patio y ganar los techos. Hubo un sólo recapturado por personal de Comando que lo atrapó a media cuadra de la comisaría, en Ayacucho y Dean Funes, de barrio Tablada. En casi dos meses, fue el segundo hecho que se produjo en esta comisaría ubicada en Ayacucho 3350.

Siete evasiones en 2016

La fuga de ocho reclusos que tuvo lugar ayer a la madrugada en la seccional 13ª, y a menos de 24 horas de otra igual de escandalosa en la comisaría 16ª, es la séptima registrada en lo que va del año en Rosario.

El antecedente inmediato a las dos evasiones de este fin de semana fue el sábado 26 de noviembre pasado en la comisaría 26ª de Villa Gobernador Gálvez. En esa oportunidad, seis internos huyeron tras romper un barrote de hierro del techo de un patio, al que accedieron colgando frazadas.

En septiembre, se produjo otra fuga de la seccional 16ª de barrio Tablada. En esa ocasión, cuatro detenidos cortaron un barrote de la reja de una ventana, tomaron los techos y se esfumaron; mientras el resto de los internos simulaba un motín para cubrir sus pasos.

En tanto, el 31 de julio pasado cuatro reclusos se fugaron de la seccional 12ª de barrio Ludueña aprovechando una serie de problemas edilicios de la comisaría de zona oeste. Los internos vencieron una reja, rompieron una ventana y saltaron un paredón que los dejó en la calle.

El 12 de julio, tres detenidos de la comisaría 15ª de barrio Tiro Suizo cortaron dos candados de la puerta de emergencia del penal, también un módulo de detención transitoria, y escaparon por los techos de las casas vecinas.

El 7 de abril, ocho reclusos se fugaron del módulo de detención transitoria de la seccional 24ª de Granadero Baigorria luego de forzar un candado que, según un primer peritaje, no funcionaba en forma correcta.

Comentarios