Edición Impresa, Policiales

Zona sur

Otra ejecución con sabor a venganza en barrio Las Flores


“Fue un vuelto”. Así resumió un investigador al ataque que sufrió José Luis Schneider, un vecino de barrio Las Flores que se encuentra con muerte cerebral en el Hospital Roque Sáenz Peña, luego de recibir anteanoche un disparo en la nuca. Lo conocen como “Chino”, tiene 40 años, y su hermana Pato estuvo señalada el mes pasado en el crimen de Chabela Cantero, hermana del mítico fundador del clan Los Monos. A horas de aquel ataque hubo amenazas, viviendas quemadas y personas expulsadas del barrio. Hace diez días, la pareja de Pato buscó refugio en la casa de un familiar en Villa Manuelita. Un ataque a tiros por la ventana terminó con la vida de su hermano, que le dio cobijo, y dejó herido en la pierna a su sobrino de diez años.

El ataque ocurrió en calle España al 7000, a metros de donde vivía, aunque el último mes y medio su domicilio era errante, ya que el asesinato de Chabela puso su vida en riesgo. Según confió un investigador, un familiar de Schneider declaró no saber quién fue el autor del disparo, pero dio por hecho que el balazo venía de parte de los Cantero. Una declaración similar brindó la esposa de Gustavo Díaz, el hombre de 39 años asesinado diez días atrás en su casa de Villa Manuelita. Un desconocido se acercó a la ventana, corrió la cortina y disparó al interior de la vivienda. Un balazo en el pecho mató a Gustavo, un plomo le dio en la pierna a su hijo de diez años y otro mató al perro. Melisa, su mujer, vivió todo desde la cama, donde se recuperaba de un accidente. “Esta bronca vino por mi cuñado David, que es de Las Flores. Él estaba en pareja con una tal Pato, mamá de una de las imputadas por el crimen de la hermana de Cantero. A mi cuñado, después de ese crimen le quemaron todo y por eso vino a pedirle al hermano un lugarcito en el terreno, para vivir aquí”.

El homicidio de Chabela Cantero

Chabela, de 56 años, fue asesinada a mediados del mes pasado cuando caminaba por España junto a su nieta Luisana, de 16, y su hija Juliana, de 22. Cuando estaban por llegar a la esquina de Lirio, de la granja donde vivía Pato salieron un par de hombres con armas. La dupla esperó a que una camioneta se pusiera a la par de las mujeres para atacarlas a tiros. Chabela murió de un disparo en el abdomen. La adolescente quedó grave con un tiro en el rostro y Juliana también, pero por golpes recibidos en la cabeza.

La Policía detuvo a Pato, de 27 años, como autora del homicidio. Pero horas después fue liberada, y en su lugar, fueron sindicados dos hombres que hasta ayer permanecían prófugos. El móvil del ataque contra Chabela no está del todo claro. El robo de un caballo fue una de las hipótesis pero no la única. Además de su parentesco con el Ariel, la mujer era una histórica referente de Las Flores que recorría zona sur en su carro tirado por un caballo y fue quien organizó la cooperativa de carreros del barrio.

“Los Cantero son muchos hermanos y la gran mayoría no tiene que ver con la actividad de Los Monos. Los Schneider también son históricos de la zona. Incluso una mujer de este clan fue durante un tiempo pareja del Ariel”, dijo un vecino que hizo referencia Nango, de 37 años y pareja de Pato.

Comentarios