Policiales

Grupo delictivo de la zona sur

Otra condena para la banda de Los Gorditos

Tiene 19 años y aceptó su participación en la banda, como integrante de una asociación ilícita, convenio por el cual además fue condenado por un intento de usurpación y una triple tentativa de homicidio. La organización aterrorizó la zona de Flammarión al 5000 durante varios años


Las denuncias contra la banda de Los Gorditos, un grupo asentado en la zona de Flammarión al 5000 que también operaba en Tiro Suizo y Fuerte Apache, vienen desde hace algunos años pero en 2017, al unificarse los casos en manos del fiscal Nicolás Foppiani, se investigó al grupo como una asociación ilícita. A esa fecha, dos de sus cabecillas ya estaban presos pero seguían mandando desde el penal. Muchas de las órdenes quedaron grabadas en escuchas telefónicas. De los seis detenidos como miembros de la banda dos aceptaron juicios abreviados. Una de estas audiencias se hizo este miércoles, cuando un pibe de 19 años aceptó su responsabilidad en una tentativa de usurpación, abuso de armas e intento de homicidio. En este último caso, le otorgaron una participación secundaria en el hecho. La jueza Eleonora Verón homologó el acuerdo y lo condenó a tres años de prisión efectiva, aunque ya está en libertad. El resto espera juicio con pedido de altas penas.

Fabián Agustín Sandoval tiene 19 años y este miércoles, junto con sus abogados Juan Lewis y Daniel Cullerés, consintió un procedimiento abreviado que sus defensores presentaron junto con los fiscales Florentino Malaponte y Nicolás Foppiani. Aceptó su responsabilidad en tres hechos. Uno, ser miembro de una asociación ilícita. Otro, haberse presentado, el 8 de junio de 2017, con otros miembros del grupo –identificados como Agustín S., Walter P. (alias Narigón), Alan Vladimir E. y Lucas Aranda (apodado Ratita), Emanuel B. y otro muchacho al que se conoce como Blanquito– en la casa de una mujer ubicada en Anchorena al 1500 y balearle la puerta para que se vaya de la propiedad. Tras el amedrentamiento ella y su familia dejaron el departamento.

El tercer hecho del que se hizo cargo ocurrió el 17 de agosto de 2017, cuando Brandon B. le ordenó desde la cárcel a Walter P. que le dijera a Alan Vladimir E., sindicado gatillero del grupo, y a Lucas Aranda ejecutar una balacera en pasaje 410 al 4900. Allí le dijo que coordinara la entrega de armas y la moto para ejecutar el hecho con su pareja. Mientras la novia de Federico I. era quien brindaba información de Leandro G., a quien pretendían balear. El ataque se produjo pasadas las 23 e hirieron a tres jóvenes, entre ellos el blanco del ataque. El fiscal Malaponte explicó que finalmente el conductor de esa moto fue Fabián Agustín Sandoval, quién trasladó al tirador. Para la Fiscalía el gatillero fue Alan E.

Malaponte dijo que, si bien en un primer momento lo imputaron por tentativa de homicidio agravado por el uso de arma en calidad de coautor, las escuchas telefónicas que se hicieron sobre miembros del grupo determinaron que el plan fue organizado de antemano, donde no surge su participación sino la de otras personas; incluso hablan de llevar dos armas de fuego, lo que no fue corroborado en la mecánica del hecho.

El fiscal explicó que en este contexto el conductor podría ser Sandoval o cualquier otro y encuadraron su aporte en una participación secundaria por el mismo delito. Con este criterio pidieron por los tres hechos achacados la pena de tres años de prisión efectiva.

Sandoval, tras la firma del acuerdo entre partes en junio pasado, recuperó la libertad, porque ya había cumplido ocho meses de prisión y en una hipotética condena a tres años –como se fijó en el acuerdo– ya podía pedir una libertad condicional, explicaron. Finalmente la jueza Eleonora Verón homologó el convenio, dictó condena y difirió el cómputo de la pena.

Asociación ilícita

El fiscal Nicolás Foppiani explicó que la asociación ilícita a la que hizo referencia está integrada por dos jóvenes que ya estaban presos por otro hecho al momento de iniciarse la investigación, Brandon B. y Federico I., a la cabeza –para quienes Foppiani pidió en la acusación siete años de prisión como jefes u organizadores, a lo que aún resta sumarle el pedido de pena por la tentativa de homicidio–; a ellos secunda un grupo al que se identificó como integrado por Walter P., Agustín S., Alan E., Lucas Aranda, Manuel B. y Alexis S. y otras personas que aún no están identificadas.

Explicó que se dedicaban a cometer delitos indeterminados y el grupo tenía permanencia en el tiempo con el fin de consolidar su poder territorial en la zona conocida como sector Flammarión, especialmente a través de usurpaciones sistemáticas de viviendas amedrentando a sus ocupantes para que los abandonen. Agregó que entre los delitos que cometían se destacan la portación y tenencia de armas, amenazas calificadas, abusos de armas, usurpaciones, lesiones agravadas y homicidios.

Otro de los que aceptó un acuerdo abreviado fue Lucas Aranda y lo hizo la semana pasada. Lo condenaron a 5 años como miembro de la asociación ilícita, además del intento de usurpación por el que fue condenado Sandoval y una amenaza coactiva a la víctima de este último hecho, a quien le pusieron un arma en la cabeza para que se fuera del barrio.

Acusación

Foppiani presentó acusación y el próximo 22 de noviembre tendrá lugar la audiencia preliminar. Además de los cabecillas, los otros dos miembros del grupo que están detenidos son Walter P. y Alan E. Foppiani pidió 9 años y 6 meses de cárcel para Walter P. como miembro de la asociación ilícita, abuso de armas, daño y tentativa de usurpación.
Para Alan E. solicitó 27 años, por una catarata de delitos: tentativa de usurpación, abuso de arma, daño, amenazas calificadas por arma, amenazas coactivas calificadas, amenazas simples, lesiones agravadas por el uso de arma, amenazas simple, robo calificado por armar. También está acusado de participar en la triple tentativa de homicidio.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios