El Hincha

Formiliano descartado

Osella tiene el once definido para visitar a Defensa

El entrenador leproso probará el equipo que el domingo a las 17 visitará Varela con arbitraje de Vigliano.


Diego Osella ya tiene definido el equipo que el domingo a las 17 visitará a Defensa y Justicia en el reinicio del torneo y con el arbitraje de Mauro Vigliano. El DT definió las dos dudas que le quedaban en el sector defensivo a partir de las lesiones, y Franco Escobar y Sebastián Domínguez saldrán desde el arranque.

Estaba claro que Fabricio Formiliano no llegaba si se jugaba este fin de semana. El uruguayo sufrió un desgarro en el sóleo derecho hace dos semanas y los tiempos de recuperación no alcanzaron para tenerlo frente al Halcón de Varela. Y por eso Osella probó a Sebastián Domínguez en el segundo amistoso ante Colón y en los dos ensayos de fútbol de la semana pasada. Oportunidad para el Negro que jugó por última vez como titular en el empate 1-1 ante Sarmiento, por la fecha 3.

Después tuvo dos ingresos desde el banco ante Atlético Tucumán, cuando fue reprobado por varios hinchas, y Temperley. Justamente frente al Gasolero, el 1º de octubre, fue la última vez que jugó en el presente torneo.

Franco Escobar también podría haber ocupado el lugar de primer zaguero, pero la fractura en la mano derecha de San Román, sumada a la demora en la habilitación por parte del juez del contrato del ex Tigre, hicieron que Osella perdiera la paciencia y confirmara a Escobar como lateral derecho.

El resto del equipo estaba dentro de lo previsto, en especial a partir de la decisión de Osella de incluir a Nehuén Paz como lateral y dejar en el banco a Germán Voboril, algo que anticipó El Hincha la semana pasada.

Frente a Defensa y Justicia la Lepra alistará a Luciano Pocrnjic; Escobar, Domínguez, Néstor Moiraghi y Nehuén Paz; Juan Ignacio Sills y Facundo Quignon; Joel Amoroso, Mauro Formica y Maximiliano Rodríguez; Ignacio Scocco.

En el recambio, tal vez la principal preocupación de Osella, estarán Germán Voboril, Sebastián Prediger, Víctor Figueroa, Jacobo Mansilla (si llega la habilitación), Héctor Fertoli y posiblemente Eugenio Isnaldo. Y los dos juveniles que Osella podría llevar al banco son Braian Rivero y Matías Tissera.

La venta de Unsain en espera

La situación de Ezequiel Unsain es confusa y por estas horas nadie tiene certezas de cómo terminará la novela. Si bien la dirigencia leprosa aprobó transferir el 50 por ciento del pase a Defensa y Justicia, y el arquero firmó un contrato de 3 años y medio con el club de Florencio Varela, aún resta la aprobación del juez Fabián Bellizia y nadie pone las manos en el fuego de que el magistrado de el visto bueno.

Por lo pronto, Bellizia todavía no vio el contrato ya que el órgano Fiduciario, paso previo a la llegada de los papeles al escritorio del juez, aún no se expidió.

Y una gran duda es si el magistrado aprobará que un juvenil con proyección, que ya tiene 16 partidos como titular, sea transferido en un 50 por ciento por 393 mil dólares (320 mil limpios), un dinero que para Newell’s hoy puede ser mucho, pero que Bellizia puede interpretar como insuficiente.

“No tenemos ninguna información sobre la aprobación o no del juez sobre la compra de Unsain”, confesó ayer José Lemme, presidente de Defensa y Justicia.

Es lógico que el club bonaerense esté preocupado, ya que hace más de una semana el arquero pasó la revisión médica y firmó su contrato. Lo cierto es que difícilmente haya una resolución antes del fin de semana, y Unsain por ahora sigue en el Parque. ¿Lo autorizarán a irse?

Se levantó el paro

Se depositó la plata y se levantó el paro. Finalmente la dirigencia completó el saldo adeudado de los haberes de enero a los empleados que aún no tenían completado el sueldo e inmediatamente el club retomó sus actividades normales.

Tras los chispazos del viernes pasado, donde la dirigencia completó el pago de los docentes del Cienob, los empleados de atención al socio y del natatorio, pero depositó la mitad al resto del personal, lo que generó que continuara el paro, ayer se acreditó el dinero restante y cerca de las 17 el club comenzó a normalizar sus actividades. Y como el fin de semana no pudo utilizarse el complejo acuático, la dirigencia postergó el cierre de temporada de la pileta hasta el 12 de marzo.

Con alta expectativa (Por José Odisio)

La Lepra cuenta las horas para el reinicio del torneo. Más allá de los problemas de plata y las dudas sobre cobrar o no, lo futbolístico empieza a ser la prioridad y las expectativas son altas, más allá de la advertencia de Osella de que este receso tumultuoso va a terminar afectando lo deportivo.

Osella tiene fundamentos para abrir el paraguas. La pretemporada fue larga y algo extraña. El cuerpo técnico diseñó un trabajo pensando en comenzar el 3 de febrero, y con suerte arrancará el 5 de marzo. Un despropósito. Ni hablar de la preocupación de los jugadores por cobrar, que incluso postergó el inicio de los trabajos. O los conflictos con los empleados que obligó incluso a que un directivo tuviera que cortar el césped de Bella Vista.

Lo externo fue malo, no hay dudas. Pero lo deportivo no parece estar tan afectado, al menos por lo que se vio en los amistosos previos. El equipo no perdió el rumbo. La idea está y es interesante. El Gato está en nivel alto, Nacho también. Quignon se muestra cada día más firme y Sills cumple en el rol de reemplazar a Mateo. Y Maxi, siempre es Maxi.

Las dudas pasan por la defensa. Pero las preocupaciones tienen que ver con lesiones y no con rendimiento. En el estreno no estará Formiliano, tampoco San Román y Moirgahi llegará con menos rodaje que el resto. Ahí está el talón de Aquiles que desvela a Osella. El escaso recambio.

“Es innegable que miramos la tabla y nos ilusionamos”, confió Mauro Formica, que incluso rechazó dos ofertas jugosas con la esperanza de cumplir su sueño de salir campeón con Newell’s. ¿Podrá hacerlo realidad? A pesar de los inconvenientes de pretemporada, no parece una locura pensar que sí.

Domínguez se perfila como titular para visitar a Defensa

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios