Ciudad

Inclusión

Orquestas del Bicentenario en riesgo en Santa Fe

Hace tres meses que los docentes no cobran el salario. Desde 2015 no llegan instrumentos ni dinero para insumos. Los grupos Baigorria, Triángulo y Tablada nuclean a más de 100 chicos.


El silencio reina para las denominadas Orquestas del Bicentenario, un programa nacional creado en 2010.

El pasado sábado 10 de marzo el presidente Mauricio Macri presentó en Olivos el Plan Nacional de Orquestas Infantiles y Juveniles. El programa, anunciaron, busca incluir a niños y jóvenes. Lo integran 64 orquestas y lo coordina el Ministerio de Cultura de la Nación. Detrás de los bombos y platillos del anuncio, el silencio reina para las denominadas Orquestas del Bicentenario, un programa nacional creado en 2010, que en nuclea a tres conjuntos: Tablada, Baigorria y Triángulo. Desde hace tres años los docentes enfrentan una crítica situación y el 2018 no augura ser mejor. Los contratos que financiaba Nación están caídos desde diciembre del año pasado y el compromiso de sumar horas cátedras que el Ministerio de Educación provincial firmó en paritarias aún no se concretó. Ante el incierto panorama, muchos docentes dejaron el cargo y el número de chicos también bajó. Mientras esperan una respuesta, las orquestas iniciarán la actividad con normalidad.

“La orquesta es importante para el barrio y la familia. Para los chicos es un lugar de pertenencia donde además de un instrumento aprenden a tener seguridad personal y códigos de solidaridad. Muchos siguen estudiando en la Facultad y otros audicionaron para participar en conjuntos nacionales”, explicó Julia Martínez, directora de El Triángulo a El Ciudadano.

A seguir tocando

Desde hace tres años que las orquestas atraviesan una crítica situación. A la incertidumbre de no saber cuándo llegará el contrato nacional se suma la certeza de cobrar un salario de 2.500 pesos mensuales –sin obra social, ni aguinaldo– que no se actualiza desde 2015, la falta de instrumentos y de insumos para reparar los viejos, fotocopiar partituras, viajar a ensayar o a dar un concierto. Nación dejó de organizar intercambios con orquestas de otras localidades y los chicos perdieron la oportunidad de viajar y de conocer experiencias similares.

Muchos docentes debieron tomar otros empleos y dejaron vacantes en cargos para los que no tomaron reemplazos. Los profesores adaptaron el programa a las nuevas condiciones, recortando horas de ensayo o achicando los conjuntos.

Para mejorar la situación, el Ministerio de Educación provincial otorgó hace dos años dos horas cátedras para cada profesor. La diferencia no repercutió en el bolsillo, sino en la posibilidad de contar con aportes previsionales y obra social. En diciembre de 2017 el reclamo entró en la discusión paritaria. La provincia firmó la incorporación de los tres conjuntos a la Red Provincial de Coros y Orquestas, creada en 2016, que reúne a más de 40 grupos de diferentes localidades de Santa Fe. La propuesta permitiría que todos los docentes cobren un sueldo por horas cátedra. A tres meses de la firma del acuerdo, denunciaron que no las están cobrando y que los únicos incorporados al programa fueron los directores.

Granadero Baigorria

Esta semana la orquesta comenzará a ensayar con los alumnos del año pasado. La falta de condiciones, los llevó a cerrar la inscripción para 2018. El conjunto nació en 2012 y agrupa a chicos entre 8 a 17 años. De 110 alumnos que tenía, quedaron 40. “Estamos casi desmanteladas. Falta un profesor de clarinete y un asistente porque no hay contratos para reemplazarlos. Se rompen los instrumentos y no hay dinero para repararlos. Pasamos de ser una orquesta sinfónica a una de cámara”, explicó Javier Díaz, profesor de trompeta.

El grupo funciona dentro de la escuela primaria 1294 “2 de abril” donde los alumnos tienen por semana una clase de instrumento, una de lenguaje musical y un ensayo general los sábados por la mañana. “La orquesta cambió la conducta de los chicos dentro la escuela. Ensayar los sacó de la calle. En muchos casos se volvió una fuente de trabajo. En la actualidad, estamos perdiendo el objetivo de inclusión con el que nacimos”, opinó.

Triángulo

La situación se repite en la Orquesta El Triángulo, que nació hace 14 años. “Estamos en una precariedad insostenible que genera debilidad en los programas. No vamos a abandonar los proyectos sociales porque lo hacemos para incluir. El Estado lo sabe y se abusa”, explicó la directora Julia Martínez, quien asumió el cargo en junio del año pasado.

En el grupo hay 120 chicos y 14 profesores de los cuales 11 sólo cobran a través del contrato nacional. No hay cargos de docentes de trompeta, flauta y corno que son cubiertos por otros profesores. Tampoco recibieron instrumentos nuevos ni dinero para reparar los viejos. El martes 20 abrirá la inscripción. “Tenemos listas de espera gigantes todos los años. Los chicos conocen un instrumento sobre el que no hubieran tenido acceso”, agregó.

Tablada

De los 14 profesores que enseñan en Tablada cerca de la mitad dependen del contrato que en diciembre dejaron de cobrar. La orquesta agrupa a 150 chicos de entre 8 y 18 años y a principios de marzo empezó a ensayar. “No tenemos en claro cómo nos vamos a manejar con los docentes que no están cobrando. El grupo se sostiene por la buena voluntad de profesores”, dijo Darío Serpi, docente de flauta traversa que trabaja en la orquesta desde que se creó en 2009. “La armamos entre nosotros. Fue un desafío. Nos metimos en el barrio y en la escuela y llamamos a los chicos para que vengan.  Ver que se desarme es muy doloroso”, agregó. En el último tiempo se fueron cerca de cuatro docentes y no reciben instrumentos nuevos desde noviembre de 2015, antes del balotaje entre Daniel Scioli y Mauricio Macri.

“Tablada es un barrio conocido por malas noticias. Una de las pocas cosas lindas que sale en los diarios son los anuncios cuando toca la orquesta. El grupo es importante para la comunidad porque es una forma de visibilizar el barrio”, concluyó.

Si te gustó esta nota, compartila