Conciertos

festival de Cosquín

Orlando Veracruz en la séptima luna, para descubrir Santa Fe

La Delegación Oficial de la provincia dijo presente junto a una selección de artistas representativos de la identidad musical de su territorio


El viernes tuvo lugar la séptima luna del Festival Nacional de Folclore de Cosquín, donde actúan diferentes figuras reconocidas del ámbito folclórico, de la música popular argentina y que ya lleva 57 años de existencia. Como desde hace siete años, la Delegación Oficial de Santa Fe dijo presente junto a una selección de artistas representativos de la identidad musical de la provincia. A diferencia de otras ediciones, esta vez la propuesta de Santa Fe consistió en un homenaje al músico Orlando Veracruz, quien hace 40 años se consagró en la misma plaza, la Próspero Molina.

La comitiva santafesina fue encabezada por Orlando Veracruz, que junto a sus músicos e integrantes de la delegación interpretó seis canciones emblemáticas vinculadas con Santa Fe, sobre todo al río y a las costumbres propias de todo el ámbito provincial. En la interpretación de su repertorio, Veracruz estuvo acompañado por figuras reconocidas en el ámbito folclórico de la provincia y de la región. Gabriela Roldán, Nélida Argentina Zenón, Soledad Pastorutti y Emilce País, hija de Orlando Veracruz, se sumaron a canciones como “Santa Fe de mi querer”, “Islero Cantor”, “Corazón de tuna”, “Costera mi costerita”, entre otras.

Por otra parte, antes de la presentación de la delegación de Santa Fe en la Plaza tuvo lugar una conferencia de prensa. La misma estuvo presidida por la ministra de Innovación y Cultura, María de los Ángeles “Chiqui” González, el gobernador Miguel Lifschitz, el intendente de Cosquín Gabriel Musso, el ministro de Gobierno de la provincia de Córdoba, Juan Carlos Massei, y el homenajeado de la noche, Orlando Veracruz.

“Orlando significa el rescate de poetas enormes, el único que entendió el agua como no la ha entendido nadie antes”, afirmó la ministra Chiqui González, y remarcó la importancia del río y las costumbres de la provincia en las canciones de Veracruz, que resultan esenciales para formar la identidad de Santa Fe, dijo. Por su parte, el gobernador Lifschitz celebró la figura del cantautor y expresó: “Es un emblema de la música popular santafesina, la música de los pescadores, de la gente humilde y de las ciudades de nuestras costas”.

También las palabras del mismo Orlando Veracruz reafirmaron entre canciones y anécdotas aquella idea de identidad y de pertenencia. En su opinión, limitadamente explayada por los músicos de esta región en comparación con otras provincias. “El país tiene mucho para descubrir en Santa Fe. Santiago del Estero, Salta, Tucumán, Corrientes y hasta los entrerrianos se pusieron en escena mucho antes que nosotros, con más cantidad de poesía y de canciones”, señaló el músico y contó su propia dificultad para hallar una identidad en su prosa. Cabe recordar que Orlado Veracruz se convirtió en Revelación de Cosquín en 1974 y Consagración en 1975. En aquel entonces su tema principal fue “Si tenés cachorro”, con letra de Julio Migno y música compuesta por Veracruz. Luego grabaría el popular y reconocido “Costera, mi costerita”.

Sobre el final de la actuación de Veracruz, se sumaron todos los músicos participantes. Así sonaron “Punta Cayastá”, a dúo con la Sole Pastorutti y “Costera mi Costerita”, que cantó junto a Emilce País, su hija, canciones que alcanzaron emotivos picos de festejo entre el público, de donde se desprendían banderas santafesinas o telas con leyendas de distintas ciudades o pueblos de la provincia. Una contundente ovación cerraría la noche mayor del folclore santafesino.

 

Comentarios

10