Coronavirus, País

Por la estatización

Organizaciones sociales realizan campaña nacional en apoyo al “control estatal” de Vicentin

"El control estatal de Vicentin es la única manera de salvar a la empresa y a los puestos de trabajo de la destrucción en manos del capital financiero", afirman las organizaciones en el documento


Organizaciones sociales llevan adelante este miércoles una jornada nacional de debates, difusión y un banderazo, que incluirá ollas populares en diferentes puntos del país, en apoyo al “control estatal” de la empresa cerealera Vicentin.

Los movimientos sociales de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (Utep) reiteran además el pedido de entrega de tierras fiscales ociosas para el sector de la economía popular “para ponerlas en producción”.

Este mismo planteo le habían realizado a principios de este mes al presidente Alberto Fernandéz, a través de lo que denominaron “Manifiesto nacional por la soberanía, el trabajo y la producción”.

Las organizaciones afirmaron que la difusión, los debates y el banderazo, que incluirá ollas populares en diferentes puntos del país, se concretarán en apoyo a “la decisión política del Presidente Alberto Fernández de avanzar en el control estatal de Vicentin”.

La decisión del jefe de Estado, advirtieron, busca evitar “que continúe el proceso de extranjerización de la empresa e iniciando un camino de recuperación de la soberanía alimentaria”.

La campaña incluye hoy una manifestación, desde el mediodía de este miércoles, frente a la sede porteña de Vicentin ubicada en Luis Sáenz Peña 1074 de la ciudad de Buenos Aires.

También en Rosario hay movilización: se desarrollan 150 ollas populares simultáneas en distintos barrios, convocados como “acto multisectorial reducido”.

En un documento, la Corriente Clasista y Combativa, el Partido del Trabajo y del Pueblo, el Movimiento Evita y Somos Barrios de Pie afirmaron que, “con la intervención que establece el Decreto presidencial 522/2020, el Estado frenó el proceso de extranjerización”.

También, destacaron que permite “la conservación de 7.000 puestos de trabajo” y resguarda “el patrimonio de una empresa estratégica para el desarrollo de nuestro país”.

“Esta decisión política nos permitirá tener una empresa testigo que genere precios de referencia”, afirmaron.

En ese sentido, señalaron que “las exportaciones de Vicentin SA de harina de soja y de girasol cubren la demanda de todo el mercado interno, mientras que las de aceite de soja y de girasol cubren el 30%” y afirmaron que “su capacidad de molienda y almacenamiento permite regular precios y garantizar el abastecimiento de ambos productos”.

“El control estatal de Vicentin es la única manera de salvar a la empresa y a los puestos de trabajo de la destrucción en manos del capital financiero”, afirman las organizaciones en el documento.

Mientras, el secretario general de la Corriente Martín Fierro, Nahuel Beibe, dijo a Télam que el reciente fallo judicial sobre Vicentin “pone de manifiesto la connivencia entre los sectores económicos concentrados y el poder judicial de la Argentina”.

 

Carta Pública a los directivos de Vicentín

A las autoridades administrativas de Vicentín:

Los abajo firmantes nos hacemos presentes en las oficinas administrativas de Vicentín para pedir la participación de los pequeños productores y de las cooperativas de producción en el proceso de reactivación de la empresa y solicitar a los directivos que permitan la recuperación de la misma en manos de todos los argentinos y argentinas.

Los movimientos populares apoyamos la decisión política del Presidente Alberto Fernández de avanzar en el control estatal de Vicentín, evitando que continúe el proceso de extranjerización de la empresa e iniciando un camino de recuperación de la Soberanía Alimentaria.

En el “Manifiesto Nacional por la Soberanía, el Trabajo y la Producción” señalamos que la Soberanía Alimentaria en lo concreto requiere independizar la producción, el transporte y la comercialización de alimentos de las cadenas globales de especulación financiera.

La Argentina debe iniciar un proceso que ponga el foco en la creación de un millón de chacras mixtas en zonas periurbanas, utilizando tierras estatales y de quebrantos.  El objetivo es generar trabajo y comunidades en las afueras de las grandes urbes, donde se puedan utilizar los terrenos fiscales para producción hortícola y ganadera. Este millón de chacras impulsaría pequeñas comunidades donde activar la producción.

Como lo señalara nuestro Presidente, la recuperación de la empresa por parte del Estado Nacional es imprescindible para frenar el desastre financiero y avanzar en la soberanía alimentaria por su capacidad de abastecimiento interno de aceites y harinas a precios razonables.

La cooptación de la empresa por la especulación financiera, fuga de capitales y salvatajes fraudulentos con dinero público durante el gobierno de Cambiemos la llevó a la ruina financiera. Un caso inédito para una empresa líder del sector productivo más rentable de la Argentina. El macrismo alimentó su vaciamiento planificado con fondos públicos del Banco Nación y Banco Provincia otorgando subsidios, disfrazados de crédito.

Por eso, vemos imprescindible que como empresa, observando la mala gestión de la misma durante los últimos años, permitan el proceso de recuperación de la empresa por parte de todos los argentinos y argentinas, para que los productores pueden cobrar lo que les adeudan, para cuidar los puestos de trabajo directos e indirectos que genera la empresa, y para activar las actividades de esta empresa estratégica para el desarrollo de nuestro país. Esta decisión política nos permitirá tener una empresa testigo que genere precios de referencia. Las Exportaciones de Vicentín SA de Harina de Soja y de Girasol cubren la demanda de todo el mercado interno, mientras que las de Aceite de Soja y de Girasol cubren el 30%. Su capacidad de molienda y almacenamiento permite regular precios y garantizar el abastecimiento de ambos productos.

El control estatal de Vicentín es la única manera de salvar a la empresa y a los puestos de trabajo de la destrucción en manos del capital financiero. Una conducción pública de Vicentín, con eje en la Soberanía Alimentaria, permitirá recuperar la capacidad del pueblo argentino para asegurar el abastecimiento interno de aceites y harinas a precios razonables con equilibrio económico, social y financiero.

Vicentín para los argentinos y argentinas. Vicentín para los productores.

Organizaciones firmantes:

Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP) | Movimiento Evita | Somos Barrios de Pie | Corriente Clasista Combativa | Frente Popular Darío Santillán | MP La Dignidad | Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) | Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones Campesinas (CLOC) | La Vía Campesina | Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI) | Asamblea Campesina Indígena del Norte Argentino (ACINA) | Asociación de Mujeres Rurales Argentinas (AMRAF) | Federación de Organizaciones de Base (FOB) | Federación de Trabajadores Agrarios de la Actividad Primaria (FeTAAP) | Federación Nacional Campesina (FNC) | Frente Agrario Evita (FAE) | Liga de Trabajadores Rurales (LTR) | Movimiento Campesino de Liberación (MCL) | Movimiento de Trabajadores Excluidos Rama Rural (MTE Rural) | Comedor Los Pibes | 22 de Agosto | Peronismo 26 de Julio | Agrupación Evita | Barrios Peronistas | Coordinadora 25 de Mayo | Frente Desocupado Eva Perón | Frente Pueblo en Lucha | Izquierda Latinoamericana Social CABA | Martín Fierro | Misioneros de Francisco | MTL PC | MUP FOP | Octubres | Pueblo Unido | Seamos Libres | Venceremos | Encuentro Peronista Justicia y Libertad | CTD Quebracho (Aníbal Verón).

Comentarios