Edición Impresa, Política

acto y ollas populares

Organizaciones sociales marcharon con la consigna de “pan y trabajo”

Se realizó una multitudinaria movilización frente a la sede local del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.


La celebración de San Cayetano toma mayor dimensión por estos tiempos. La falta de empleo lleva a la población a aferrarse a la fe y el patrono del pan y el trabajo se transforma en una venerada figura que cualquier político envidiaría. Ayer, distintas organizaciones sociales realizaron una movilización que culminó con un acto frente a la sede del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, en San Lorenzo y San Martín. En esa esquina, se realizaron seis ollas populares y se repartió arroz con leche.

La marcha, que contó con unas 3 mil personas y mantuvo cortada la calle durante algunas horas, fue realizada por la Corriente Clasista y Combativa (CCC), la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep), Barrios de Pie y el Movimiento Popular Libertador San Martín.

La columna partió desde la iglesia San Cayetano (Buenos Aires y Riobamba), bendecida por el sacerdote Marcelo Franchini. Desde allí, marchó por las calles Buenos Aires, Pellegrini, Corrientes, San Lorenzo, hasta San Martín.

Reclamos que se repiten

El titular de la CCC Eduardo Delmonte dialogó con El Ciudadano y enumeró los reclamos que las organizaciones sociales le hacen al gobierno nacional: “Queremos que se aplique la ley de Emergencia Social y se apruebe una ley de emergencia alimentaria, porque cada vez hay más hambre. También pedimos que el programa Argentina Trabaja llegue a Santa Fe y que se aumente el monto de la tarjeta de ciudadanía de 273 pesos a 1.000 pesos”.

El dirigente social describió la dura situación que viven los más humildes de la ciudad. “Hay mucha hambre en los barrios y muy pocas respuestas del Estado. Se incrementó un 50% la cantidad de gente que asiste a comedores y la tendencia va en crecimiento, por eso tenemos muchas dificultades para alimentar a todos”, señaló Delmonte.

Por otra parte, relató que mucha gente que antes tenía empleo o vivía de changas ahora se suma a las organizaciones sociales para paliar la pobreza. “La gente se incorpora a la CCC. El crecimiento de las organizaciones es otro fenómeno que se da ante la falta de respuestas del Estado”, señaló el líder de la organización.

Además, Delmonte reclamó al presidente Mauricio Macri que “se replantee las políticas sociales”. “Han ninguneado a la tercera parte de la población que está en la pobreza y estamos librados a la buena de Dios. Que Macri pare con el ajuste. Que abra la mano a los sectores populares y deje de beneficiar a los sectores más concentrados de la economía”, indicó el dirigente social.

Por último, el referente de la CCC adelantó que el 22 de agosto las organizaciones sociales participarán de la marcha de la CGT. “Acá en Rosario veremos si podemos buscar la unidad con los sectores gremiales”, se esperanzó el dirigente.

Artola propone declarar la emergencia laboral en Rosario

El precandidato a concejal por el Frente Justicialista Sebastián Artola presentó ayer en el Concejo Municipal un proyecto para declarar la emergencia laboral en Rosario, en el marco del día de la festividad de San Cayetano, patrono del pan y el trabajo.

“Nuestra ciudad es uno de los centros urbanos con mayor desocupación del país. Actualmente tenemos 63 mil desocupados (10,3%) y 67 mil subocupados (10,8%) en Rosario. Es decir, más del 20% de la población activa tiene problemas laborales o el derecho al trabajo vulnerado”, afirmó el dirigente local kirchnerista. Y agregó: “El Concejo Municipal tiene que ser la voz en la ciudad contra el ajuste y el que construya la agenda de las necesidades concretas y urgentes que atraviesan a la gran mayoría de los rosarinos”.

El proyecto de emergencia Laboral impulsado por Artola se plantea por el plazo de un año, propone la creación de un comité en defensa del trabajo y la producción bajo la órbita del Concejo Municipal, promueve la creación de políticas de promoción del empleo en la ciudad, prohíbe los despidos sin causa justificada en la órbita del Estado municipal y solicita al Estado nacional que se tomen todas la medidas necesarias que evitar que se pierdan más fuentes de trabajo, tanto en el sector privado como público.

El reclamo llegó a la Casa Rosada

La CCC, la Ctep y Barrios de Pie realizaron ayer movilizaciones en todo el país, siendo la central en la Capital Federal. La marcha se realizó desde el santuario de san Cayetano, en el barrio porteño de Liniers, hasta la Plaza de Mayo.

Frente a la Casa Rosada, se instalaron ollas populares, en tanto, un grupo de representantes de los movimientos sociales entregó en el Congreso un petitorio con más de medio millón de firmas con el planteo de que se trate de manera urgente un proyecto de ley para declarar la emergencia alimentaria, que permita reforzar las partidas presupuestarias a comedores comunitarios.

El dirigente de la Ctep Juan Grabois consideró que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, “debería estar mas preocupada por la desaparición de Santiago (Maldonado) que por un marcha”.

“Nos han llegado rumores de que querían infiltrar gente para causar disturbios en la movilización”, advirtió además Grabois a radio Splendid.

En tanto, Daniel Menéndez, de la organización Barrios de Pie, señaló a radio El Mundo que “hace un tiempo que el gobierno plantea que los brotes verdes van a aparecer en el segundo semestre, pero la gente ya está desilusionada”.

Si te gustó esta nota, compartila