Ciudad

Parar la olla

Organizaciones sociales insisten con subir el valor de la Tarjeta de Ciudadanía

Este jueves se reunieron con autoridades provinciales para llevar de 300 a 2.500 pesos los fondos que ayudan mes a mes a unas 60 mil familias en Rosario para cubrir necesidades alimentarias básicas. Nación brilló por su ausencia


Organizaciones sociales se reunieron este jueves con autoridades provinciales para discutir una serie de medidas en el marco de la emergencia social nacional. Entre otros puntos, pidieron aumentar el monto de la Tarjeta de Ciudadanía que en la actualidad es de 300 pesos y que reciben por mes 60 mil familias en Rosario y 185 mil en toda la provincia. Los fondos llegan desde el Gobierno de Santa Fe y la Nación. Hace dos meses delegados de la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, negaron la posibilidad de actualizar el monto y propusieron sumar nuevas partidas de productos secos. El lunes 28 habrá una nueva reunión.

“Hay una emergencia social en el país y una ley aprobada por el Congreso que la reconoce. Los recursos son insuficientes. El hambre creció por la inflación y las políticas nacionales, y necesitamos más y mejores respuestas”, dijo a El Ciudadano el referente de la CCC, Eduardo del Monte.

Hasta noviembre del año pasado la tarjeta permitía a cada familia comprar alimentos en almacenes por 273 pesos. Para financiarla, la provincia destina 52 millones de pesos mensuales, de los que 25 millones provienen de la Nación.

La provincia aumentó el monto un 10 por ciento y la llevó a un total de 300 pesos. Según explicaron desde la CCC, en diciembre fue de 450 de forma excepcional por las fiestas, pero en enero volvió a bajar.

Para recibirla, una trabajadora social visita a cada familia y determina que no tenga ni bienes ni ingresos propios. Desde las organizaciones sociales pidieron que actualicen los montos de acuerdo a la inflación y lo eleven a 2.500 pesos.

“Hay una definición política de no aumentar el monto. Pero tampoco vemos que hayan volcado recursos a otras cuestiones. Pasó a ser la tarjeta de la vergüenza”, agregó Del Monte y pidió que la provincia equipare lo que asignan en la ciudad de Buenos Aires que es de 1.500 pesos por chico.

Desde las organizaciones también plantearon generar ramas de trabajo a nivel provincial, aumentar la asistencia alimentaria que le brindan a las organizaciones y armar una red de copas de leche en los barrios.

“No alcanza ni siquiera para comprar una garrafa de gas”

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios