Coronavirus

Organizaciones que trabajan con personas con discapacidad piden ser incluidos como prioritarios

Distintos sectores de instituciones y organizaciones que trabajan con personas con discapacidad enviaron una carta al Subsecretario de Inclusión para personas con discapacidad de la provincia de Santa Fe reclamando ser incorporados como personal prioritarios


Distintos sectores de instituciones y organizaciones que trabajan con personas con discapacidad (Fe.S.E.D.i; U.enDis.Fe; Apridis y Atraes) enviaron una carta al Subsecretario de Inclusión para personas con discapacidad de la provincia de Santa Fe, Patricio Huerga, reclamando ser incorporados como personal prioritarios para ser incorporados al plan de vacunación Covid 19 establecido por el Ministerio de Salud de la Provincia de Santa Fe.

“Los representantes de las organizaciones de la sociedad civil que nuclean a instituciones, profesionales y transportistas para personas con discapacidad de la provincia de Santa Fe nos reunimos para compartir la preocupación respecto de la no inclusión de personas con discapacidad, trabajadores y trabajadoras del sector en la logística de vacunación COVID-19”, reza en el escrito enviado al funcionario provincial.

“Transcurrido un mes desde el inicio del cronograma de vacunación en la provincia, consideramos alarmante que no se haya anunciado la consideración de este sector en el esquema de prioridades de la vacunación. Desde las entidades firmantes comprendemos que el sector no es homogéneo, y que dentro del mismo deben establecerse distintas prioridades. Sin embargo, no ha sido contemplada hasta la fecha una mesa de discusión que pueda contribuir a proteger a la población de forma adecuada, atendiendo a que las personas con discapacidad han sido consideradas desde los inicios de la pandemia como una población de riesgo”, agregó la misiva.

En esetido, las distintas organizaciones explicaron que “se trata de un sector cuya complejidad requiere de acompañamientos específicos e intervenciones cada vez más urgentes, que incluso, en muchos casos por minoría de edad, no podrán acceder a la vacuna en lo inmediato a pesar de las comorbilidades y que, además, presenta serias dificultades para sostener pautas mínimas de distanciamiento, higiene y/o cuidado”.

La carta remarcó explicaciones que expresaron que, “al igual que el resto del personal de salud, desde el comienzo de la pandemia nuestro sector sostuvo su tarea con compromiso y responsibilidad, no sólo desde la virtualidad, sino también tanto en domicilio como en consultorios, realizando atención individual, y extremando las medidas de cuidados para preservar la salud y al mismo tiempo prevenir el deterioro de la calidad de vida de las personas con discapacidad”.

“Desde la disposición del ASPO (DNU 297/2020), la atención de personas con discapacidad ha sido un servicio esencial. En este contexto, resulta necesario aclarar que el trabajo cotidiano con personas con discapacidad implica una exposición constante a los fluidos corporales y la manipulación del cuerpo de las personas, siendo necesaria la higiene constante de secreciones, excreciones, etc. No se trata de una actividad donde el distanciamiento y las pautas de cuidado puedan ser sostenidos como en otras intervenciones”, completó el texto.

Ahora bien, desde el 18 de diciembre de 2020, la disposición provincial número 78 establece el protocolo para el retorno paulatino a actividades presenciales de las personas con discapacidad que concurren a instituciones de modalidad grupal. Esto contempla el inicio de actividades en pequeños grupos, lo que implica multiplicar los contactos con población que evidencia serias dificultades para respetar protocolos y medidas de distanciamiento.

Sin embargo, y como contraparte, “esto no ha sido contemplado en las prioridades de la población a proteger, viéndonos expuestos a una contradicción”, se alarmó el sector.

Cabe indicar que, la Subsecretaría de Inclusión de la provincia elabora (incluyendo al conjunto de las organizaciones en una actitud de apertura y escucha) un protocolo de atención, sin embargo “se excluye al sector como población beneficiaria de la vacunación”, reiteraron las instituciones firmantes.

Al respecto, señalaron que “nos consta que otras provincias han considerado a las instituciones y los transportistas para personas con discapacidad como actores estratégicos a la hora de la implementación del cronograma de vacunación, apelando a la función social que los mismos tienen”.

“Considerando lo dicho hasta aquí, solicitamos una reunión a la brevedad, con el objetivo de trabajar en conjunto, apelando a implementar medidas que propicien el cuidado de las personas con discapacidad y de los trabajadores y trabajadoras que les acompañan cotidianamente”, completó el escrito.

Acompañan el reclamo: Colegio de Psicólogos de la Provincia de Santa Fe, 2da Circunscripción; Colegio de Fonoaudiólogos de la Provincia de Santa Fe, 2da Circunscripción; Caidis – Consejo Argentino para la Inclusión de personas con Discapacidad; Obra Don Orione; Casaie – Camara argentina de servicios de apoyo a la integración escolar; Aiepesa – Asociación de institutos educativos privados especiales argentinos (Buenos Aires); Federación Converger (Córdoba); Fendim – Federación Argentina de entidades pro atención a las personas con discapacidad intelectual; Ataecadis – Asociación de transportistas y amigos de educación para capacidades distintas; Comisión para las personas con discapacidad Arzobispado; Fatradis – Federación Argentina de Transportistas para personas con discapacidad.

Comentarios