Ciudad

Pan y trabajo

Organizaciones piden declarar la emergencia alimentaria

Barrios de Pie, la Corriente Clasista Combativa (CCC) y el Movimiento Evita marcharon desde la iglesia San Cayetano, pasaron por Anses y terminaron en el Concejo Municipal, donde se reunieron con legisladores para lograr la declaración. Apuntan que aumentó la demanda en comedores y merenderos


Foto: Juan José García

Esta mañana organizaciones sociales marcharon desde Buenos Aires y Cerrito, donde está la Iglesia San Cayetano, hasta las oficinas de la Anses de Rioja y Sarmiento, donde consiguieron una reunión con autoridades para la semana que viene, y luego llegaron al Concejo. Fueron recibidos por legisladores locales. La movilización levantaron una bandera: “Por pan y trabajo”. Tuvo un objetivo: llevar a las autoridades y concejales a pedir que Rosario declare la emergencia alimentaria. Los representantes de las organizaciones coincidieron que aumentó la demanda en comedores y merenderos, por lo que pidieron más fondos al Estado.

Pepe Berra, del Movimiento Evita, dijo: “Es una jornada que llamamos las distintas organizaciones sociales para reclamar por la emergencia alimentaria. Queremos sacar una ordenanza sobre la emergencia porque la situación en los barrios, comedores y merenderos se hace insostenible. La inflación, el ajuste y la falta de trabajo hace que cada día nuestros comedores tengan más gente que asistir. Sin la ayuda del Estado es imposible”.

José Berra, del Movimiento Evita. Foto: Juan José García

Eduardo Del Monte, de la Corriente Clasista Combativa (CCC), explicó: “Venimos peleando hace muchos años y logramos a nivel nacional la emergencia social. Ha sido una conquista importante porque se la arrancamos al Gobierno que hace un ajuste brutal al pueblo. Los trabajadores que estamos sin trabajo lo vivimos mal. Planteamos que se declare la emergencia a nivel ciudad, que se destinen fondos para instalar comedores populares en los barrios, para que la tarjeta alimentaria de ciudadanía –apenas 273 pesos por familia– pase a 2 mil pesos. Son 56 mil familias en la ciudad que la reciben y sería una mejora importante, igual será para los sectores comerciales”.

Eduardo Delmonte, de la Corriente Clasista y Combativa. Foto: Juan José García

Gabriel Báez, Barrios de Pie, dijo: “El gobierno nacional ha venido ajustando afectando a los sectores más vulnerables. Queremos que el Concejo tome la propuesta de declarar la emergencia y nos ayude a llevar el reclamo a nivel nacional. La pobreza y demanda en los comedores ha crecido. El 48 por ciento de los chicos tienen problemas de nutrición. Los platos de comida no están llegando. Reclamamos que nos escuche y se termine este rumbo planteado por el gobierno nacional, donde se favorece la timba financiera en desmedro de los sectores más vulnerables”.

Gabriel Báez, de Barrios de Pie. Foto: Juan José García

Participaron además la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y el Movimiento de Trabajadores Excluidos. entre otras organizaciones. “En los últimos meses, el gobierno de Macri ha profundizado brutalmente su plan de ajuste. La devaluación, la inflación, los tarifazos, los intereses de deuda externa, los despidos y las paritarias a la baja, golpean al conjunto del Pueblo argentino, pero en los sectores más postergados, aquellos que no cuentan con un trabajo estable, este ajuste se transforma dolorosamente en más hambre y más exclusión”, afirmó Alejandra Fedele, del Movimiento Evita, y sostuvo que “el discurso electoral de Pobreza Cero terminó con un millón y medio de nuevos pobres, el discurso de trabajo de calidad, en miles de despidos y más precarización”.

Fedele confirmó que se reunieron con concejales y concejalas para “fijar una serie de puntos de trabajo que permitan paliar el hambre en los barrios más postergados, sobre todo teniendo en cuenta que la crisis castiga con más saña a las mujeres, los jóvenes y los ancianos”.

Después de la reunión, el concejal Eduardo Toniolli señaló: “Acordamos con los bloques avanzar con la declaración de la emergencia alimentaria en la ciudad, en base a un diagnóstico compartido con las organizaciones sociales: las políticas de ajuste del gobierno de Macri golpean de lleno a los trabajadores formales, pero mucho más a quién se encuentran en situación de exclusión. La changa ha desaparecido de los barrios, y hoy muchas familias tienen como único ingreso la Asignación Universal por Hijo”.

El edil justicialista denunció: “La brecha entre ese ingreso y lo que requiere cada familia para alimentarse, la termina cubriendo el Estado, por medio de las escuelas, o los movimientos sociales con los comedores y merenderos, pero eso hoy ya no alcanza, y lo que un niño pierde nutricionalmente en sus primeros años de vida, lo termina afectando en su desarrollo posterior”.

Por último, Tonioli dijo que le pedirán al Ejecutivo que impulse una prueba piloto para la creación de un sistema de reciclado de residuos sólidos urbanos que incluya a las cooperativas de cartoneros, iniciativa ya aprobada en su momento por el cuerpo legislativo local pero nunca concretado.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios