Edición Impresa, Policiales

habeas corpus

Ordenan garantizar tratamiento para interno de Piñero


Brandon tiene 21 años y está detenido por hechos de robo. Se encuentra en la Unidad Penitenciaria N° 11 y tuvo tres intentos de suicidio en su celda. En dos oportunidades lo salvaron sus compañeros y en otra ocasión el personal del Servicio Penitenciario logró descolgarlo de una sábana que se había atado en el cuello. El pibe fue sometido a una evaluación por una Junta Especial de Salud Mental que determinó la necesidad de un tratamiento psicológico y psiquiátrico, como así también incluirlo en actividades sociolaborales en el penal. Ese informe fue avalado, en mayo, por un juez que ordenó su ejecución aunque ello no se cumplió. Mientras tanto, el pibe siguió autolesionándose, sostuvo su defensor. Ayer, en una audiencia oral, la defensa oficial de Brandon presentó un nuevo habeas corpus reiterando el pedido de cumplimiento de la orden judicial, lo que fue avalado por el magistrado, quien instó al Servicio Penitenciario a garantizar el tratamiento y dispuso una nueva evaluación por Juntas Especiales.

Brandon tiene una condena previa condicional y actualmente se encuentra detenido, con prisión preventiva, por dos tentativas de robo, según refirió su defensor. Durante su detención tuvo tres intentos de suicidio que fueron desarticulados gracias a la intervención de sus compañeros e incluso del Servicio Penitenciario, por lo que fue derivado a una Junta Especial de Salud Mental para su evaluación. El 11 de mayo, esa Junta hizo su dictamen donde aconsejó someter a Brandon a un tratamiento psicológico y psiquiátrico, además de incluirlo en capacitaciones laborales y educativas. El cumplimiento de ese informe fue ordenado por el juez Gustavo Pérez Urrechu ese mismo día, relató el abogado.

El 1º de junio el defensor Francisco Broglia presentó un habeas corpus solicitando el cumplimiento de la orden judicial, lo que fue admitido por la jueza Patricia Bilotta, pero hasta ayer las cosas seguían igual. Mientras tanto Brandon continuó autolesionándose. En una oportunidad se cortó una de las falanges del dedo de la mano al ras del hueso, explicó su defensor, quien teme por su vida.

Broglia presentó un nuevo habeas corpus, cuya audiencia tuvo lugar ayer. Ante el fiscal Guillermo Apanowicz y la representante del Servicio Penitenciario, Lucía Masneri, el defensor refirió que la falta de cumplimiento del tratamiento dispuesto judicialmente agrava las condiciones de detención de Brandon y solicitó una nueva evaluación por parte de la Junta Especial de Salud Mental, lo que fue aceptado por el juez José Luis Suárez.

El magistrado dispuso que el Servicio Penitenciario garantice el tratamiento psicológico y psiquiátrico de Brandon, lo que incluye el traslado para las entrevistas que disponga la psicóloga que lo trata. Determinó además que una Junta Médica de Salud Mental lo evalúe nuevamente e informe el tratamiento adecuado para la patología que padece el muchacho. Finalmente, ordenó que se incluya a Brandon en actividades sociolaborales en la medida que logre disminuir los riesgos para su integridad física.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios