País

Presa por denuncias de estafas

Ordenan estudios psiquiátricos a la prensera trucha de Awada

El juez federal Rodolfo Canicoba Corral ordenó este viernes que se le practiquen estudios psiquiátricos y psicológicos a María Florencia Bergamini, acusada de hacerse pasar por jefa de prensa de la primera dama, Juliana Awada.


Bergamin está acusada de hacerse pasar por jefa de prensa de la primera dama.

El juez federal Rodolfo Canicoba Corral ordenó este viernes que se le practiquen estudios psiquiátricos y psicológicos a María Florencia Bergamini, acusada de hacerse pasar por jefa de prensa de la primera dama, Juliana Awada.

Fuentes judiciales señalaron a NA que el magistrado también rechazó bajar el monto de la fianza que le impuso para que pueda recuperar su libertad, fijado en 500 mil pesos.

El jueves, tres de las víctimas de las estafas refirieron a una típica conducta psiquiátrica la de Bergamini, ante lo cual el juez dispuso la realización de peritajes que se realizarán en la Cárcel de Mujeres de Ezeiza donde está detenida.

En tanto, el juez rechazó un pedido de consideración hecho por el abogado de Bergamini para que le rebajara la caución real, fijada en 500 mil pesos, por considerar que la mujer no puede reunir ese dinero.

En ese sentido, envió el expediente a la Cámara Federal para que establezca si la caución es adeuada o no.

Bergamini fue beneficiada con la excarcelación el jueves pero hasta tanto no deposite la caución, no podrá salir de la cárcel.
El juez actuó en coincidencia con la opinión del fiscal federal Franco Picardi, quien había evaluado que Bergamini tiene domicilio constituido y el delito de fraude por el cual fue acusada es excarcelable, además de entender que no hay riesgo de fuga o de entorpecimiento.

La imputada, de 39 años, quedó detenida el pasado martes en la Plaza San Martín por orden judicial por hacerse pasar por “jefa” de prensa de Awada y cometer varias estafas.

En la indagatoria, la mujer negó haber utilizado el nombre de Awada y también de haber cometido los hechos de estafa por los que fue detenida el último martes.

Uno de los hechos investigados tuvo que ver con la venta de supuestos paquetes turísticos a Rusia para presenciar el próximo Mundial, por los que cobró más de 70 mil pesos ofreciendo privilegios con acceso a la Primera Dama.

Por otra parte, también estafó por 400 mil pesos con venta de ropa ya que ofrecía retirar indumentaria a prueba en el local de la marca “Jazmín Chebbar” del shopping Unicenter.

Al verse estafadas las personas tuvieron que devolver las prendas o en algunos casos pagarlas de su bolsillo.

En tanto, en el juzgado declararon tres de las supuestas víctimas de Bergamini, quienes aseguraron que ella invocando a Juliana Awada les vendió pasajes al mundial.

Las tres mujeres coincidieron en su declaración que Bergamini “tiene problemas psiquiátricos” y lo que hizo fue para retener a su novio (amigo de los esposos de las víctimas) al intentar aparentar una situación económica que no es real.
Además, dijeron que cortaron la relación con ella cuando se dieron cuenta que habían sido víctimas de estafa no sólo con los pasajes a Rusia sino además con ropa que les habilitó para retirar del local del centro comercial.

Si te gustó esta nota, compartila