Policiales

Asociación ilícita

Operaban desde penal cordobés y estafaron a 33 santafesinos

La causa alcanza a 11 presos y otras cuatro personas que estaban en libertad, quienes a través de llamados les hacían creer a ciudadanos de la provincia que habían ganado un premio o que tenían deudas para que les depositaran dinero. Hay 33 víctimas y el botín supera los tres millones de pesos


La fiscal María Laura Urquiza lleva adelante la investigación

Un cordobés de 42 años fue imputado en los Tribunales de la capital provincial por integrar una banda de al menos 15 personas –11 de ellos presos en Córdoba– que concretaba estafas por teléfono donde les decían a las víctimas que habían ganado premios o que tenían deudas con la Ansés o la Afip y les daban una cuenta para que depositaran el dinero. Hasta el momento, hay 33 casos confirmados e investigan 50 más en toda la provincia. En tanto, la investigación sostuvo que la banda se hizo un botín que supera los tres millones de pesos.

Según voceros judiciales, el acusado, identificado como C.A.D. y quien vive en la ciudad de Córdoba, quedó en prisión preventiva en el marco de una investigación que encabeza la fiscal María Laura Urquiza por estafas cometidas por teléfono a víctimas de la provincia de Santa Fe. Así lo dispuso la jueza de la Investigación Penal Preparatoria Rosana Carrara en una audiencia de medidas cautelares que se realizó esta semana en los Tribunales santafesinos.

Para la fiscal, el hombre integraba la banda con al menos tres personas más –que también estaban en libertad– y otros 11 hombres que están presos en una cárcel cordobesa y cumplían distintos roles en la asociación ilícita desde adentro del instituto carcelario.

La Fiscalía también investiga a un joven de 19 años cuyas iniciales son L.M.V., quien también estaba en libertad. “El martes se avanzó en la realización de un juicio en el que se abreviaron los procedimientos, a raíz de su participación en la asociación ilícita y la comisión de al menos siete estafas. En este procedimiento judicial, aún resta la homologación del juez interviniente”, detalló Urquiza.

Por su parte, una mujer de 27 años cuyas iniciales son Y.D.N. –quien también vive en Córdoba– quedó en prisión preventiva domiciliaria. La fiscal la investiga como coautora del delito de asociación ilícita (en carácter de miembro) y estafas en concurso real entre sí.

Otros integrantes

En el marco de la misma investigación, hay 11 hombres que están presos en el instituto carcelario Reverendo Francisco Luchesse ubicado en el Paraje Alto El Durazno, perteneciente al departamento Santa María de la provincia de Córdoba.

Según fuentes judiciales, la fiscal solicitó la extradición de estas personas, entre ellos el jefe de la asociación ilícita y esposo de la mujer que quedó en prisión preventiva domiciliaria.

Los presos serán trasladados esta semana a la ciudad de Santa Fe, donde se les realizará las correspondientes audiencias imputativas y de medidas cautelares por los delitos cometidos por cada uno de ellos.

La estafa

“Todos los integrantes de la asociación ilícita tenían conocimiento acerca de su pertenencia a esta banda que se forma de manera permanente en el tiempo y con el objetivo de cometer ilícitos”, sostuvo la fiscal para agregar que las estafas que realizaban eran telefónicas. Llamaban a las víctimas desde celulares que ingresaban a la cárcel y las engañaban. Les hacían referencia a premios ganados; a la reparación histórica de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Ansés); a deudas ante a la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip); a préstamos o crédito preaprobados de diversas entidades bancarias y financieras”, enumeró la investigadora.

“A las víctimas se les indicaba un número de cuenta en la que debían hacer los depósitos o transferencias. Esas cuentas eran de personas que recibían los depósitos a sabiendas de su origen ilícito, retiraban el dinero del banco y luego entregaban personalmente a las personas que se encargaban de recaudar lo producido para su posterior división en los miembros de la banda”, relató la fiscal.

Urquiza también se refirió a las víctimas: “Hasta el momento tenemos un total de 33 personas que viven en los departamentos La Capital, San Justo, San Jerónimo y Las Colonias que hicieron transferencias bancarias o pagos a través de la empresa Pago Fácil. No obstante, hay otras 50 denuncias más que estamos investigando, por lo que la cantidad de víctimas seguramente será mayor”. La fiscal también estimó el menoscabo económico sufrido por las personas engañadas y dijo que “el total aproximado por los 33 casos confirmados superan los tres millones de pesos, pero sin dudas será mayor a raíz de las otras denuncias que aún están en investigación”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios