Edición Impresa, Policiales

montevideo 6600

Once años de prisión por balear a su vecino

Le disparó y lo dejó hemipléjico: la Cámara Penal elevó la pena en 2 años.


Un hombre de 42 años que baleó a su vecino y lo dejó hemipléjico pasará 11 años preso y luego de que la Cámara Penal elevara la condena que le habían impuesto a 9 años. El acusado es Pablo Marcelo Buscemi, quien vivía junto a su madre en zona oeste.  La mujer sufrió un secuestro virtual y Buscemi comenzó a sospechar de su vecino, un chico de la mitad de su edad con el que había compartido una amistad. Sus sospechas no tuvieron asidero en la investigación penal, pero Buscemi decidió saldar su recelo a los tiros. El chico recibió dos disparos de arma de fuego que lo dejaron al borde de la muerte y le generaron lesiones irreversibles.

El 10 de diciembre de 2014 la anciana fue víctima de un secuestro virtual a través de un llamado telefónico. La mujer describió que la voz le decía que tenían cautivo a su hijo, que esa noche no estaba en casa y le exigían la entrega de 50 mil pesos. La mujer no contaba con esa cantidad y finalmente le dio 10 mil pesos a un hombre al que le abrió la mirilla de la puerta de ingreso de su vivienda ubicada en Montevideo al 6600. Su hijo Pablo Buscemi empezó a sospechar de su vecino Matías.

El muchacho había trabajado en alguna oportunidad con Buscemi y habían mantenido una relación de amistad que se había deteriorado. Tras ver una filmación, que tomó la cámara de seguridad de una propiedad lindera, donde se observa la imagen de la persona que retiró el botín, Buscemi se obsesionó con la idea de que Matías había tenido algún tipo de participación en el hecho, y se lo reprochó en varias oportunidades.

El 19 de diciembre de 2014 Matías y Pablo se cruzaron en la vereda cuando el primero estaba por ingresar a su casa. Tras un cruce de palabras Pablo Buscemi extrajo un arma y le disparó dos veces a Matías. Luego escapó en un taxi que tomó en Pellegrini y Garzón. Matías recibió dos tiros en el pecho y fue derivado al Heca en grave estado. A raíz de las lesiones Matías quedó hemipléjico.

El caso llegó a juicio oral y el testimonio de Matías fue desgarrador. Las consecuencias que le generó este hecho no sólo hicieron mella en su cuerpo.

Por su parte, Buscemi le pidió perdón y adujo estar bajo los efectos del alcohol y drogas al momento de la comisión del hecho. Finalmente el tribunal, compuesto por Alejandra Rodenas, Hebe Marcogliese y Juan José Alarcón, condenó a Buscemi a 9 años de prisión por el delito de lesiones gravísimas agravadas por el uso de arma de fuego y portación.

El fallo fue apelado y ayer la Cámara Penal, a través de los vocales Bibiana Alonso, Georgina Depetris y José Luis Mascali (en la presidencia), resolvió revocar parcialmente el fallo. El tribunal de alzada entendió que la calificación legal debía modificarse y encuadró el hecho en tentativa de homicidio agravada por el uso de arma de fuego y portación de arma de guerra. Finalmente agravó la pena impuesta aumentándola en dos años, por lo que Pablo Marcelo Buscemi deberá purgar 11 años de prisión por intentar matar a su vecino.

Comentarios