Edición Impresa, Mundo, Últimas

Ola polar en Europa central: 28 muertos

Los países más afectados por el frío son Polonia, República Checa y Lituania.

La ola de frío y las fuertes nevadas que azotan desde el martes pasado a Europa ya causaron la muerte de 28 personas en Polonia, la República Checa y Lituania. Además,  las condiciones climáticas perturbaron fuertemente los transportes en todo el continente, incluida Gran Bretaña –desde Londres se suspendieron todos los vuelos–, Francia y Alemania.

Dieciocho personas murieron de frío desde el martes pasado en Polonia, donde las bajas temperaturas y las intensas nevadas perturbaban ayer el tráfico aéreo, ferroviario y de carreteras, indicó a la AFP el portavoz de la policía nacional, Mariusz Sokolowski.

En República Checa, el descubrimiento de dos nuevos cuerpos de hombres muertos de frío, aumentó a seis el balance en ese país, mientras en Lituania fallecieron cuatro personas.

Las víctimas son principalmente hombres de entre 35 y 60 años de edad, sin domicilio fijo, precisó la policía, que exhortó a la población a reaccionar si ven personas acostadas en los bancos públicos o deambulando de noche por las rutas. “Un llamado telefónico puede salvar una vida”, recalcó Sokolowski.

Las temperaturas en el nordeste bajaron hasta los 17 grados bajo cero, tras haber alcanzado el martes un récord de baja, con 33 grados bajo cero.

El aeropuerto de Varsovia-Okecie funcionaba ayer de manera intermitente, y varios vuelos internacionales fueron anulados.

Numerosos trenes estaban bloqueados por la nieve en la región de Varsovia y en Poznan (oeste), donde el aeropuerto fue cerrado ayer.

El aeropuerto de Praga-Ruzyne fue cerrado durante seis horas y unos 40 vuelos fueron anulados.

En Lituania, el frío mató anteayer a dos hombres. Otras dos personas habían muerto de frío el fin de semana.

En Gran Bretaña, la parálisis de los transportes dura desde hace varios días. El aeropuerto de Gatwick, al sur de Londres, cuya reapertura estaba prevista inicialmente ayer por la mañana, siguió cerrado finalmente un día más. El aeropuerto de Edimburgo esperaba poder reabrir durante el día.

Varios segmentos de autopistas debieron ser cerrados también a causa de la nieve. Las autoridades dieron cuenta de 11.000 incidentes en las carreteras a causa del hielo, un número sin precedentes para esta época del año.

Los transportes estaban perturbados también en Francia, donde las intensas nevadas obligaron a anular la mitad de los trenes Eurostar que unen París y Bruselas a Londres a través del túnel del canal de la Mancha, y bloquearon a cientos de automovilistas en las carreteras.

Después de la región central, el oeste y la región parisina fueron afectados el jueves por las nevadas, que formaron capas de hasta 20 centímetros en algunos lugares.

La nieve y las capas de hielo obligaron a cientos de automovilistas a pasar la noche en sus vehículos o en albergues improvisados.

El jueves por la mañana, cientos de camiones seguían bloqueados en Bretaña y en Normandía (oeste) en las carreteras o en zonas de estacionamiento.

El tráfico aéreo también estaba afectado, con 25 por ciento de los vuelos anulados en el aeropuerto de París-Roissy y 10 por ciento en el de París-Orly. Fueron anulados asimismo 20 por ciento de los trenes de alta velocidad que unen París a las provincias del sudeste.

Comentarios