Edición Impresa, Política

Ola de frío polar complica abastecimiento energético

Ayer se consumieron 100 millones de metros cúbicos de gas natural. Los precios de las garrafas, por las nubes.

La ola de frío polar que cubrió al país en los últimos días está complicando el abastecimiento energético y la vida de miles de argentinos que intentan contrarrestar las bajas temperaturas. Mientras se anunciaba ayer que el consumo de gas en red llegaba a 100 millones de metros cúbicos en todo el país, en la jornada se producían cortes de energía eléctrica en Córdoba, problemas en el suministro de GNC en Mendoza, desabastecimiento de garrafas con ventas muy por encima de su precio original en todo el país, y un pedido de la Unión Industrial Argentina para que los usuarios residenciales compartan los cortes con el sector industrial.

El desabastecimiento de gas envasado en garrafas sigue siendo uno de los problemas más importantes, golpeando fundamentalmente al interior del país. Aunque el precio oficial es de 16 pesos, en la ciudad y en todo el país son muchas las denuncias por sobreprecios que en algunos casos llegan hasta 50 pesos por garrafas de 10 kilos (ver aparte). El gobierno nacional sacó ayer inspectores a las calles para controlar en los comercios el abastecimiento y los precios.

Mientras la demanda residencial de gas natural avanzaba fuerte en todo el país y alcanzaba los casi 100 millones de metros cúbicos por día, lo que significó un aumento de 10 millones de metros cúbicos diarios en menos de una semana, la Unión Industrial Argentina (UIA) salía ayer a pedir que los cortes de gas sean “compartidos” por todos los sectores y no sólo por la industria. Los dirigentes empresariales argumentaron que ya hay más de 350 grandes fábricas paralizadas en todo el país.

Fuentes del sector energético revelaron que el sistema de transporte de gas ya “está operando al máximo posible”, inyectando unos 130 millones de metros cúbicos a las empresas distribuidoras.

Por otra parte, el secretario de Hidrocarburos de Mendoza, Walter Vázquez, confirmó ayer que en la provincia se tuvo que “restringir” el expendio de GNC para automóviles debido a que la demanda residencial superó las previsiones.

El funcionario indicó que en los departamentos de Malargüe, San Rafael y Alvear (donde viven unas 500 mil personas en total) están expendiendo GNC con sólo un surtidor, lo cual genera colas de hasta 500 metros para cargar.

Sobre los problemas con la luz en “algunos sectores del país”, el secretario de Hidrocarburos de Mendoza explicó que se producen porque un 50 por ciento de la energía eléctrica se produce con gas.

“Hubo una merma a algunas centrales térmicas y por eso hubo una merma en la generación eléctrica del país, lo cual nos llevó a importar de Paraguay y Brasil la semana pasada”, indicó el funcionario que responde al gobernador Celso Jaque.

A su vez, miles de cordobeses se quejaron ayer en los medios radiales y televisivos de esa provincia mediterránea debido a “reiterados y prolongados cortes de luz” durante las noches y las mañanas.

Radios de la capital cordobesa recibieron las quejas de usuarios residenciales de energía eléctrica de Villa Carlos Paz y Río Ceballos, y de los barrios capitalinos Juan Pablo II, Müller y San Roque, entre otros.

El vocero de prensa de la Empresa Provincial de Energía Eléctrica (Epec), Adrián Calvo, intentó minimizar el impacto de los cortes sobre los hogares, pero reconoció que “hubo inconvenientes”.

En declaraciones al portal de internet Cadena 3, Calvo dijo que la empresa “ha tenido inconvenientes en el centro” de la provincia, donde tuvo que realizar “maniobras para cambiar un transformador”.

El funcionario también reconoció que se están registrando “picos de consumo”, y argumentó que éstos se registran como consecuencia del mayor uso de energía a partir de la falta de gas envasado.

Comentarios