Edición Impresa, El Hincha

Oferta insuficiente

Manuel Usandizaga se reunió con Marcelo London, dirigente de Boca, pero la negociación no prosperó.

Por ahora, Jesús Méndez seguirá en Central. Es que ayer, pasado el mediodía, Manuel Usandizaga se reunió en Capital Federal con Marcelo London, vicepresidente del departamento fútbol de Boca, y recibió una oferta insuficiente por el pase del mediocampista. Así, el encargado del departamento fútbol de Rosario Central dio por “caída” la posible operación. De todos modos, esto no significa que a Boca ya no le interesa comprar el pase de Méndez. Pero sí que existen marcadas diferencias, al menos en la primera instancia de la negociación, entre lo que quiere Central por el pase de Jesús Méndez y lo que por ahora propone Boca para adquirirlo.

Y si bien nadie entregó una versión oficial sobre el ofrecimiento boquense, trascendió que el dinero estaba muy por debajo de lo que pretenden los de Arroyito. Pero además, London puso sobre la mesa varios nombres de futbolistas, muchos de ellos muy jóvenes, que no interesan a Central como refuerzos. Algo similar había sucedido a mitad de año, cuando los auriazules fueron por los préstamos de algunos jugadores de Boca que le interesaban a Ariel Cuffaro Russo. En esa oportunidad, el vice de Central, Juan Carlos Di Felice, se reunió con dirigentes xeneizes para preguntar por los préstamos de Juan Krupoviesa, Luciano Monzón, Cristian Chávez y Lucas Viatri. Y le terminaron ofreciendo nombres de futbolistas que estaban por debajo de estas pretensiones.

En principio, y volviendo al tema Méndez, los canallas esperaban recibir algo más de dos millones y medio de dólares por el pase del volante, del que poseen el ciento por ciento tras haberlo adquirido hace un año y medio.

El interés de los xeneizes por contratara a Méndez está instalado en el ambiente futbolero desde hace varios días. Es más, el capitán canalla recibió un llamado de parte de Boca para ponerlo al tanto de la situación.

Sabiendo que estaba en carpeta de los boquenses como posible refuerzo para el torneo que viene, Méndez se reunió con algunos dirigentes auriazules y les hizo saber que, si llegaba una importante oferta de parte de Boca, que favoreciera a ambas partes, entendía que era un buen momento como para emigrar.

Inclusive, el padre de Jesús, José Méndez, se contactó en la sede de calle Mitre con algunos directivos la semana pasada para ponerlos al tanto de la posibilidad de que su hijo pase a jugar en el club de la ribera.

Comentarios