El Hincha

Newell's

Oferta insuficiente por Lisandro Martínez

Defensa y Justicia le envió una propuesta a la Lepra para comprar el 50 por ciento del pase, aunque los 600 mil dólares ofrecidos no satisfacen en el Parque y la dirigencia leprosa rechazó la oferta


Lisandro Martínez se fue a préstamo a Defensa y Justicia porque no tenía lugar con Juan Manuel Llop, y en el Halcón se afirmó como titular y hoy es una de las figuras del equipo de Juan Pablo Vojvoda.

Y a partir de ese buen rendimiento, la entidad de Florencio Varela le envió una propuesta a Newell’s para comprar el 50 por ciento del pase, aunque los 600 mil dólares ofrecidos resultan insuficientes y la dirigencia leprosa rechazó la oferta.

El préstamo de Licha Martínez fue sin cargo, pero con una opción de compra de un millón de dólares por la mitad del pase. Y Newell’s no va a moverse de esa cifra. Caso contrario, no ve con malos ojos el retorno del defensor, más allá de que ese lugar está cubierto por Fabricio Fontanini.

Defensa y Justicia tiene tiempo hasta el 31 de mayo para enviar el telegrama para hacer uso de la opción, pero si lo hace, deberá pagar el millón de dólares contado, porque la Lepra en este caso no será flexible ya que pretende retener al jugador de 20 años.

El zaguero zurdo apenas jugó un partido en el Parque, en el cierre del torneo pasado ante Godoy Cruz, con Vojvoda como técnico interino.

Con Llop no tuvo chances y por eso la dirigencia y el juez Bellizia acordaron su préstamo a Defensa, donde se consolidó y jugó 22 partidos, con buenos rendimientos, lo que llevó al propio Vojvoda a solicitarle a los directivos del Halcón que hagan un esfuerzo y compren al futbolista, aunque el millón de dólares parece ser demasiado, aunque no hay que descartar que al final la plata aparezca.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.