Ciudad

Dentistas y pandemia

Odontólogos se movilizaron para pedir mejores aranceles y medidas de bioseguridad

Un nutrido grupo de profesionales autoconvocados entregó un petitorio a la Asociación Odontológica de Rosario y al Colegio, en el marco de una numerosa movilización. Advierten que es una profesión de riesgo frente al Covid-19 y que su trabajo se encuentra afectado luego de 71 días de aislamiento

Foto: Franco Trovato Fuoco

Odontólogos de Rosario se movilizaron y concentraron este viernes frente a la Asociación Odontológica de Rosario (Asor) en Rioja al 1600 y el Colegio, por calle 9 de Julio a la misma altura, para visibilizar reclamos económicos y de bioseguridad, en el contexto de pandemia y aislamiento social.

La protesta de los dentistas tiene varios ejes. Uno de ellos es el reclamo de ayuda sanitaria, es decir materiales de bioseguridad y un protocolo frente al Covid-19. Y otro es por la crisis económica, tras 71 días de aislamiento social y la consiguiente merma de consultas, un reclamo que apunta a los aranceles de entidades como Asor, el Colegio, las obras sociales y al Estado. Al respecto, exigen una ley de arancelamiento y aseguran que necesitan una gran cantidad de descartables por el coronavirus, que no pueden costear porque son importados y a precio dólar.

Odontólogos: otra profesión que se siente desamparada en tiempos de coronavirus

“Estamos reclamando a las instituciones intermedias que manejan la mayor cantidad de obras sociales”, dijo Norma Cáceres, vocera de un numeroso grupo de autoconvocados que entregó un petitorio con reclamos.

La odontóloga criticó a Asor por la falta de respaldo en la coyuntura actual. “Pedimos asamblea de manera inmediata para ver qué es lo que se está firmando en nombre de los odontólogos de Rosario. Esta institución llamada Asor ha dejado de ser una institución sin fines de lucro para pasar a ser una empresa”, señaló en diálogo con Radio Nacional Rosario.

“Ellos tienen laboratorio dental, materiales dentales, equipamiento radiológico. Sólo les han quitado trabajo a los odontólogos. Y han firmado contratos basura con aranceles paupérrimos y con cobro de hasta nueve meses de atraso”, apuntó Cáceres contra la entidad que nuclea a los profesionales.

“Nosotros venimos desde el día cero de la cuarentena reclamando por materiales de bioseguridad porque nuestra profesión es de alto riesgo. Algunas obras sociales nos han fijado un monto más alto por la consulta (en tiempos de) Covid-19 pero todavía no tenemos claro en qué plazo lo vamos a cobrar. Tenemos que invertir mucho dinero para no ser un factor de contagio, porque si lo somos y generamos una cadena de Covid los únicos que van a pagar los platos rotos van a ser nuestros odontólogos”, advirtió la referente, en el marco de una protesta inédita por la gran convocatoria.

El comunicado

La crisis del Covid-19 ha puesto en evidencia la situación del sistema de salud odontológico en este momento. Los odontólogos trabajan a 30 centímetros de bocas ajenas, la principal vía de transmisión del Covid-19 a través de microgotas que expulsan al estornudar o toser los pacientes. Además al utilizar turbina-tornos-rotatorio en cada prestación odontológica se genera C.A.S. (coeficiente de aerosolización) que es un spray que contiene agua, saliva, sangre y restos del diente del paciente, el cual es respirado y salpicado hacia la cara, ojos y cuerpo del odontólogo.

Todos estos microorganismos (Covid19, herpes, sida-VHI, tuberculosis, hepatitis, etcétera) son altamente contagiosos y ha llevado a la OMS a declarar a la Odontología como profesión de riesgo.

Existen los protocolos necesarios para asegurar la bioseguridad tanto del paciente como del personal de salud en la atención odontológica. Algunas de estas cosas ya se realizaban, otras están puestas en marcha para que el consultorio sea un lugar seguro para todos, desde la sala de espera, recepción hasta la finalización y pago de la prestación.

Las medidas de protección llegaron para quedarse y nos enfrentamos a un cambio de paradigma en la forma, tiempo, costo y capacitación para realizar la actividad bajo normas similares a un quirófano.

En tal sentido y haciendo un resumen mencionaremos los puntos a gestionar:

  • Declarar a la Odontología Profesión de riesgo: por lo expresado arriba a nivel microbiológico y el stress psicosocial-visual-postural sufrido por el odontólogo, la OMS ya la ha decretado profesión de riesgo, seguido por algunas provincias argentinas como Tucumán y otras, buscamos que Santa Fe adhiera a esta postura con el objetivo de llegar a un reconocimiento Nacional.
  • Declarar Protocolo de bioseguridad de uso obligatorio para efectores públicos y privados.
  • Exigir la capacitación, calificación, certificación y control de cumplir estas normas ante entes privados y públicos; accionando y abriendo la cuarentena a medida que se logren los objetivos necesarios de bioseguridad y ausencia de contagios. Además de celebrar aranceles igualitarios para [email protected] , sin beneficiar entre prestadores o diferentes circunscripciones.
  • Establecer una lista de aranceles éticos mínimos y considerar cualquier prestación realizada por debajo de estos costos, incurre en tomar atajos ,evitando pasos fundamentales de dicha práctica asegurando una malapraxis y dolo.
  • Que Obras Sociales, entidades nucleadoras y prepagas actualicen los aranceles en base fija a la inflación y/o dólar (nuestros insumos son dolarizados) sumando además los costos y tiempos necesarios para cumplir con el nuevo protocolo.
  • Acompañar y representar a sus colegiados en la reforma o excepción hacia el odontólogo de la ley 11089 de desregulación de honorarios profesionales.
  • Registro de contratos siguiendo los lineamientos ejemplares de otros colegios de odontólogos como el distrito Buenos Aires
  • El profesional deberá ocupar un cargo en las comisiones directivas de no más de una Institución. La doble o triple función produce carencias en su accionar y monopolios.
  • Que A.F.I.P. permita en la facturación desglosar y diferenciar materiales y costos de honorarios, ya que ante dicha facturación a obras sociales y particulares, reflejan valores irreales con respecto al honorario cobrado; elevando así a una categoría monotributista mayor que no responde a la realidad.
  • Que Provincia y Nación articulen los medios para equipar al personal de salud tanto de insumos como equipamiento , desgravando IVA, Impuesto dólar importación, otorgando créditos a tasa 0, subsidios o la forma viable posible para alcanzar el equipamiento y luego exigir el objetivo. 
  • Disminuir el costo administrativo por debajo del 5% ya que es tomado de la facturación total, no refleja la ganancia del odontólogo y es excesivo.
  • Respetar los aranceles mínimos dictados por el colegio de odontólogos y aumentar el número de consultas al año como el paciente necesite.
  • Que Obras Sociales, entidades nucleadoras y prepagas actualicen los aranceles en base fija a la inflación y/o dólar (nuestros insumos son dolarizados) sumando además los costos y tiempos necesarios para cumplir con el nuevo protocolo.
  • Universalización de nomencladores prestacionales.
  • El débito de la prestación será por auditoria compartido con el profesional y en caso de producirse el débito total o parcial, la obra social deberá abonar la consulta.

Nuestra profesión con enorme esfuerzo y solidaridad ha acompañado y contribuido acatando las normativas, respetando protocolos y hoy buscamos la representatividad que nuestro colegio debería darnos para elevar nuestra profesión.

Comentarios