Edición Impresa, El Hincha

Juan Manuel Fangio: obras y mejoras

Por Diego Mussetta / Leandro Rosati.- El Hincha recorrió el predio junto a Miguel Pedrana, actual subsecretario de Gobierno municipal y la máxima autoridad del circuito.


Rosario recuperó con la remodelación del autódromo “Juan Manuel Fangio” su lugar dentro del automovilismo deportivo nacional tras la exitosa reinauguración con la presencia del Súper TC 2000. Pero el rugir de los motores no se detendrá. Es que en 13 días (del viernes 29 de este mes al domingo 2 de septiembre) la ciudad recibirá al Top Race V6 y sus categorías teloneras en un acontecimiento que volverá a convocar a multitudes en el trazado ubicado en la zona oeste.

De cara a la llegada de la tercera categoría del automovilismo argentino, las autoridades del autódromo trabajan a pleno tratando de cumplir con las obras que pidió la Comisión Deportiva Automovilística (CDA), entidad que fiscaliza las competencias deportivas en el país.

Ayer, El Hincha recorrió el “Juan Manuel Fangio” junto a Miguel Pedrana, actual subsecretario de Gobierno municipal y presidente del autódromo, quien se encargó de enumerar los avances que se están realizando en el circuito y en las adyacencias.

Luego de las distintas inspecciones que tuvo el autódromo en las últimas semanas, la obra imprescindible para que arribe el Top Race V6 a la ciudad es el emparejamiento del asfalto en la entrada a la curva uno. Para eso, se necesita un trabajo previo que están realizando los ingenieros, mientras que en los próximos días se colocarán 225 toneladas de asfalto, lo que permitirá corregir la entrada a la curva. Precisamente, este sector fue el más criticado por los pilotos del Súper TC 2000 cuando reinauguraron el circuito hace tres meses.

Otra de las principales obras que necesita el autódromo es la construcción de un puente peatonal que conecte el ingreso de boxes con la zona de espectadores. Sin embargo, y pese a que la construcción comenzará en días, es casi un hecho que no estará habilitado para esta competencia.

“Hace un par de semanas empezamos con los trabajos previos y también se realizaron las perforaciones pero la lluvia nos impidió poder arrancar con las colocación de los pilotes, aunque eso podría empezar el próximos lunes. Veremos si se pude colgar, no queremos tener ningún error. También hay que probarlo y luego habilitarlo. Por eso es complicado y muy difícil que llegue para el día de la carrera”, aseguró Pedrana con una mueca de bronca debido a la demora por el mal tiempo que está azotando a Rosario y la zona por estos días.

Con respecto a la mitigación de ruidos en el autódromo, las autoridades tienen planeado realizar dos obras en la entrada a las curvas 9 y 1, donde se colocarán bloques de doble pared metálica con cámara de aire y material acústico para la protección sonora. El financiamiento será a través de espónsors que tendrán el nombre en la cartelería, tanto hacia adentro del circuito como hacia afuera.

Además, en la jornada del martes se concretó el alargamiento del alambrado perimetral que cubre los boxes, una obra pedida por los organizadores para la protección de las personas que están en la torre de control.

Mientras que se sacó el alambrado de la curva 2 y se le dio apertura al terraplén lindero con el complejo Palos Verdes, algo que mejora la seguridad hídrica del predio y también la seguridad en caso de que un auto despiste.

El presidente del autódromo también explicó que se realizaron obras más pequeñas, y que tal vez no sean tan visibles, pero hacen que el autódromo cumpla con todas las normas. Por eso, se colocaron más pianos y sobreanchos de pista para facilitar mayor velocidad en las curvas y mejorar la seguridad de los pilotos. También se agregaron gomas para aumentar la seguridad y nuevos taludes de tierra para mejorar las condiciones de seguridad del espectáculo.

Al ser consultado sobre la construcción de un trióvalo en el futuro, Pedrana analizó: “Hay que ver cuál es el paladar de los amantes del automovilismo. Pero si me dan a elegir creo que debe haber un alargue del autódromo que sería de 900 metros. Todos los pilotos y preparadores coinciden con esta teoría. Igual todo es para un mediano y largo plazo. Ahora hay que pensar en usar el autódromo para que todos lo puedan disfrutar y después empezar a proyectar”.

Comentarios