Edición Impresa, Mundo, Últimas

Obispo de Bélgica admitió haber abusado de un menor

El jefe de la Iglesia católica de Brujas dimitió después de reconocer haber cometido un crimen sexual.

El obispo de Brujas (norte de Bélgica) Roger Vangheluwe dimitió tras haber reconocido que había “abusado de un joven” de su entorno hace varios años, anunció ayer la Iglesia católica de Bélgica a través de una carta del religioso. En tanto, el papa Benedicto XVI aceptó su dimisión, según informó El Vaticano.

“Cuando aún no era obispo y también un tiempo después, abusé sexualmente de un joven de mi entorno cercano. La víctima todavía está marcada”, afirmó monseñor Vangheluwe en una carta leída por un responsable de la Iglesia belga durante una conferencia de prensa.

Según el obispo, “la tempestad mediática de estas últimas semanas”, cuando se multiplicaron denuncias de crímenes sexuales por parte de miembros de la Iglesia católica, “ha reforzado el trauma”, por lo que “no es posible continuar en esta situación”.

“Este elemento será resentido con dolor por la comunidad católica de Bélgica, somos conscientes de la crisis de confianza que esto va a engendrar en muchas personas”, declaró durante una conferencia de prensa el jefe de la Iglesia belga, monseñor André Joseph Léonard, con la voz entrecortada por la emoción.

Con esta decisión, la Iglesia belga quiere “dar vuelta la página respecto a la época no tan lejana, en la Iglesia y en otras partes, en la que se prefería el silencio”, añadió el primado de Bélgica.

La Iglesia pidió a todos los autores de abusos sexuales que denuncien sus actos ante la justicia, y a las víctimas que presenten querellas contra ellos.

Por su parte, el papa Benedicto XVI aceptó esta semana la renuncia de éste y otros obispos involucrados directa o indirectamente en los escándalos de pedofilia, y expresó un mensaje a los católicos de todo el mundo de que la Iglesia no tolerará nunca más que curas abusen sexualmente de menores.

La renuncia del obispo belga fue aceptada en base a una norma canónica que se emplea en casos excepcionales.

La norma fue aplicada en al menos seis ocasiones en el último mes y autoriza el retiro por “enfermedad” o por “otras razones graves”, sin especificar cuáles.

En tanto, Vangheluwe es el primer obispo que renuncia por estar directamente involucrado en el abuso sexual de un menor tras la ola de escándalos que azota a la Iglesia católica de Europa y Estados Unidos desde el inicio de este año por los curas pedófilos y que se ha extendido a Sudamérica.

Comentarios