Edición Impresa, Mundo, Últimas

Obama avisa: la Otán evalúa intervención militar en Libia

La alianza atlántica que encabeza EE.UU. no descarta acción armada “contra la violencia” de Gaddafi. Libia: Gadafi intenta retomar el control de puertos petroleros

El presidente estadounidense, Barack Hussein Obama, advirtió ayer que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otán) evalúa una respuesta militar a la crisis en Libia y que el líder libio Muamar Gaddafi y su entorno serán considerados responsables de cualquier violencia que continúe en el país del norte de África. Además, en una intervención ante periodistas en la Casa Blanca, Obama anunció que su gobierno enviará 15 millones de dólares más en ayuda humanitaria para Libia.

Obama sostuvo que Washington estará “del lado del pueblo libio” mientras enfrentan esta violencia “inaceptable”, en alusión a la represión de una revuelta por parte de Gaddafi.

“Quiero enviar un mensaje muy claro a aquellos que están alrededor del coronel Gaddafi. Será su decisión cómo operen de aquí en adelante. Y serán considerados responsables por cualquier violencia que siga teniendo lugar” en Libia, dijo Obama en declaraciones en el Salón Oval.

“Tenemos a la Otán consultando en Bruselas en torno a una amplia gama de opciones, incluyendo potenciales opciones militares en respuesta a la violencia” en Libia, avisó el mandatario estadounidense, sentado junto a la visitante primera ministra de Australia, Julia Gillard, informó la cadena de noticias CNN.

Obama dijo la semana pasada que Gaddafi perdió legitimidad por haber atacado a su propio pueblo y debe renunciar de inmediato.

Estados Unidos envió ya 10 millones de dólares de ayuda humanitaria para Libia la semana pasada, impuso sanciones al gobierno libio y movilizó fuerzas navales hasta las costas de Libia para presionar a Gaddafi.

En Libia, líderes de la revuelta contra Gaddafi renovaron pedidos para que la Otán imponga una zona de exclusión aérea sobre el país a fin de neutralizar a la aviación del líder libio, que en los últimos días multiplicó sus ataques y logró frenar el avance de los insurrectos, que no tienen aeronaves, sobre Trípoli.

El secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, subrayó que la medida, además de requerir aval de la ONU, debería ser precedida por ataques para eliminar la aviación de Gaddafi y llevará semanas para ser organizada.

El secretario general de la Otán, Anders Fogh Rasmussen, dijo en Bruselas que la alianza atlántica “no tiene ninguna intención de intervenir en Libia” por ahora, pese a un intenso “planeamiento prudente” para “cualquier eventualidad”.

“Estos ataques extendidos y sistemáticos contra la población civil pueden constituir crímenes contra la humanidad”, dijo Rasmussen en conferencia de prensa en el cuartel general de la Otán.

“No puedo imaginarme a la comunidad internacional y a la ONU permaneciendo ociosos si el coronel Gaddafi y su régimen continúan atacando a su propio pueblo, sistemáticamente”, agregó.

En París, fuentes diplomáticas dijeron que Francia y el Reino Unido preparan una resolución sobre la imposición de una zona de exclusión aérea para presentarla ante el Consejo de Seguridad de la ONU, posiblemente esta misma semana, aunque aún no se decidió si presentarla a consideración del Consejo de Seguridad de la ONU.

La falta de consenso entre los miembros de la Otán está presente también en las evaluaciones sobre la crisis.

Comentarios