Ciudad, Edición Impresa

Nuevo boleto con polémica

La Intendencia enviará al Concejo un proyecto para aumentar el costo en la tarifa del transporte urbano. Desde el arco opositor criticaron la medida pidiendo “mayor creatividad” y un “rediseño del servicio”.

Desde la Secretaría de Servicios Públicos anunciaron ayer que esta semana enviarán al Concejo Municipal un proyecto para aumentar el costo del boleto del transporte público de pasajeros. El encargado de dar la noticia fue el subsecretario de esa área, Pablo Seghezzo, quien habló de la necesidad de una suba frente a los aumentos que se vienen registrando en los distintos costos, tanto operativos como salariales. “Si bien el valor de la tarifa tendría que estar en 2,10 pesos para equilibrar la ecuación costo-beneficio, estamos pensando en valores menores que rondarían los 1,80 o 1,90 peso por viaje”, destacó. Esto tuvo su inmediata repercusión en la oposición donde, desde un amplio abanico de opiniones, pidieron “mayor creatividad” al Palacio de los Leones, “reclamos más fuertes por subsidios” y, entre otras opciones, un “rediseño del servicio”.

En defensa del pedido de aumento Seghezzo recordó que “la última suba se produjo en agosto de 2008”. “Hay un desfase entre el costo y lo que se cobra que ronda los 50 centavos. Igual hay que aclarar que esto no va a ser absorbido por la tarifa ni se va a traspasar al usuario. El precio real es de 2,10 pesos pero no se va a proponer esa cifra. Estamos pensando en valores menores”, agregó.

“Todos los componentes aumentaron entre un 22 y un 23 por ciento en mano de obra, combustible, unidades, y se hace difícil sostener un sistema sin incrementos de la tarifa; si bien conseguimos un aumento en los subsidios no se cubre el aumento sufrido en estos dieciocho meses”, continuó.

Ante el anuncio, sacándose de encima el letargo producido por el verano, la oposición mostró su desacuerdo con lo propuesto por el Palacio de los Leones.  El concejal del socialismo auténtico-Proyecto Sur, Alberto Cortés, dijo que “se esperaba que el Ejecutivo mandara algún mensaje al respecto”. “El tema es que el costo del sistema de transporte en un 75 por ciento lo pagan los usuarios y el resto está compuesto por subsidios tanto nacionales como provinciales y municipales. Lo que pasa es que cuando se plantea un aumento en el valor del pasaje lo que queda demostrado es que estamos ante un desfase entre los costos y lo que ingresa. Me parece que no habría que depender tanto de los subsidios nacionales y pensar de qué manera se puede colaborar desde la provincia o el municipio. Aumentar el boleto cayendo siempre sobre el bolsillo de la gente, que en definitiva es la que usa el sistema urbano de transporte público, demuestra poca creatividad a la hora de buscar soluciones”, subrayó a este diario.

Desde la Unión Cívica Radical, Jorge Boasso no ahorró críticas contra la administración socialista a cargo del municipio. “No sé qué es lo que va a mandar el Ejecutivo al Concejo. Yo lo que voy a pedir es un estudio de costo de boleto diferenciado por empresas porque estoy seguro que el que está más interesado en el aumento es el empresario (Miguel) Lifschitz porque tiene dos empresas altamente deficitarias como lo son la Semtur y la seudo Mixta. Y sobre esta última digo seudo porque ya prácticamente no quedan capitales privados”, ironizó.

“Lo único que vengo viendo desde hace años es siempre más de lo mismo y nunca una propuesta superadora. Siempre solucionan todo aumentándoles los costos a los usuarios, que terminan siendo año tras año los más perjudicados. Lo que yo propongo es la unificación de las dos empresas, ya que prefiero tener una antes que dos ineficientes. Otra cosa que propongo es un urgente llamado a licitación para que el sistema sea manejado por manos privadas, ya que queda demostrado que cada vez que la Municipalidad toma algún negocio lo termina convirtiendo de manera indefectible en algo deficitario y que da pérdida”, deslizó.

Algo más cauto, desde el justicialismo, Arturo Gandola comentó: “Vamos a mirar el estudio de costos que envíe  el Ejecutivo para analizarlo, ver si tiene visos de realidad y si el aumento en los distintos rubros es así. Vamos a pedir algunas precisiones, ya que según han manifestado en distintas oportunidades, tanto el Ejecutivo como las empresas privadas, cualquier suba en el costo del pasaje hace caer la cantidad de pasajeros. Por eso es importante evaluar esto para que en realidad, con una suba, no se termine perjudicando aún más al sistema de transporte público”.

“Nosotros vamos a analizar todo con detenimiento actuando como una oposición sensata. Si es cierto que ha habido aumentos en los costos (y sabemos que los hubo más que nada en el tema salarios) y éstos ameritan una suba eso será discutido. La cuestión ahora es tener números para evaluar la situación”, añadió.

Desde el bloque Encuentro por Rosario, el edil Fernando Rosúa pidió que se busque “financiamiento en la Nación o en la provincia porque los sistemas de transporte de todo el mundo están subsidiados”. “Hay que mantener el boleto bajo y financiar el sistema de transporte. El modelo actual de la Municipalidad fracasó. Hay que ir a un modelo subsidiado en un 50 por ciento por el Estado. El transporte debe ser una política de Estado y no una política de negocios”, explicó.

Por su parte, la concejala del PRO, Laura Weskamp, pidió una “reformulación del sistema de transporte, porque, si no, en poco tiempo estaremos ante un nuevo pedido de capitalización y de aumento de boleto. Es por eso que el subsidio tiene que ser mayor”, sintetizó.

En tanto, el representante de Santa Fe Federal en el Palacio Vasallo, Diego Giuliano, también pidió que se diseñe “un nuevo servicio”. “Hay falta de imaginación del oficialismo. Cree que aumentando el boleto se soluciona el problema cuando en realidad es todo lo contrario. Hay que subir más gente con un mejor servicio. Hay que gestionar más subsidios pero ésa no es la única solución. Mejorando el transporte se subirán más pasajeros”, comentó.

Comentarios