Ciudad

Impecable

Nueva Oportunidad: se capacitó y abrió su propia barbería en barrio Alvear

El joven es una de las 1.200 personas que se capacitaron en el distrito Sudoeste durante 2018. Dice que quiere ampliar el local y vivir de su oficio


Es una mañana fresca de verano en barrio Alvear y Tomás Ferrer abre su local de peluquería y barbería. El emprendimiento llamado Barbershop Judas surgió luego de que hiciera el curso del programa Nueva Oportunidad de la provincia. Abre todos los días o cuando los vecinos del barrio necesitan un nuevo corte de pelo o un retoque en la barba. Según su familia, Tomás no tiene horarios, y está disponible cuando lo necesitan. “Siempre quise cortar el pelo. Mi papá, como veía que me gustaba, me compró una máquina y empecé a cortarle el pelo a mis amigos hasta que me comentaron de los cursos que se iban a dar en el Centro Comunitario Sagrada Familia. Está en la cuadra donde vivo, no lo dudé y me anoté. No sabía que podía ser una salida laboral, pero durante los meses que duró el curso me di cuenta que me gustaba cada vez más y fue así como decidí abrir este espacio de a poco”, cuenta.

A Tomás le llamó la atención que el curso era no solo de peluquería, sino también de barbería, un oficio que le generaba curiosidad. “Estoy agradecido con el curso del Nueva Oportunidad por todo lo que aprendí y porque me dio la posibilidad de tener mi emprendimiento. Hice nuevos amigos con los que compartimos la misma pasión”, dice mientras atiende a unos de sus fieles clientes.

Tomás está contento y explica que el trabajo en el barrio llega por el boca a boca. “Los clientes son personas de mi edad. Mis amigos le dicen a sus amigos y así es como el local se mantiene siempre activo. También vienen mis primos, hermanos y otros familiares”, menciona entre risas.

El joven es el único que tiene una barbería en barrio Alvear. A futuro desea poder agrandar el espacio y lograr pagar las cuentas con el local. “Me gusta es ver el resultado de las personas cuando se van y me dicen que le quedó bien y que se van contentos con su nueva imagen”, señala.

De referencia

El Centro Comunitario Sagrada Familia (Hutchinson 4241) es donde se dictan los cursos de peluquería y barbería. Marina González lo organiza y maneja un comedor al que asisten unos 70 chicos y chicas a diario. “Empezamos las actividades el 20 de agosto de 1991. En ese momento, trabajaba de portera y cuando me jubilé quería seguir haciendo algo por los chicos. Somos un grupo que trabajamos acá porque hay muchas cosas para hacer”, dice González.

Los cursos como el que tomó el joven dueño de Barbershop Judas comenzaron en 2018. Tomás fue de los que primero se anotaron. La mayoría de quienes se anotaron tenían entre 18 y 24 años. “Hay veinte personas anotadas entre mujeres y varones. Es un grupo muy lindo con ganas de progresar”, señala la responsable del centro comunitario. “Es positivo para todos porque les permite una salida laboral. Es una oportunidad invaluable para el barrio”, agrega González.

Verónica Lorea es coordinadora del programa Nueva Oportunidad en el distrito Sudoeste. “Hay muchas personas como Tomás en el distrito. Este programa es la posibilidad de enlazarse con otros jóvenes en instituciones, encontrar un nuevo sentido y generar autonomía. Son procesos únicos y forman parte de la cara oculta de los jóvenes y su potencia”, explica la funcionaria y agrega: “Tomás encuentra dónde desarrollar su talento y transformarlo en su medio vida. Pero eso no lo hace salir del grupo, sino todo lo contrario: es parte de una dinámica que invita y motiva a otros y otras a tomar la oportunidad. En esta dinámica nos encuentra juntos al Estado municipal y a las organizaciones sociales”. Durante el 2018 en el distrito Sudoeste se realizaron 59 cursos que alcanzaron a 1.200 personas.

El curso del Sagrada Familia se retoma en marzo en el CECLA 15 (avenida Nuestra Señora del Rosario 463 bis). No es la única oportunidad para aprender peluquería y barbería. Existe otro curso en el Centro de Convivencia Barrial Itatí (Garibaldi 2592).

La idea

En el marco del Plan Abre, el programa Nueva Oportunidad convoca a jóvenes de entre 16 y 30 años que hayan dejado la escuela, no tengan empleo ni formación en oficios. Les permite capacitarse y participar de espacios de intercambio y reflexión para que adquieran herramientas de inserción laboral y hábitos de convivencia social. A través del programa, unos 8 mil jóvenes se capacitan y vinculan con organizaciones sociales para formarse en un oficio que les dé sustento a sus vidas. “Es una experiencia de intervención integral y territorial que aborda la problemática de jóvenes considerados en altos niveles de criticidad social; promoviendo acciones de reinserción e inclusión social y laboral en el marco de una política de empleo digno, convivencia ciudadana e igualdad de oportunidades”, explicaron desde el municipio. Para conocer más y sumarse al programa, quienes estén interesados pueden acercarse al Centro de Convivencia Barrial (CCB) de su zona.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios