Policiales

Ataques mafiosos

Nueva muestra de solidaridad por ataques a jueces

Distintas Federaciones de Magistrados estuvieron presentes en Rosario para solidarizarse y trabajar en la formación de un protocolo de seguridad para los jueces de la provincia.


Durante la mañana del martes, en el Colegio de Magistrados de Rosario, se realizó un acto de expresión de solidaridad por los ataques intimidatorios a miembros del Poder Judicial. Estuvieron el presidente del Colegio, Gustavo Salvador; el presidente de la Federación Argentina de la Magistratura (FAM), que firmó un convenio de cooperación de con la Asociación de Magistrados Brasileños (AMB); el presidente de la presidente Federación Latinoamericana de la Magistratura (Flam) Walter Barone y María Lilia Gómez Alonso presidenta de la Asociación Nacional de Magistrados, que nuclea a todos los jueces y funcionarios de la justicia nacional y federal. A su vez estuvo José Cerqueira Bremer, magistrado de la localidad brasileña de Curitiba, quien disertó sobre un protocolo de seguridad que aplican en caso de amenazas a jueces en el vecino país.

Salvador habló ante un auditorio de funcionarios judiciales, y agradeció la presencia de todos, en especial de los miembros de las Federaciones que acompañaron la presentación y su par brasileño. Contó que la actividad que llevan adelante es conjunta y se organizó para el abordaje de la problemática que viven hoy los magistrados. Recalcó la necesidad de mostrarse unidos no solo en el ámbito judicial sino con otros estamentos del Estado.

Destacó cómo se involucró en el tema el gobernador Miguel Lifschitz que puso a disposición sus equipos de trabajo y el de los ministros de Justicia y Seguridad “para abordar esta contingencia que nos tiene en una situación inédita en la provincia”, afirmó.

La idea es que se trate de un primer avance en el diseño de políticas de seguridad en materia de la magistratura y la función judicial, aseguró y le dio la palabra a su par Barone. El magistrado contó las experiencias que tuvieron en otros países y la preocupación de la Federación Latinoamericana de Magistrados por lo que está pasando en Rosario.

Explicó que hubo casos anteriores, especialmente en Brasil dónde se produjeron muertes de magistrados por lo que se creó un protocolo mínimos de seguridad que la Flam aprobó en 2015 que luego fue expuesto por el juez Cerqueira Bremer.

Los protocolos que ofrecemos como orientación, son protocolos de varios niveles que van de orientación a los jueces en relación a cómo actuar en el día a día, en su vida privada y en el trabajo. También medidas inmediatas que deben o pueden ser adoptadas según el nivel de riesgo en el caso concreto. A su vez, desde la Federación recomendaron la creación de una oficina de inteligencia para el análisis de lo que pasa en la criminalidad organizada para intentar prevenir lo que puede pasar con los jueces y funcionarios judiciales.

En cuanto al incremento de hechos de esta naturaleza en Latinoamérica en los últimos años Barone entiende que el origen principal es la criminalidad organizada. El crecimiento de ella y la falta de estructura de algunos países para enfrentar esta situación. Explicó que en algunos países no existía el problema como en el nuestro y en otros los gobiernos no ofrecen la estructura necesaria y el Poder Judicial no puede abarcar solo el problema.

En cuanto a los atentados vinculados a magistrados rosarinos el funcionario entendió que las amenazas son muy graves y serias pero analizando la situación desde otro lado, resaltó lo favorable, es decir la estructura que se está formando para enfrentar esta situación, dijo.

Ariza explicó que la presencia de Barone en la Argentina “denota que los hechos que estamos viviendo marcan un punto de ruptura que no debemos consentir, ni afrontar con naturalidad. Al contrario estamos reaccionando y queremos el restablecimiento de la normalidad”. Dijo que el acompañamiento de la totalidad del campo judicial nacional y de la magistratura denota que el problema ha trascendido los límites de la República.

Esperemos prontamente una respuesta y poder edificar estas estructuras de prevención y consolidación de la integridad física que tienen estas actividades, aseguró

Mientras que María Lilia Gómez Alonso dijo que todos los que están vinculados a la Justicia “debemos unirnos para enfrentar el flagelo de la corrupción”, aseguró. Llega la corrupción porque todos los delitos son trasnacionales, no quedan dentro de las fronteras sino que transitan por los distintos países, lamentablemente debemos tomar el ejemplo de quienes nos precedieron en estos temas y por suerte están estos protocolos que sirven de base para iniciar un trabajo más sencillo, dijo. Agregó que todos debemos estar comprometidos, todas las áreas de gobierno pero también la ciudadanía. La sociedad tienen que decir: no queremos esto. No vamos a defender a nadie, no vamos a ocultar ningún dato. Tenemos que ponernos de pie para que ésta situación no salga de la circunscripción Rosario y se expanda por otras provincias, concluyó.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios