Política

Horas extra de la Policía

Nueva imputación en la causa por las escuchas a Pullaro

El 30 de octubre la Justicia imputará al fiscal santafesino Roberto Apullán por los delitos de falsedad ideológica, incumplimiento de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad. Su colega María Laura Martí ya había sido acusada con los mismos cargos


Para Pullaro, la investigación sobre las horas extras de la Policía santafesina y la filtración de las escuchas fueron armadas “con fines políticos”.

El fiscal santafesino Roberto Apullán será imputado el 30 de octubre en el marco de las investigaciones que lleva adelante la Justicia provincial por las escuchas ilegales realizadas el año pasado al ministro de Seguridad de la provincia Maximiliano Pullaro.

Al fiscal Apullán lo imputarán por los delitos de falsedad ideológica, incumplimiento de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad. La investigación está a cargo de los fiscales rosarinos Gustavo Ponce Asahad y Juliana González.

Apullán y su colega María Laura Martí llevaron adelante, en 2017, una investigación sobre presuntas irregularidades en las horas extras de la Policía provincial. En el marco de esa causa, los fiscales santafesinos lograron autorización del juez Nicolás Falkenberg para intervenir el teléfono del ministro Pullaro.

En las grabaciones –que fueron filtradas a los medios– se escuchan las conversaciones que mantuvo el ministro de Seguridad con el jefe del Ministerio Público de la Acusación Jorge Baclini, el fiscal regional de Santa Fe Carlos Arietti y el gobernador Miguel Lifschitz, entre otros.

Para el ministro Pullaro, la investigación sobre las horas extras de la Policía santafesina y la filtración de las escuchas fueron armadas “con fines políticos”. Por ese motivo, en noviembre del año pasado denunció ante la Justicia a los fiscales Apullán y Martí.

Por la misma causa, el pasado 5 de octubre  la justicia imputó a Martí por los delitos de falsedad ideológica de documento público, abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Los fiscales rosarinos que investigan a sus colegas de Santa Fe entienden que ambos falsearon el contenido de la solicitud de intervención telefónica que fue presentada el 29 de septiembre de 2017 al juez de la Investigación Penal Preparatoria Falkenberg, quien otorgó el permiso para intervenir el teléfono del ministro Pullaro sin conocer su identidad.

Ante la divulgación de esas grabaciones, Pullaro hizo una denuncia penal el año pasado para pedir que se investigue cómo se filtraron las escuchas en las que se habla de la detención del ex jefe de la Unidad V de la Policía, Adrián Rodríguez, en el marco de una investigación judicial por las horas extra de la Policía.

El ministro de Seguridad se constituyó como querellante de la causa y acusó a los fiscales Apullán y Martí de montar una operación política para desprestigiarlo, en un presunto pacto con “sectores oscuros” de las fuerzas de seguridad de la provincia.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios