Política

Violó arresto domiciliario

Nueva denuncia contra el represor Eduardo “Tucu” Costanzo

Una segunda denuncia por violar la prisión domiciliaria llegó este lunes a los Tribunales Federales de Rosario contra el ex agente de inteligencia condenado por delitos de lesa humanidad cometidos en la última dictadura militar. Este martes, a las 9, el TOF 1 considerará la primera imputación.


Este viernes se viralizó la foto en la que se lo ve a Costanzo en la calle con su mujer y el carrito de las compras.

Una segunda denuncia por violar la prisión domiciliaria llegó ayer a los Tribunales Federales de Rosario contra Eduardo Rodolfo “Tucu” Costanzo, ex agente de inteligencia condenado por delitos de lesa humanidad cometidos en la última dictadura militar. Alicia Bernal, querellante en la causa del centro clandestino de detención La Calamita de Granadero Baigorria, llevó al Juzgado una nueva filmación del viernes, el mismo día que se viralizó la foto en la que se lo ve a Costanzo en la calle con su mujer y el carrito de las compras.

Intimidación

Bernal también denunció la intimidación que ella y los reporteros de La Garganta Poderosa sufrieron en la puerta de la casa del represor. “Me habían citado para hacer una nota y a los dos minutos llegó un hombre en un auto y nos empezó a increpar diciendo que estábamos alterando la paz de este genocida”, contó Bernal en diálogo con El Ciudadano.

Audiencia para este martes

La Justicia federal convocó para este martes a las 9 a una audiencia en la que fiscales y defensores analizarán la primera denuncia. La querella, que no fue invitada a ser parte, pide que se revoque la domiciliaria de manera automática.

Bernal hizo la primera denuncia el viernes a las 8.20 en el Tribunal Oral Federal 1. Llevó fotos en las que se ve a Costanzo en la calle caminando con el carrito de las compras y su mujer. También aportó un video en el que pagaba en la caja del supermercado del barrio. La noticia se viralizó durante todo el día, a horas de un nuevo aniversario del golpe de Estado de 1976. A las 18 de ese mismo día, dos reporteros de La Garganta Poderosa llegaron a la puerta de la casa del ex agente y lo vieron en la misma situación, con el carrito de las compras y la mujer. Lo filmaron, él miró a cámara y entró.

A los 15 minutos llegó Bernal, que había sido citada para una nota. La acompañó su hijo y una amiga. Entrevistados y entrevistadores se pararon a un costado de la casa y apenas empezó el reportaje llegó un auto. “No tenía patente adelante. Estacionó, bajó un hombre y dejó la puerta abierta. Nos dijo que no podíamos estar ahí, que estábamos molestando. Decidimos irnos por nuestra seguridad”, dijo Bernal.

Este lunes a la mañana hizo la segunda denuncia y esta vez las abogadas incluyeron el pedido de revocación automática de la domiciliaria. “Soy querellante hace 12 años. Costanzo está condenado por muchas cosas, entre ellas múltiples homicidios. Por mi seguridad y la de las querellas no puede estar con domiciliaria porque no la respeta. A eso se suma que tiene el poder de llamar a alguien que a los dos minutos esté en la puerta intimidándonos”, explicó.

En la denuncia también pidieron ser parte de la audiencia de este martes, a la que no fueron convocadas como querellantes. “Es una atribución del juzgado que participen sólo la defensa y la Fiscalía, pero estamos hablando de delitos de lesa humanidad y las querellas siempre fuimos parte”, opinó.

Para Bernal, Costanzo tiene la impunidad garantizada: “El Poder Judicial ni siquiera mandó ese día un patrullero a constatar la denuncia que hice a la mañana. A la tarde seguía haciendo lo mismo como si nada”.

 

 

Si te gustó esta nota, compartila