Ciudad, El Hincha

Luto en el fútbol

“Nuestro equipo es como el Trinche”: en Reggio Emilia, Italia, Carlovich también es leyenda

En Europa la muerte violenta del Trinche no pasó desapercibida: "Acá Carlovich es una leyenda. Salió la noticia que murió y me empezaron a mandar WhatsApp un montón de amigos de acá de Italia. «Qué año de mierda, el Trinche se murió!». Las imágenes inmortales del mito rosarino en la Reggiana


El Trinche también es leyenda en Italia.

Especial para El Ciudadano

Federico López Campani es argentino y apasionado por el fútbol. Es fanático de Atlanta desde que nació y un seguidor enfermo de la Reggiana desde que se instaló en el norte de Italia, en la localidad de Reggio Emilia, en 2003. Está muy lejos de Tablada, pero cerca de la pasión que hoy recuerda al Trinche.

Hace poco, Federico fue parte de un informe de El Ciudadano sobre el coronavirus en Italia, con muy buenos datos sobre lo que había pasado en esa región. Este viernes, chateábamos sobre una nota de la pandemia en Ecuador, que también tenía algún condimento futbolero. Y mientras hablamos, me entero del fallecimiento de Carlovich. En ese momento, sin que yo le diga nada del tema, López Campani me escribe desde Italia: “Che, es verdad que murió el Trinche?”. Cuando le digo que sí y que acá es una noticia de mierda, me sorprende con anécdotas y fotos.

En una de las imágenes, la cara del Trinche pintada con stencil, en un portón del viejo estadio de la Reggiana. “La pintada hace una banda que está. Acá Carlovich es una leyenda. Salió la noticia que murió y me empezaron a mandar WhatsApp un montón de amigos de acá de Italia. “Qué año de mierda, el Trinche se murió!”, me ponen”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos gentileza Federico López Campani

Y no todo terminaba ahí: “Una vez un lunes a la noche, en la cancha vi un tipo grande italiano, en la platea de la Reggiana, con la remera de Carlovich, que arriba decía Esta noche juega el Trinche”.

Enseguida me manda más imágenes que harían emocionar a la barra charrúa: “Los flacos en el club hicieron una calcomanía con su cara y el rombo en azul y rojo, con el escudo nuestro de nuestro grupo”, relata Federico.

La Reggiana, que supo tener años en la primera división jugando con Milan o Juventus, milita ahora en la Serie C. En 2018, inclusive, cuando un inversor norteamericano que llegó al club decidió retirar su apoyo, quebró. El club tuvo que cambiar oficialmente de nombre y mudarse de estadio, pero la pasión quedó intacta. “Uno mis amigos de la hinchada –cuenta Campani– dice que nuestro equipo es como el Trinche. Que no nos hace falta jugar en la Primera A para ser felices con el fútbol. Que por eso se identifican con él”.

En Reggio Emilia y lejos de los tablones del charrúa, Tomás Felipe Carlovich también es leyenda.

Comentarios