Ciudad, Edición Impresa

Fauna urbana

“Nuestra misión es rescatar los animales adultos en riesgo”

Soledad Zabala, de la asociación Madrinas y Padrinos de Matute, contó cómo trabajan desde hace tres años en la ciudad. La ONG tiene más de veinte miembros, se dedica a sanar, alimentar y dar en adopción canes callejeros de todas las edades.


No hay un censo sobre la cantidad de animales que están abandonados a su suerte. Con sólo caminar por las calles de la ciudad se pueden ver perros en cantidad, algunos en buenas condiciones físicas, pero otros en situaciones deplorables. A veces forman grupos, pequeñas jaurías, y ladran a los vehículos que pasan. Pero no ha habido reportes de comportamientos agresivos con las personas, más bien todo lo contrario: suelen seguir, incluso en grupo, a caminantes que pasan, como esperando que se les conceda una chance de salir del abandono. Y la hay: desde 2013 la asociación civil Madrinas y Padrinos de Matute se dedica al rescate de animales adultos en riesgo, para encontrarles un hogar definitivo. “No somos un refugio, todos los gastos de guardería, de atención veterinaria y de alimentación de nuestros rescatados son de los aportes de nuestros socios y de las donaciones recaudadas en alcancías y eventos”, explica a El Ciudadano Soledad Zabala, miembro de la ONG.

Soledad es una de los, hasta ahora, 22 integrantes de la asociación que eligen no seguir de largo ante la fauna urbana en riesgo. Y cuenta que la asociación civil tiene dos guarderías, una en Rosario que sólo recibe hembras, y otra en Roldán: allí residen canes hembras y machos que están atravesando situaciones delicadas de salud, y que allí además tienen atención veterinaria.

“Hacemos hincapié en el control de los adoptantes. El objetivo es que el perro forme parte de la familia, que sea un miembro más y se adapte al lugar. Cuando adoptan un perro se hace un contrato de adopción; eso requiere que la persona sea mayor de 18 años, que tenga el DNI y que figure la dirección. Nuestra ONG se hace cargo de llevarlo al domicilio del adoptante para constatarlo, y a partir de allí se le hace un seguimiento”, detalla Zabala.

Actualmente tienen 16 animales, entre ellos 12 adultos y cuatro cachorros; a pesar de que sólo se dedican a los adultos en riesgo.

Soledad expresó que la ONG no sólo trata de rescatar a los animales, sacarles fotos y pedir ayuda a través de las redes sociales, sino que hay un compromiso, una historia y un objetivo: sacarlos del estado de abandono, llevarlos a un veterinario y, cuando se mejoren, buscarles adoptantes.

“Nos pasa en muchas oportunidades que recibimos denuncias de maltrato animal y lo primero que hacemos es constatar de que sea real lo que nos plantean. Hubo muchos casos que les pegan a los animales, cuando se van de vacaciones los dejan solos en la terraza por varios días o cuando se mudan, los dejan abandonados en esa casa. Muchas veces tuvimos que intervenir, y nos encontramos con reacciones tremendas como querer pegarnos con cadenas o amenazarnos con armas”, lamentó la mujer.

En la asociación civil Madrinas y Padrinos de Matute hay abogados, contadores, estudiantes y otros que se dedican a armar la página de Facebook: cada uno aporta su granito de arena y de esa manera todos cumplen un papel fundamental. “Nuestra misión –dice Soledad– es el rescate de animales adultos en riesgo, y nuestra ONG se identifica con el color naranja. Este año fue difícil para todos, tanto en lo laboral como en lo económico, porque se acortaron las colaboraciones de las empresas debido a la recesión económica”.

La ONG está todos los sábados, de 10.30 a 13.30, en la plaza San Martín –Córdoba y Dorrego– con las campañas de adopción, junto a otras protectoras.

“Hoy hay más compromiso que antes, la gente se anima a participar, intervenir, y colaborar. Pero siempre falta”, concluye Soledad.

Cómo ayudar

Quien quiera colaborar con la ONG Madrinas y Padrinos de Matute puede hacerlo aportando desde medicación para perros adultos hasta alimento balanceado, pipetas para combatir las pulgas y garrapatas, cuchas para los comunitarios (los que viven en la calle), apadrinar a algún animal (comprometerse a pasearlo, pagar una parte de la guardería o darle tránsito) o adherirse como socios colaboradores, entre otras cosas. Pueden comunicarse vía Whatsapp al 156-898-080.

Dónde denunciar

Para realizar denuncias en la Oficina de Maltrato Animal del Ministerio Público Fiscal hay que dirigirse a Montevideo 1968 con DNI y algún elemento probatorio de ese tipo de situaciones. Se busca así también evitar cadenas en redes sociales, ya que muchas veces el “escrache” sirve también para que el infractor se cubra. Los procedimientos se realizan en atención la ley de Protección Animal –la 14.346, más conocida como ley Sarmiento– que considera delitos y sanciona los maltratos o actos de crueldad hacia los animales.

Comentarios