Espectáculos

“Sep7imo día - no descansaré”

“Nos convertimos en guardianes de nuestra historia”

En una charla íntima Charly Alberti y Zeta Bosio contaron qué significa “Sep7imo día - no descansaré” en el recorrido de Soda Stereo y adelantaron detalles de algunas de las escenas del show.


Zeta Bosio y Charly Alberti son una parte fundamental de Sep7imo día – no descansaré el show del Cirque du Soleil que desembarcará en Rosario el viernes 17. Ellos no sólo son (junto al recordado Gustavo Cerati) Soda Stereo, la banda que la compañía de fama internacional decidió homenajear, sino que trabajaron codo a codo con ellos, adaptaron sus temas, vieron los ensayos e hicieron un recorrido por su propia historia. “Hoy nos toca vivir una etapa en la que nos convertimos en guardianes de nuestra propia historia. Decidimos qué hacer y qué no, para que lo que se cuente sea real”, dijo  Alberti a El Ciudadano.

“Éramos una banda que no se repetía, en la creatividad estaba el espíritu. Por eso Séptimo día, por la creación”, explicó el baterista sobre el título del show centrado en la potencia que la formación tenía como trío. “Esta obra permite reproducir el triángulo que formábamos Gustavo, Zeta y yo. Michel Laprise (quien ideó el espectáculo) tomó eso y puso a la gente dentro de ese triángulo”, adelantó el músico.

“Estuvimos en casi todos los estrenos (en las distintas ciudades). Hicimos un trabajo muy comprometido con la música. Al principio venía Michel de Canadá y nos mostraba las cosas que estaban preparando y no entendíamos nada. Tuvimos que aprender todo un diccionario de palabras circenses. No sabíamos bien qué pasaba y eso se plasmó en el primer ensayo. Nos quisimos matar porque, la verdad, es que más allá de todo lo que habíamos trabajado fuimos al ensayo y no sonaba”, confesó Alberti. Y continuó Bosio: “Michel estaba súper calmado y nos decía: «Esto va a salir bien»”. Y volvió Alberti: “Y nosotros llorábamos ¿Cómo que tenemos que mezclar todo de nuevo? Y así fue, terminó siendo algo muy poderoso. La obra es muy abierta. Para que la gente lo entienda no es ni un recital de Soda ni un espectáculo circense, es un show donde ambas cosas se potencian”.

Un recital en vivo

Según adelantó la dupla, la música del espectáculo está planteada como un recital en vivo. “Tenemos los canales (de sonido) separados y se mezcla como si fuese Soda en vivo. En los otros shows del circo la música acompañaba las obras, acá la obra está armada por la música”, dijo Alberti.

“Hay que ir con la cabeza abierta. El espectáculo pasa de momentos de euforia y mucha energía a momentos que parece el Teatro Negro de Praga, con gran delicadeza. Si no estás enganchado, esa te la perdiste”, advirtió el baterista.

Revisitar la historia

Para diagramar Sep7imo Día los miembros del Cirque du Soleil recorrieron los lugares donde se gestó Soda. “Fueron a la casa de Gustavo (Cerati) y a la mía, a los lugares donde ensayábamos. Una vez que hicieron todo ese trabajo vinieron y nos dijeron: «La historia es de ciencia ficción». Porque es la historia de una banda que fue muy famosa en Latinoamérica pero que el resto del mundo no conoció, eso lo hace una historia de ciencia ficción”, relató Zeta explicando por qué el show transcurre en un mundo de fantasía. “Se trató de entrelazar las historias de los fans de Soda Stereo, porque esto es un regalo para ellos. La banda sigue viva no porque haya trabajo de marketing o porque nosotros la nombremos sino porque está en el corazón de la gente. Porque cantan nuestras canciones. Michel Laprise enlazó todo eso y creó este espectáculo desde la emoción”, aseguró Bosio.

Para estar atentos

El show cuenta con 14 cuadros basados en los temas más emblemáticos de Soda, entre ellos “De música ligera”, “Té para tres”, “Signos” y “Persiana americana”. Consultados sobre los números que más le gustaron o llamaron la atención, Alberti y Bosio deslizaron algunos detalles: “«El temblor» (número basado en el tema “Cuando pase el temblor” editado en el 85) es un cuadro maravilloso. Es para el público”, adelantó el baterista mientras que Bosio destacó “Hombre al agua” donde “hay un chico que se sumerge en una pileta y hace apnea. Está 3 minutos sin respirar”.

“Cuando hicimos la música para ese cuadro nosotros queríamos que esa parte sea más larga y no nos dejaban. No entendíamos por qué hasta que nos dimos cuenta que el tipo se ahogaba”, agregó entre risas.

Una nueva página

“Esto es algo diferente que sucede después de algo que nos golpeó y que nos golpea cotidianamente porque, la verdad es que el dolor es permanente”, aseguró Alberti haciendo referencia a la partida de Gustavo Cerati en 2014. “Pero lleva a la banda a un lugar donde ni nosotros ni la gente nos hubiéramos imaginado. Pensar que una compañía del prestigio y la calidad del Cirque du Solei, que hizo homenajes a The Beatles o Michael Jackson, de pronto se fije en Soda Stereo lleva a esta historia, que de por sí fue genial, a otro lugar. Creo que es un capítulo diferente, inesperado pero fascinante”.

“Quizá uno diría que si no hubiese pasado lo que pasó, estaría pensando en otras cosas pero hoy por hoy es una gran idea para seguir disfrutando de la música de Soda desde otro lugar, con un espectáculo a la altura de los conciertos que hacíamos. Nos pone orgullosos poder seguir manteniendo a Soda ahí arriba dignamente”, apuntó Bosio.

“Lo que viene después de esto no lo sabemos –agregó el bajista–. Es una página más pero como todas las páginas de la historia de Soda con una energía que no para de sorprendernos. Cada cosa que hacemos de Soda supera nuestra imaginación y la de la gente”.

“Esta es una etapa en la que con Zeta nos convertimos en guardianes de nuestra propia historia. Porque ¿el circo podría haber hecho este espectáculo sin nosotros? Sí y no. Todos los días hay propuestas para hacer cosas con Soda. Algunas van a suceder, estemos o no nosotros presentes. Lo que sí tenemos bien claro con Laura, la hermana de Gustavo, es que queremos proteger nuestra historia”, concluyó Alberti.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios