Espectáculos

"Están sonando todas las alarmas"

No Te Va Gustar presenta disco en Rosario

Emiliano Brancciari y Denis Ramos, vocalista y trombonista de la banda, se encontraron con la prensa local en una conferencia de prensa para adelantar el show del sábado


Fotos: Juan José García

“Creo que vamos camino hacia algo mejor. Todos estamos concientizándonos, muchos hombres se dan cuenta de lo que viven muchas mujeres y eso nos va a llevar a un mundo mejor seguro”, dijo Emiliano Brancciari, vocalista de No Te Va Gustar (NTVG), sobre la lucha contra la violencia y las desigualdades de género que se extiende a nivel mundial. Desde 2005, la banda lleva adelante una campaña para concientizar y visibilizar los abusos y la discriminación que sufren las mujeres, algo que se vio materializado en el tema “Nunca más a mi lado” que se conoció en 2010.

“Desde 2005 venimos trabajando porque empezamos a darnos cuenta de que había un problema, que era grave, y del que no se hablaba. Después, en 2010, grabamos por primera vez una canción que tenía que ver con eso, en un momento en el que se hablaba un poco más. Hoy en día estamos mucho más cerca de que la gente esté informada de lo que ocurre. Igualmente estamos muy lejos, lejísimo de la situación ideal pero por lo menos se está empezando a visualizar el tema”, agregó el vocalista en una conferencia de prensa en la que el jueves, junto al trombonista Denis Ramos, adelantaron detalles de su nuevo disco titulado Suenan las alarmas.

El material, que debutará esta noche en Rosario, nació como un conjunto de canciones y una de ellas, “Guante blanco” (que habla de corrupción), le dio el título: “Creemos que están sonando todas las alarmas en todos los sentidos, está todo al borde del colapso, desde lo político, lo social, lo económico, el cambio climático, las relaciones interpersonales, la violencia. En todo parece que estuviésemos al borde de algo de lo que ya no hay vuelta atrás. Dada la intensidad de las letras y de todo lo que teníamos para decir en estos tiempos de turbulencia, terminamos poniéndole ese nombre”, dijo Brancciari.

El disco fue grabado en Montevideo, Buenos Aires, Nueva York y Brooklyn, y contó con la producción artística a Héctor Castillo, el venezolano cuatro veces ganador del Grammy latino por Ahí vamos y Fuerza natural de Gustavo Cerati. “Queríamos un cambio de sonido, modernizar el audio y la verdad que lo hizo con creces. Él nos llevó hacia donde nosotros queríamos. El disco terminó yendo a un lugar diferente que era lo que estábamos buscando”, dijeron los músicos que en el transcurso de la charla aclararon que son una banda independiente y que los tiempos entre un disco y el otro (normalmente sacan un nuevo material cada dos o tres años) está determinado por “el ciclo vital que tiene el grupo”.

“La esencia del grupo es buscar siempre mejorar artísticamente”, aseguró Brancciari mientras que, tras la consulta sobre el público argentino, Ramos apuntó: “El público argentino es más pasional, futboliza mucho más todo. En Uruguay cuesta más que sigan a una banda nueva, pero si les gusta, te lo hacen saber con aplausos que es lo más lindo”.

NTVG surgió en el 94 en Montevideo editando su primer disco en el 99. Durante sus primeros años fue logrando un lugar en su país desembarcando en Argentina en 2004. “Vivimos en un país muy influenciado por dos gigantes como son Brasil y Argentina pero que también tiene su propia identidad, sus propios ritmos urbanos. De esa mezcla surge lo que hacemos. Obviamente que el rock argentino fue de gran influencia para nosotros”, explicaron sobre el estilo de la formación.

Suenan las alarmas tiene varias perlas entre sus letras, algunas más generales, otras más introspectivas y algunas dedicadas o inspiradas en hechos ocurridos en los últimos años como es el caso de “El mundo me comió a mi”, que Brancciari le escribió a un amigo que “tuvo un problema con las drogas, con la pasta base, y está preso desde hace un tiempo; cuenta el infierno que tiene que vivir por algo que en su momento eligió pero que después se le fue de las manos. Si bien está basada en él, no es literalmente lo que le ocurre en este momento porque, por suerte, reaccionó y se ve un futuro promisorio y está totalmente consciente de lo que hizo y de cómo quiere que sea su vida”, relató el cantante. Además, el material cierra con el tema “No deja de sonar”, una canción que Guzmán Silveira, el bajista de la banda, le escribió a Marcel Curutchet, el tecladista del grupo fallecido en 2012.

Para agendar

El show será el sábado, a partir de las 21, en el Salón Metropolitano del Alto Rosario Shopping, de Junín 501

Si te gustó esta nota, compartila