El Hincha

Copa Libertadores

No se sacaron ventajas: Boca y River, 2-2 en la ida

Partidazo en La Bombonera. Fue empate en dos. La serie quedó abierta. Todo se define en dos semanas en el Monumental


Partidazo en La Bombonera. Boca igualó ante River en la primera final de la Copa Libertadores. Ábila abrió la cuenta. Pratto lo igualó. Benedetto puso en ventaja al Xeneize sobre el final de la etapa inicial. Pero el Millonario lo empató en el inicio del complemento gracias a un gol en contra de Izquierdoz.

El impulso de Boca por la localía le duró poco. Solamente un par de minutos. Hasta que River se acomodó en el campo. Las dos primeras claras fueron para el Millonario.

Primero un tiro libre de Martínez que Rossi despejó al córner con un vuelo espectacular. Y de ese tiro de esquina un cabezazo de Martínez Quarta que se fue apenas desviado ante la mirada del arquero del Xeneize.

Boca padeció el inicio del partido. Y River continuó con el dominio del juego. El Millonario lo tuvo una vez más. Pero Rossi despejó al córner con otra atajada espectacular un cabezazo de Borré.

Y cuando parecía que el primer tiempo se iba en igualdad sin goles aparecieron las emociones. A los 33 de la primera mitad Ábila venció la resistencia de Armani para poner en ventaja a Boca. Pero a los 35 Pratto lo empató con un remate cruzado ante el achique de Rossi.

Pero la etapa inicial en La Bombonera tenía más emociones preparadas. En tiempo de descuento apareció Benedetto con un cabezazo para poner en ventaja al Xeneize ante la estirada de Armani. Y no hubo tiempo para nada más. Boca se fue con la ventaja mínima sobre River en ese primer tiempo.

El inicio del complemento lo tuvo a River con la pelota pero sin profundidad. Mientras que Boca apostaba al contragolpe.

Hasta que una fatalidad le costó caro a Boca. Centro al área de Martínez que Izquierdoz peinó en su propio arco para vencer la resistencia de Rossi a los 16 del complemento para darle el empate a River.

El empate anestesió por completo el partido. Aparecieron las variantes en ambos equipos. Y la final ya no fue la misma.

Solamente una atajada espectacular de Armani sobre Benedetto cuando se moría el partido cambió el ritmo de un segundo tiempo que nada tuvo que ver con la etapa inicial.

Fue empate en dos en La Bombonera en un duelo que fue de mayor a menor. La serie quedó abierta. Todo se define en dos semanas en el Monumental.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios