Política

Gravísimo

“No se puede hablar del atentado contra la vicepresidenta sin hablar de la escalada de violencia”

El ministro de Justicia, Martín Soria, se despegó de las convocatorias del oficialismo para bajar decibeles y responsabilizó a la oposición por el intento de magnicidio: “Necesitan este clima de violencia y odio”, sostuvo. Y citó al propio Macri en una alegoría sobre "muertos"


El ministro de Justicia de la Nación, Martín Soria, apuntó contra la oposición en medio de la investigación del intento de atentado a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y los llamados al diálogo que proponen algunos dirigentes del oficialismo. “Creo que necesitan este clima de violencia y odio”, acusó el funcionario, citando los últimos dichos del ex presidente Mauricio Macri, quien “dijo que está dispuesto a hacer lo que haya que hacer aún si tiene que haber muertos”. Soria lo resaltó y amonestó: “Eso tendría que preocupar a toda la Argentina”.

El ministro mantuvo una postura distante ante un posible llamado al diálogo entre el oficialismo y la oposición, que incluso podría pasar por una reunión entre Cristina y Macri. “No se puede hablar del atentado contra la vicepresidenta sin hablar de la escalada de violencia simbólica y política, la persecución y el intento de proscripción que venimos viviendo en los últimos días. No se puede separar una cosa de la otra”, sostuvo Soria.

Hasta el momento, por el ataque a Cristina hay cuatro detenidos: Nicolás Carrizo, apuntado como el supuesto jefe del grupo que integraban los atacantes; Fernando Sabag Montiel, quien gatilló dos veces contra la vicepresidenta sin éxito; Brenda Uliarte, pareja del anterior, cuya identificación era la venta de algodón de azúcar rosa, y Agustina Díaz, amiga de Uliarte, a quien le detectaron mensajes que dejan en claro que estaba al tanto de intento, colaboraba en la organización y lamentó que fallara.

Pero para Soria la movida es más amplia. “No se puede minimizar un atentado contra la vicepresidenta hablando de la banda de Los Copitos o un grupo de lúmpenes. Lo que verdaderamente está ocurriendo es que la violencia de los discursos generó que una persona vaya e intente asesinar a Cristina”, marcó el ministro.

“Alguien los financia, alguien les facilitó los medios, alguien les pone las cámaras y los abogados. Estos personajes no son autoconvocados, hay algo más detrás”, insistió Soria.

En estos días, se conoció que Gastón Marano, ahora ex asesor del senador Ignacio Torres de Juntos por el Cambio en la Bicameral de seguimiento de organismos de Inteligencia, se convirtió en el abogado de Carrizo.

En paralelo se suma el alegato de la Fiscalía en la causa Vialidad con un pedido de 12 años de cárcel e inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos que no se corresponde a las evidencias presentadas en el proceso judicial –no las hubo– que esta semana continnúa con la exposición de los abogados y terminará con la palabra de la vicepresidenta el viernes. “Quedó claro cómo los fiscales mintieron y manipularon la prueba para poder acusar a la vicepresidenta e involucrarla en esta causa que busca la proscripción”, sostuvo Soria.

El ministro de Justicia cuestionó a los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola, y a Rodrigo Giménez Uriburu, uno de los jueces de la causa, por sus vínculos con dirigentes de la oposición. “Este juicio es llevado adelante por jueces y fiscales que jugaban al fútbol con Mauricio Macri. Eso no está bien ni es normal. En un país serio, la Justicia debería ser imparcial”, concluyó

Comentarios

10