El Hincha, Newell's Old Boys

Liga Profesional

El partido entre Newell’s y Boca se suspendió por las condiciones climáticas

El partido entre Newell’s y Boca fue suspendido a causa de la lluvia caída sobre la Bombonera que anegó el campo de juego. El árbitro Patricio Loustau tomó la decisión y resta saber el horario de la reprogramación del encuentro para este lunes


Rodrigo Valle

El partido entre Newell’s y Boca fue suspendido a causa de la lluvia caída sobre la Bombonera que anegó el campo de juego. El árbitro Patricio Loustau tomó la decisión y resta saber el horario de la reprogramación del encuentro para este lunes.

La previa del partido

La victoria leprosa ante Central Córdoba se Santiago del Estero entresemana trajo alivio, en especial por el gol de Maxi Rodríguez, que significó un soplo de felicidad para los hinchas, golpeados por una temporada para el olvido. Pero esa alegría tuvo un desenlace inesperado.

La Fiera entendió que debía anunciar el final de su carrera, y la angustia se apoderó de todos en el Parque. Pensar en un Newell’s sin Maxi resulta raro, desde aquel regreso en 2012, para formar parte de un grupo que salvó a la Lepra del descenso y lo coronó campeón, Maxi pasó a ser un símbolo de todo lo que estaba bien en el Parque, y en los momentos de malos resultados deportivos, tenerlo en el plantel, aunque algunos entrenadores prefirieron que viera los partidos desde el banco, siempre fue la imagen de la esperanza de algo mejor.

En medio de este cimbronazo anímico, Newell’s visita a Boca, un equipo que llega necesitado de una victoria para conseguir la clasificación a la Libertadores sin depender de ganar la Copa Argentina.

Boca cayó ante Independiente y las críticas llovieron sobre Sebastián Battaglia. El entrenador ya no tiene una coraza protectora y cada derrota penetra fuerte. Por eso hoy pondrá en cancha un equipo con nueve cambios. Sí, casi modifica la totalidad del plantel, una clara señal de aceptar su error en el partido pasado, o ceder ante los reclamos periodísticos y de los hinchas de Boca.

En total serán nueve las variantes que ensayará Battaglia con los ingresos de Eros Mancuso por Luis Advíncula, Carlos Zambrano por Lisandro López, Marcos Rojo por el suspendido Carlos Izquierdoz, de insólita expulsión ante Independiente, y Frank Fabra por Agustín Sandez, es decir que excepto el arquero Agustín Rossi, cambiará toda la defensa.

En el mediocampo Jorman Campuzano ingresará por Alan Varela, Juan Ramírez por Cristian Medina y Edwin Cardona por Eduardo Salvio. En la delantera regresará la dupla que componen Sebastián Villa y Luis Vázquez por Cristian Pavón y Briasco, lo que seguramente le dará otro potencial al equipo.

En Newell’s la movida será menor. Si bien Taffarel no confirmó el equipo, es probable que Franco Escobar ingrese por Tomás Jacob, y habrá que ver si el DT arriesga con un José Canale que no está en plenitud física o pone en cancha a Facundo Mansilla, de buen ingreso ante los santiagueños.

Tal vez haya alguna variante arriba. Garro no termina de asegurarse un lugar y Francisco González puede ser una opción, incluso el juvenil Nazareno Funez, que apenas suma minutos en Primera pero es delantero de área, a diferencia de los otros dos.

Taffarel sabe que perdió bastante terreno en la carrera para ser el entrenador en el próximo torneo. Pero un buen resultado ante Boca podría darle un buen espaldarazo para volver a estar bien posicionado. Así está Newell’s hoy, con dudas sobre quién lo dirigirá el próximo año, y con la certeza de saber que ese entrenador ya no contará con Maxi Rodríguez. Y eso genera angustia, sin dudas.

Comentarios