Ciudad, Política

Mostró los dientes

No mueve el rabo con docilidad: el perro Camaro no paró de ladrar a Bullrich

La ministra de Seguridad de la Nación pasó un momento incómodo en el Destacamento Móvil 2 de Gendarmería en Rosario. Al labrador negro pareció no gustarle la presencia de la funcionaria en la conferencia de prensa.


Mi perro dinamita está fiero como un tártaro 
y gruñe no! 
rechaza no! 
no mueve el rabo con docilidad 
ni da la patita, ni hace el muertito 
y aúlla este rock’n roll!

La letra de ‘Mi perro dinamita’, un histórico hit de Patricio Rey y los redonditos de ricota, bien podría adaptarse a la situación que le tocó vivir a la ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich, cuando el perro labrador Camaro no paró de ladrarle durante su presencia en el Destacamento Móvil 2 de Gendarmería Nacional en Rosario.

La ministra de Seguridad pasó por al lado de dos perros labradores, ambos de color negro. Pero uno de ellos, Camaro de seis años, dio a entender que no le gustó la visita de la funcionaria.

El can no paró de ladrar luego de que Patricia Bullrich pasara frente a él. Ni siquiera el gendarme que lo tenía con una correa pudo controlar sus excesivos ladridos.