Región

Oil Combustibles

“No le importan los trabajadores”, advierten desde el gremio

El gremio de los petroleros que pelea por la situación de los 450 trabajadores de la refinería de Oil en San Lorenzo criticó la posición del gobierno nacional por forzar a través de la Afip la quiebra de la empresa, sin proponer plan de pago ni moratoria


“No es lo mismo que quiebre una panadería a que quiebre una refinería”, ilustró Brizuela.

Al cabo de una jornada de lunes calificada como Día D, la refinería sanlorencina Oil Combustibles quedó al borde de la quiebra. Y dejó conclusiones desalentadoras por parte de los sindicalistas que estuvieron este lunes en Capital Federal al frente de las negociaciones por la continuidad productiva y laboral de la empresa.

“Ayer (por el lunes) quedó en claro la postura dura del gobierno nacional a través de la Afip de no proponer plan de pago, moratoria ni levantar embargos, dejando a la refinería al borde de la quiebra”, ratificó Héctor Brizuela, secretario de asuntos legales de la Federación Sindicatos Unidos, Petroleros e Hidrocarburíferos (Supeh), sobre la reunión decisiva del lunes entre el juez comercial Javier Cosentino, los interventores judiciales de la empresa y los funcionarios representantes del organismo de recaudación fiscal.

Brizuela no ahorró críticas por el tratamiento que el gobierno nacional le viene dando a la crisis de Oil Combustibles. “Los trabajadores no llegamos a comprender la situación del Estado nacional. Esa es la importancia que le están dando al tema, llevando a funcionarios de segunda línea a reuniones definitorias. Creíamos que a la audiencia con el juez iban a asistir funcionarios como (Alberto) Abad o al futuro director (Leandro) Cuccioli. Indefectiblemente, el camino de la refinería es la quiebra”, lamentó el sindicalista.

Por otra parte, Brizuela anticipó que “con mucho esfuerzo, los interventores garantizaron el pago del sueldo de marzo para los primeros días de abril”. Y en ese sentido señaló que, más allá de las negociaciones de los gremios y del propio gobierno provincial con la petrolera estatal YPF, “nadie quiere invertir ni poner un peso en este proceso de quebranto de la refinería”.

“No es lo mismo que quiebre una panadería a que quiebre una refinería”, ilustró Brizuela. “Nos van a dejar un gran problema ambiental a los sanlorencinos y tampoco les importa lo que sucede con los trabajadores”, recriminó.

Los gremialistas del Sindicato Unidos Petroleros e Hidrocarburíferos (Supeh) y del Sindicato de Petróleo, Gas Privado y Biocombustibles, que nuclean a los 450 trabajadores de Oil Combustibles, acompañaron al intendente sanlorencino Leonardo Raimundo en la reunión con el ministro de Trabajo de la Nación Jorge Triaca.

Para el próximo jueves quedó agendada una nueva audiencia en Capital Federal. “Pedimos que notifiquen al ministerio de Medio Ambiente y a la Secretaría de Energía sobre la situación desesperante en la que quedó la refinería”, apuntó Brizuela.

Si te gustó esta nota, compartila